Wednesday :: 20 / 08 / 2014

AdemásBLOGS | REGISTRO | MIRÍADA X | TRADUCTOR | MAPA DEL SITIO

Noticia : Según estudios

Consecuencias de derrumbes pueden prevenirse

De 250 estudios de suelo o geotécnicos para permisos de construcción en Medellín, aproximadamente el 70% son deficientes y carecen del mínimo rigor técnico.  Esa fue una de las principales conclusiones de un estudio realizado por la Facultad de Minas de la Universidad Nacional en Medellín, contratado por la Secretaría de Planeación Municipal.


ImprimirImprimirEnviar a un amigo EnviarPDFPDF

“Solo el 30% restante fue realizado por alguien que sabía del tema. En una segunda fase revisaremos con el Departamento de Planeación del municipio de Medellín, por qué sucede esta situación”, precisó Hernán Martínez, docente de la Facultad de Minas. Estas cifras se suman a los estudios realizados por la Facultad de Minas entre 2008 y 2009, en los que se evidenció que un 10% de las laderas del Valle de Aburrá se pueden considerar peligrosas, en el sentido de que se pueden generar deslizamientos.

La causa principal que hace que una ladera sea propensa a los derrumbes, llamados técnicamente movimientos en masa, es que los suelos no tengan una buena resistencia. Pero la intervención del hombre también es un factor importante. Todo esto hace, según el experto, que haya susceptibilidad cuyo detonante es la lluvia. Según explicó Martínez, Medellín y sus municipios circundantes reúne todas las condiciones geológicas, de clima y geográficas, para que ocurran derrumbes: “Tenemos montañas con inclinaciones muy fuertes, suelos residuales que en algunas ocasiones no son de muy buena calidad y aguaceros. Esa combinación siempre va a producir deslizamientos”, dijo.

El docente reiteró que los derrumbes en el Valle de Aburrá son muy comunes y continuarán siéndolo, seguidos por tragedias que se han agudizado en los últimos meses. Uno de los casos más trágicos fue el ocurrido en el barrio La Gabriela en el municipio de Bello, donde el pasado 5 de diciembre perdieron la vida 82 personas. El profesor recomendó construir en terreno plano, pues precisamente los resultados de los estudios mencionados anteriormente evidencian que desde el punto de vista técnico no se realizan los análisis adecuados.

“El día que la gente del común entienda que detrás de un deslizamiento muy probablemente hay una causa humana, alguien que planeó mal, que se puede prevenir y que se sabe cómo hacerlo, en ese momento los constructores, los dueños, inclusive los compradores, van a despertar una conciencia y tal vez en ese momento las cosas empiecen a cambiar”, afirmó.






RSS   


Comentarios para esta noticia

 

Publicidad