Noticias

5 competencias que todo docente del siglo XXI debe tener

      
5 competencias que todo docente del siglo XXI debe tener.
5 competencias que todo docente del siglo XXI debe tener.  |  Fuente: Shutterstock

Existen competencias que todo docente del siglo XXI debe tener, pues las nuevas tecnologías han causado cambios profundos en la relación entre las personas y el aprendizaje. Descubre cuáles son.

Mejora tu nivel académico estudiando la Maestría en Tecnologías Digitales Aplicadas a la Educación

Solicita información ahora

Hoy en día se puede enseñar y aprender en todo momento y en todo lugar, a través de distintos tipos de herramientas y plataformas. Sin duda, esto requiere una adaptación por parte de los docentes, quienes deben acompasar estos cambios si quieren aprovechar las oportunidades que brindan estos canales en materia pedagógica.

La Doctora en Innovación Educativa Marcela Gómez Zermeño, comentó a Universia México que “el desarrollo de las tecnologías ha modificado el acceso a la información y transformado sustancialmente la adquisición, almacenamiento y difusión del conocimiento” lo que conlleva un gran potencial para “construir sociedades más democráticas y promover el libre flujo de información e ideas en el mundo entero”.

La especialista asegura que en un mundo global donde la ‘constante es el cambio’, los docentes deben ser capaces de adaptar continuamente en su práctica educativa, las metodologías de enseñanza en función de los objetivos de aprendizaje que se desean lograr.

Según escribe en Edutopia la experta en enseñanza de inglés Tsisana Palmer, estas son las competencias que no pueden faltar en un docente del siglo XXI:

 

1. Aprender nuevas tecnologías

Para Gómez Zermeño, saber utilizar las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) “es una competencia básica para la vida, al igual que la lectura, la escritura y las matemáticas”. Un docente del siglo XXI debe saber transmitir estos conocimientos a los alumnos, y para ello necesita aprenderlos por sí mismo.

La buena noticia es que las nuevas herramientas y aplicaciones son cada vez de uso más intuitivo y amigable para el usuario, por lo que ya no es necesario ser un experto en informática para dominarlas.

Experimentar con recursos y redes sociales que nunca has probado antes te llevará a encontrar maneras innovadoras e interesantes de transmitir conocimientos, y tus alumnos seguramente lo agradecerán.

 

2. Brindar instrucciones personalizadas

Los estudiantes son diferentes, aprenden de manera distinta y poseen habilidades y talentos particulares. A esto se suma que, mediante su celular, Tablet o computador, tienen acceso instantáneo a cualquier tipo de información. Por este motivo, el docente debe, en la medida de lo posible, adaptar las instrucciones a las necesidades de cada alumno. De esta manera, el estudiante se verá sentirá libre y motivado respecto a sus tareas: se sentirá “dueño de su propio aprendizaje”.

 

3. Globalizar el salón de clases

En este mundo interconectado y cada vez más pequeño, tenemos la oportunidad de aprender sobre otras culturas de primera mano. Si en tu clase deben estudiar a Japón, por ejemplo, no lo hagan a través de libros de texto. Utiliza herramientas como Google Earth para “visitar” el país, utiliza las redes sociales para encontrar a un japonés dispuesto a charlar con tus alumnos acerca de su cultura: las posibilidades son infinitas. En lugar de aprender de memoria datos sobre la geografía y la historia de un lugar, los estudiantes tendrán la oportunidad de comprender su cultura de forma más auténtica y memorable.

 

4. Incentivar a los alumnos a producir contenido

Aunque los alumnos de hoy son considerados nativos digitales y tienen un sinfín de herramientas al alcance de su mano, las instituciones siguen pidiendo tareas tradicionales en papel, mientras que los estudiantes solamente utilizan sus dispositivos para comunicarse con sus familias o amigos. En su lugar, incentiva a tus estudiantes a crear y editar videos, infografías y blogs creativos y dinámicos. Estas tareas son las que quedarán en su memoria y desearán compartir con otros, en lugar de terminar en la papelera una vez calificadas.  

Una manera eficiente de incentivar la producción propia por parte de los alumnos es el aprendizaje basado en proyectos. De esta manera, los estudiantes son los encargados de llevar a cabo su propia investigación, contactar a expertos y crear proyectos finales aprovechando todas las herramientas disponibles.

 

5. Digitalizar el aula

En esta época, utilizar papel es cada vez menos necesario. Al mismo tiempo, cada vez existen más plataformas destinadas a digitalizar el salón de clases: Google Classroom, Google Groups, Wiki o Moodle son algunas de ellas. Insta a tus alumnos que suban sus tareas, compartan materiales y participen en debates a través de este medio.

Otra manera de digitalizar el aula es aceptar del uso de dispositivos durante la clase, ya que si son utilizadas de manera adecuada pueden constituir valiosas herramientas de aprendizaje. En lugar de prohibir rotundamente el uso de los teléfonos inteligentes, por ejemplo, puedes dejar que los alumnos los utilicen para buscar nuevo vocabulario.

Si un estudiante te pregunta el significado de una palabra, en lugar de intentar explicarla, dile que la busque por sí mismo en Google y luego le cuente a toda la clase el resultado. De esta manera, es más probable que el alumno incorpore la nueva información y se sienta partícipe de su aprendizaje.

¿Qué otra competencia no le puede faltar a un docente hoy en día? ¡Coméntanos abajo!






Maestría en Enseñanza de las Ciencias Básicas mediada por las TIC

Solicita información




Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.