Noticias

Conoce la técnica “Pomodoro” para hacer más en menos tiempo

      
El nombre de la técnica (
El nombre de la técnica ("tomate" en italiano) se debe a la forma del temporizador que utilizaba su creador.  |  Autor: Luca Mascaro  |  Fuente: Flickr

Creada en los años ’80 por Francisco Cirillo, la técnica Pomodoro –literalmente “tomate” en italiano– propone un método de organización del tiempo que asegura disminuir la fatiga mental, eliminar las distracciones y por lo tanto aumentar tu productividad.

 

Lee también
» 10 estrategias que te ayudarán a ser más productivo en el trabajo
» 3 técnicas que te ayudarán en la toma de decisiones 

 

¿De qué se trata?

La premisa de esta técnica es, a primera vista, muy simple: trabajar sin parar durante 25 minutos en una sola tarea, luego descansar 5 minutos, volver a trabajar otros 25 minutos, y así sucesivamente. Cada una de estas unidades de tiempo de 25 minutos constituye un “pomodoro”, y cada vez que hayas completado 4 pomodoros (100 minutos de trabajo y 15 de descanso) podrás hacer una pausa de 15 a 20 minutos.

La idea es que lleves un registro de cuántos pomodoros puedes completar al día, teniendo en cuenta todas las veces que tuviste el impulso de distraerte o cambiar de tarea.

Los únicos elementos que necesitas son: cualquier tipo de cronómetro, ya sea físico o una aplicación en tu computador o teléfono móvil, lápiz y papel para registrar los pomodoros completados, y un lugar para trabajar donde puedas resguardarte de distracciones innecesarias. Cirillo, el creador de la técnica, se valía de un temporizador de cocina con forma de tomate, y así es como surgió el nombre del método.

¿Parece fácil, verdad? No lo es tanto, ya que esta técnica requiere que cada pomodoro transcurra en un modo de trabajo intenso y sin nada de distracciones: nada de chequear las redes sociales, atender llamadas, ni responder emails.

 

Los beneficios

De acuerdo con la página oficial de la técnica Pomodoro, esta es perfecta para los procrastinadores crónicos, que dejan lo importante para último minuto y no priorizan las tareas importantes antes que las que pueden dejarse para después. Al dividir el día de trabajo en períodos cortos de tiempo, la técnica obliga al usuario a terminar los proyectos importantes sin perder la noción del tiempo o distraerse con nimiedades. A su vez, los descansos periódicos previenen el “burnout” o agotamiento mental excesivo.

Terminar el trabajo en menos tiempo, a su vez, lleva al mayor beneficio que asegura esta técnica: el lograr un equilibrio entre la vida personal y la laboral. “La mayoría de nosotros conoce bien la culpa que trae la procrastinación. Cuando no tenemos un día productivo, es muy fácil sentir que no podemos disfrutar nuestro tiempo libre. Convertirse en un experto en la técnica Pomodoro permite crear un calendario eficiente, lo que te permite disfrutar realmente de tu tiempo libre”, se asegura en el sitio.

Un usuario de esta técnica publicó en el blog de consejos Life Learn que esta modalidad de trabajo le permitió acortar su tiempo de trabajo a un promedio de 16,7 horas por semana, con un total de 8 pomodoros por día: “este sistema cambió mi día de trabajo, y mi vida”, aseguró. No obstante, aclara que estas horas equivalen a su tiempo de trabajo realmente productivo, y no incluyen instancias relacionadas a su labor diaria como asistir a reuniones, contestar emails, atender llamadas y otras tareas que, “aunque son importantes, no requieren tanta concentración”.

Este usuario asegura que es necesario seguir este sistema durante varios días para acostumbrarse a él y descubrir la cantidad de “pomodoros” que mejor se ajustan a tu ritmo de trabajo y de vida. La clave es no obsesionarse ni sentirse frustrado si no puedes completar exactamente la cantidad de trabajo que te habías propuesto.

Vale aclarar que existen líneas de trabajo –aquellas que requieren una constante interacción con otras personas, por ejemplo– que no son compatibles con la técnica Pomodoro. No obstante, si tu trabajo involucra principalmente el contacto con tu computador, y te sientes vulnerable a constantes distracciones, este sistema puede ser perfecto para ti.

 

Algunas herramientas útiles

Existen diversas aplicaciones gratuitas, tanto móviles como para tu computador, que pueden serte de gran ayuda a la hora de experimentar con la técnica Pomodoro.

En tu navegador, puedes añadir extensiones como Strict Workflow o Pomodoro Timer, que instalan temporizadores de 25 y 5 minutos para el trabajo y el descanso respectivamente, así como impiden el acceso a sitios como Facebook o Youtube durante los “bloques” de trabajo.

En tu celular iOS, tienes opciones como Pomodoro Keeper o Pomodoro Time Pro; mientras que el sistema operativo Android ofrece las apps ClearFocus o Clockwork Tomato, entre otras.

Otra recomendación útil es que, durante los 25 minutos de trabajo, emplees el modo avión de tu teléfono, lo que impedirá que te distraigas con llamadas, mensajes u otras notificaciones.

¿Alguna vez empleaste la técnica Pomodoro? ¡Cuéntanos tu experiencia!


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.