Noticias

8 indicios de que precisas vacaciones

      
Fuente: Shutterstock

Quizás pienses que eres un mejor trabajador por prescindir de tomar las vacaciones que te corresponden. No obstante, está comprobado científicamente que trabajar demasiado no solo afecta tu desempeño, sino también tu salud. Quizás pienses que tomarte unos días libres impactará negativamente en tu productividad, tu reputación laboral o tu ritmo de trabajo, pero en realidad sucede todo lo contrario.

La presión y tú, ¿archienemigos o un equipo diez?

Más info

 

Lee también
» 12 señales de que estás estresado (a)
» Las profesiones más estresantes de 2017 

 

Según informó la revista Business Insider, no tomar vacaciones de forma regular puede provocar el “síndrome de burnout”, o estrés crónico, que puede tener síntomas como insomnio, problemas digestivos, dolores musculares y alteraciones cutáneas. Tomar vacaciones, en cambio, puede ayudar a enfrentar los desafíos de la vida laboral con una cara fresca y las energías recargadas. A continuación, te compartimos 8 señales que indican que necesitas vacaciones:

 

1. Te ahogas en un vaso de agua

Cuestiones que en otra época te habrían parecido un problema insignificante, ahora te resultan un obstáculo insuperable. Si te sientes identificado, es momento de tomar vacaciones.

 

2. Te cuesta dormir

Si das vueltas en la cama por horas aunque te sientas muy cansado, o te despiertas en medio de la noche sin razón aparente, puede ser un indicador que tu mente aún continúa en los asuntos de oficina.

 

3. Dejas de lado tu vida familiar y social

Si ya has faltado a muchas reuniones familiares, no ves a tus amigos o tu pareja te reclama atención, puede ser un indicador de que es momento de volver a conectarte con los tuyos.

 

4. Cometes más errores de lo habitual

Si estás teniendo muchos deslices tontos en el trabajo a causa de distracción, cansancio o falta de concentración, es señal de que necesitas darle un descanso a tu cerebro.

 

5. Ya no te entusiasma lo que haces

Si antes disfrutabas de tu trabajo pero ahora te parece que la jornada nunca termina, puede que unos días libres sea lo que necesitas.

 

6. Solo hablas de trabajo

Si los que te rodean se quejan de que sacas el trabajo a colación en todas tus conversaciones, es momento de hacer una pausa.

 

7. No puedes disfrutar de tu tiempo libre

¿Cuando llegas a tu casa solo quieres tirarte en el sofá? ¿No tienes energía para hacer otras actividades? Esto es un indicio de que estás tan cansado que ni siquiera puedes aprovechar tus ratos de ocio.  

 

8. Buscas maneras poco saludables de lidiar con tu estrés

Si luego de un día de trabajo agotador tu único consuelo es una comida suculenta o una copa de vino, si hace un mes que no haces ejercicio por cumplir con tu trabajo, es claro que estás descuidando tu salud y no le estás dando a tu cuerpo el descanso y la atención que se merece.

La presión y tú, ¿archienemigos o un equipo diez?

Más info









Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.