Noticias

10 consejos de un políglota para aprender idiomas con rapidez

      
Benny Lewis
Benny Lewis  |  Fuente: Fluent in 3 months

Según cuenta Benny Lewis en su canal de Youtube, a los 21 años de edad no sabía otro idioma que el inglés, a pesar de haber estudiado alemán, gaélico y haber vivido en España. Su historia cambió cuando conoció a una persona que le compartió su secreto: “desear cometer errores”. A partir de ese momento aprendió español en solo seis meses.

Estudia inglés en el Reino Unido

Más info

 

Lee también

>> 6 razones para estudiar inglés en Australia
>> Canadá: aprende inglés en 4 semanas 
>> Nueva York, 10 cursos de inglés para estudiar en la capital del mundo 


Hoy en día, Benny Lewisautor de 
Fluent in 3 months”, es conocido como el “Políglota irlandés” que maneja siete idiomas con fluidez y es capaz de comunicarse en una docena de lenguas más. A continuación, te compartimos sus 10 consejos principales a la hora de aprender idiomas:

1. Incorpora solo el vocabulario que necesites

En cualquier idioma, basta conocer un pequeño porcentaje del vocabulario para poder comunicarse en la mayoría de las situaciones cotidianas. En lugar de esforzarse por aprender cientos y cientos de palabras, Lewis afirma que lo mejor es enfocarse en las que se utilizan con más frecuencia: ya que el 65% del lenguaje escrito está compuesto solamente por 300 palabras.  

 

2. Hazte amigo de los cognados

Los cognados son los términos que presentan el mismo origen etimológico pero luego divergen en su evolución fonética. Existen muchas palabras en distintos idiomas que tienen el mismo significado y se parecen entre sí, por lo que identificarlas y aprenderlas es una buena manera de comenzar. Esta tarea es más sencilla si nos movemos en el ámbito de las lenguas romances (francés, italiano, español, portugués) ya que entre estas lenguas existen muchísimos vocablos equivalentes en significado y en grafía y pronunciación. En caso de que se esté estudiando un idioma con origen totalmente distinto, como el ruso o el chino mandarín, probablemente encontremos varios cognados, ya que estos idiomas han incorporado términos de la lengua inglesa que son muy conocidos.

 

3. No es imprescindible viajar al extranjero

Existe una idea generalizada de que si no se viaja al país de la lengua de origen no se puede aprender correctamente el idioma, pero esto solo es cierto cuando lo que se pretende es alcanzar un nivel de experto o nativo. Lo importante, según Lewis, es la inmersión que se tenga dentro de la cultura de ese idioma, y gracias a internet y los recursos audiovisuales disponibles no es necesario salir de casa para conseguirlo.

 

4. Conversa con extranjeros por Internet

El sistema de Lewis se basa en enfocarse en la parte humana del idioma, lo que supone comunicarse con sus hablantes nativos desde el primer momento. Para ello aconseja, una vez aprendido el vocabulario básico como las expresiones de saludo o de cortesía, buscar a un nativo que esté dispuesto a escucharnos y ayudarnos a practicar. Existen aplicaciones que permiten conversar con extranjeros y de esta manera “romper el hielo” con el nuevo idioma.

 

5. Enfócate en la conversación

El paso entre balbucear incoherencias en una lengua a dominarla es lo más difícil de aprender un idioma, pero al mismo tiempo debe ser tu principal objetivo, ya que será lo que realmente te permita comunicarte con sus hablantes, más que tener un perfecta ortografía.

 

6. Se puede aprender a cualquier edad

Al igual que con el punto acerca de viajar al extranjero, existe una concepción errónea de que pasada la primera infancia es extremadamente difícil acercarse a una nueva lengua, sino imposible. No obstante, Lewis considera que no existe edad límite para aprender idiomas, y él mismo es un ejemplo de ello. Lo importante radica en la actitud que el adulto tome ante el aprendizaje: vencer los prejuicios, no temer a cometer errores y no ponerse excusas es la clave.

 

7. Emplea reglas mnemotécnicas

Emplear técnicas y trucos que nos ayuden a memorizar palabras o conceptos es una buena manera de darle un “atajo” a nuestro cerebro para que acceda a la información más rápidamente.

 

8. Plantéate objetivos específicos y accesibles

El políglota irlandés recomienda establecer objetivos “SMART”, acrónimo para “Specific, Measurable, Attainable, Relevant and Time-bound”, es decir, “específicos, medibles, accesibles, relevantes y de tiempo limitado”. Por ejemplo, puedes plantearte alcanzar un nivel básico de expresión oral en cierto idioma, basándote en el Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas (A1, A2, B1, etc.). Lo que es importante es no plantearse metas a un plazo demasiado largo: recomienda un período entre las seis semanas y cuatro meses. Practicar conversación todos los días y leer los periódicos en el idioma que estás aprendiendo son dos hábitos que te ayudarán a alcanzar tu objetivo.

 

9. Escucha a los nativos con atención

Para lograr que tu pronunciación se parezca a la de un nativo, es esencial conocer los sonidos característicos de una lengua y no solamente sus palabras o estructura gramatical. Por lo tanto, es necesario intentar imitar la pronunciación nativa, teniendo una interacción respetuosa con estos hablantes.

 

10. Pierde el miedo a cometer errores

El principio y el fin de todas las enseñanzas de Lewis, un gran detractor de los métodos habituales de enseñanza de idiomas, que se basan en conocer el contenido gramatical y de vocabulario antes de lanzarse a hablar la lengua, así como en evitar a toda costa los errores. Como recuerda el políglota, uno no termina de aprender jamás un idioma, sino que simplemente, se acostumbra a su uso.

 

Estudia inglés en Estados Unidos

Más info








Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.