Noticias

6 prácticas para elevar la participación en los procesos de capacitación

           Autor: Wina Arambulé
El Live Learning es ideal para elevar participación de las personas en los procesos de capacitación.
El Live Learning es ideal para elevar participación de las personas en los procesos de capacitación.  |  Fuente: Shuttertsock

Sally Buberman, co-fundadora y CEO de Wormhole, considera un gran desafío en los proyectos formativos de las empresas, lograr que los empleados y colaboradores de una organización se conecten con un curso o una instancia de entrenamiento, participen del proceso en forma dinámica e interactiva, y luego alcancen los resultados esperados con una aplicación efectiva, que eleve sus niveles de desempeño y los resultados de la empresa.

Regístrate para estar informado sobre becas, ofertas de empleo, cursos y más

Más info


Entonces, ¿cómo elevar los niveles de participación de los equipos de trabajo en los procesos de capacitación?, para Sally Buberman, el mejor método es a través del Live Learning, que "propone un aprendizaje dinámico e interactivo, en tiempo real, aprovechando lo mejor de la videocoferencia, las redes sociales, la gamificación y las tecnologías móviles, para crear experiencias que se centren en el contenido, en las personas y en sus interacciones; poniendo foco en la mejora de los resultados".

Estas son, según Sally Bubermanco-fundadora y CEO de Wormhole, las seis buenas prácticas que el Live Learning aporta a los procesos de capacitación para elevar los niveles de participación de las personas:


1. A
cceso al contenido a través de múltiples dispositivos


"Sin importar el horario o lugar donde se encuentre la persona. Esta es una práctica fundamental, que deben contemplar y garantizar todos los procesos de capacitación en la actualidad, teniendo en consideración que:

  • Un porcentaje cada vez más elevado de nuestras comunicaciones, interacciones y búsqueda de información es móvil.
  • Los celulares son los dispositivos con mayor tasa de penetración social del mercado, garantizando una cobertura que otros dispositivos no pueden lograr.
  • En el marco de los nuevos hábitos sociales y laborales de comunicación, cada vez mayor cantidad de información, servicios y prestaciones que hacen al desarrollo habitual de nuestra vida se concentran en el celular.

No es posible planificar un proyecto de e-learning sin incorporar altos niveles de movilidad y ubicuidad. La capacitación online tiene que concebirse móvil, para sintonizar con los nuevos hábitos culturales".

 

2. Micro learning

"Los procesos de capacitación con contenidos extensos son parte del pasado. Hoy, para poder captar la atención de las personas en los breves lapsos de tiempo disponibles durante sus actividades diarias, se requiere contar con entrenamientos que cuenten con objetos de aprendizaje o contenidos estructurados en fragmentos pequeños. El objetivo es mantener la atención de cada uno de los miembros de los equipos de trabajo para que puedan obtener competencias o conocimientos en el momento exacto en el que surge la necesidad".

 

3. Información simultáneae intercambio de experiencias en tiempo real

"Si bien es central que reciban al mismo tiempo los conocimientos, también es importante que luego puedan elegir trayectos de aprendizaje personalizados, que se adecuen a sus necesidades y posibilidades. Por ello, la posibilidad de grabar y luego reproducir las capacitaciones, es una funcionalidad estructural con la que deben contar las plataformas tecnológicas. Si un participante no asiste a una sesión, puede ingresar a los contenidos del curso y mirar los videos de todos los encuentros realizados, en el momento que tenga disponible".

 

4. Interacción

"Los cursos online suelen ser muy aburridos. Es por eso que menos del 2% de las personas que se inscriben en un curso, lo terminan. Es necesario incorporar videoconferencias, gamificación, redes sociales y tecnologías móviles, para crear experiencias que se centren en el contenido, en las personas y en sus interacciones; poniendo el foco en la mejora de los resultados".

 

5. Personalización

"No todos los miembros de un equipo incorporan conocimientos y competencias de la misma manera y en el mismo plazo de tiempo. Cada persona tiene sus propios ritmos. El objetivo no es impartir una capacitación, sino que esa capacitación sea efectiva e impacte de manera apropiada en el trabajador y la compañía. Si no logramos esto, los esfuerzos formativos habrán sido en vano".

 

6. Incorporar instancias de gamificación

"La incorporación de instancias lúdicas facilita, potencia y mejora los resultados de las instancias de formación. Pero, como señala un informe de The Company of Thought (TCoT), resulta central construir en este marco verdaderos factores de motivación humana en lugar de mecánicas superficiales de juego. El reporte cita con acierto a la reconocida novela de Mark Twain "Tom Sawyer", que nos enseñó el mantra de la gamificación: hay que preguntarse lo que está tratando de lograr y luego construir un juego alrededor de ello. En otras palabras, si se quiere conseguir algo, hay que convertirlo en un juego".



Regístrate para estar informado sobre becas, ofertas de empleo, cursos y más

Más info




Tags:
Wina Arambulé

Wina Arambulé

Periodista, titulada por la Universidad Fermín Toro - UFT (Venezuela), y la Universidad de la República - Udelar (Uruguay). Sígueme: www.linkedin.com/in/winaarambule

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.