Noticias

Cómo afrontar los "chismes" en el trabajo

      
Ayuda a crear un buen clima de trabajo
Ayuda a crear un buen clima de trabajo
  • Un ambiente distendido siempre es agradable en el trabajo, pero sabiendo donde están los límites.

  • Si te ves en una situación comprometida en tu trabajo, piensa bien cómo gestionarlo con profesionalidad y respeto.

  • Lo idóneo es encontrar el equilibrio perfecto y crear un ambiente de trabajo profesional y agradable.

Nuestro sitio de trabajo es el entorno donde más tiempo pasamos y donde nos relacionamos con la misma gente a diario. Por estas circunstancias, no es de extrañar que se vaya creando un espacio de complicidad y de amistad entre los compañeros más cercanos.

Estas relaciones son muy positivas y motivadoras para afrontar los retos del trabajo y facilitar el trabajo en equipo. Pero también pueden conducir a sobrepasar ciertos límites y que un ambiente de “buen rollo” derive en rencillas poco profesionales.

Ya sea por comentar rumores sobre la empresa, o por difundir chismes sobre los trabajadores; podemos acabar en un conflicto innecesario y perjudicar el ambiente de trabajo. Si te ves en la situación de tener que lidiar con uno de estos problemas en el trabajo, te damos algunas claves para solventar la crisis:

Réstale importancia

Tanto si trata sobre ti, o sobre un compañero, no entres en el juego de los comentarios y de extender esos rumores.

Tomárselo con humor, desacreditar a los que inician los chismes y mantener la calma, darán muestra de tu mano izquierda y de que estás por encima de esas malas actitudes laborales.

La parte humana es esencial en un trabajo, pero recuerda que tu cometido es realizar una tarea de forma eficiente y productiva; así que cuanto menos tiempo pierdas en estas distracciones, mejor rendirás.

Evita que afecte a tu trabajo

El trabajo conlleva relacionarse con muchas personas y trabajar en equipo, y es normal que puedan surgir desacuerdos y tensiones propias de ser humano.

Piensa que no es tu ámbito personal y que hay ciertas reacciones que no debes mostrar, ni permitir. Ante todo, conserva la calma y no añadas tensión extra a tu trabajo.

Una mala reacción puede poder en duda tu profesionalidad y también tu comportamiento. Así que, si has tenido un problema, o ha llegado a tus oídos críticas o rumores; tómate tu tiempo para resolverlo.

Acude a tus amigos para pedirles consejo y desahogarte, y vuelve al día siguiente a la oficina con ganas de trabajar y de arreglar el malentendido de forma positiva. Todos agradecerán esta actitud.

Invita al diálogo y reduce la tensión

Si eres parte del “chisme” o mero testigo de las falsas noticias que circulan por el trabajo: actúa en consecuencia.

Puedes pedir a tus compañeros que te dediquen un tiempo al acabar la jornada, o charlar en un ambiente más distendido, con la idea de buscar soluciones.

Estas acciones también ayudaran a que, si se vuelve a repetir una situación similar, los compañeros opten por preguntar y dialogar antes de que el problema vaya a más.

Y, ante todo, empatía y respeto

Ningún entorno va a ser el perfecto, y siempre habrá gente con la que te lleves mejor y otros con los que no llegues a congeniar, a pesar de los años.

Opta por tratarles con el respeto con el que tu también sabes que te merece y disfruta de la parte positiva de tus compañeros y del trabajo.

Consulta qué es lo que más valoran las empresas en esta y otras noticias relacionadas.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.