Noticias

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando estás estresado?

      
Aprende a gestionar tus emociones y a controlar los efectos del estrés
Aprende a gestionar tus emociones y a controlar los efectos del estrés
  • El estrés forma parte de nuestra vida y está relacionado directamente con nuestras emociones.
  • Los factores que pueden provocar estrés son muy diversos.
  • Liberar hormonas del estrés en exceso puede provocar cambios físicos como reacción.

El estrés es una parte fundamental de nuestra vida. Al igual que  el resto de emociones,. es una forma de responder a las cosas que nos suceden o a lo que nos rodea. ¿Y qué puede causar ese estrés? Los motivos pueden ser muy diversos. Puede ser que nos estemos enfrentando a una mala situación. Tal vez que estemos viviendo un momento difícil en el trabajo. O también que atravesemos un momento de salud malo o que nuestro ambiente en casa no sea el mejor. Pero nuestro cuerpo responde de forma automática a estas situaciones para ayudarnos a sobrellevarlas.

En momentos como los que te hemos mencionado se produce lo que se llama respuesta de estrés. El cuerpo libera hormonas como la adrenalina y el cortisol que ayudan al sistema nervioso a enfrentarse a este trance. ¿Y el inconveniente? Que liberar estas hormonas en ocasiones trae consigo cambios físiológicos que pueden llevar a que el organismo se desgaste.

Es cierto que hay excepciones. Por ejemplo, atravesar períodos de estrés cortos nos ayuda a mantenernos alerta y motivados para solucionar cualquier problema que se nos presente. Al durar poco tiempo, el cuerpo se relaja después de cada episodio, por lo que no permite que haya ninguna clase de desgaste o agotamiento. Este tipo de estrés suele experimentarse sobre todo en el trabajo o en situaciones límite.

Pero si lo que tú sientes es un estrés continuo en tu día a día puede que estés empezando a notar los efectos negativos de los que te hablamos. ¿Sabías que prácticamente todos los sistemas que intervienen en el funcionamiento del cuerpo humano pueden verse afectados? El estrés continuado es uno de los peores enemigos que puede tener tu organismo.

Aprende a gestionar tus emociones

Más info

Ante una situación de estrés prolongada el primero en verse afectado es el sistema respiratorio. Nos cuesta más respirar y el forzarnos a hacerlo más deprisa puede llevarnos a un episodio de hiperventilación. El siguiente suele ser el sistema inmunitario, ya que el cortisol que liberamos por el estrés hace que el sistema deje de funcionar de forma eficiente y nos hace vulnerables a las infecciones e inflamaciones.

Un efecto físico que seguro que conoces muy bien es el que tiene sobre músculos y huesos. Al estar sometidos a estrés los músculos se tensan, algo que prolongado en el tiempo puede desembocar en lesiones musculares más graves y a dolor también en las articulaciones, pero no solo eso. Al mantener el cuerpo en tensión por tanto tiempo también puede provocarnos dolores de cabeza y migrañas.

Otros efectos que pueden resultarte familiares son el aumento de la frecuencia cardíaca y de la presión sanguínea. Y también suelen ser muy comunes los efectos que provoca en el metabolismo e incluso en sistema reproductivo. Cada vez son más los casos de mujeres a las que les cuesta quedarse embarazadas porque tanto ellas como sus parejas se ven afectados por una situación de estrés constante.

Y sí, también puede afectar al sistema gastrointestintal. Pero si hay algo a lo que afecta desde el principio y que puede identificar cualquiera es al bienestar emocional. Cansancio, cambios de humor, insomnio...Todos hemos sufrido alguno de estos síntomas en algún momento de nuestra vida.

Sí, es cierto que descubrir tanto efecto físico posible puede resultar intimidante a primera vista... ¿Pero sabes que se puede evitar? Antes de caer en malos hábitos o acabar sufriendo alguno de estos efectos aprende a gestionar tu estrés. Ya te lo hemos dicho, experimentar un poco de estrés no es malo y aprender a identificarlo puede ser de gran ayuda.

No decimos que canalizar el estrés sea algo sencillo. Haz actividades de relajación en casa a diario o acude a clases de yoga. Los ejercicios de respiración también pueden ser de gran ayuda en momentos en los que empieces a sentir que tu nivel de estrés es demasiado alto. No te dejes vencer por el estrés y sácale el máximo partido posible. ¡Tú puedes!



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.