Noticias

Universidades disruptivas: conoce las propuestas más innovadoras en educación superior

      
Fuente: Shutterstock

Las universidades de Kaospilot en Dinamarca, Minerva en Estados Unidos y Hyper Island en Suecia tienen algo en común: sitúan en pie de igualdad a los profesores con los alumnos, admiten no tener la respuesta para todo y ponen en práctica modelos de enseñanza que “rompen” con lo tradicional.

 

Lee también
Educación en Colombia: informe de la OCDE manifiesta la necesidad de mejorar su equidad y calidad 
Qué es el trabajo híbrido

 

Estas “universidades disruptivas”, según informó El País, basan su metodología en el aprendizaje de “prueba y error” y en la experiencia de los alumnos. Además, reconocen que no tienen manera de determinar qué cualidades y competencias exigirá el mercado laboral del futuro, por lo que brindan la oportunidad de que los docentes compartan su experiencia y los alumnos puedan cuestionarla.

Además, estas instituciones proponen que los alumnos puedan armar su propio programa de estudios en lugar de seguir un currículum oficial.

La Universidad de Minerva, en California, Estados Unidos, por ejemplo, se aleja del modelo tradicional de las clases magistrales, en las que los alumnos se sientan a escuchar el profesor, por considerarlo muy poco efectivo a la hora de realmente interiorizar los conceptos. En su lugar, se proponen debates y trabajos prácticos en grupo, así como un particular sistema de intercambio: luego del primer año, los alumnos pasan cada semestre en un país distinto, alternándose entre Argentina, Alemania, Bagalor, Corea, Turquía e Inglaterra. Esta universidad no cuenta con cupos limitados, sino que admiten a todos los estudiantes “con potencial creativo”.

En Suecia se encuentra la Universidad de Hyper Island, fundada hace dos décadas por un publicista y un experto en educación. Los programas académicos tienen su centro en la comunicación y el diseño digital, se dictan en inglés y se enfocan en la formación de profesionales especialmente capacitados para trabajar con las últimas tendencias y desempeñarse como líderes activos.  

Otro ejemplo de universidad disruptiva está situado en Aarhaus, Dinamarca. Se trata de la Universidad de Kaospilot, considerada uno de los mejores institutos de diseño del mundo y una de las más efectivas para impulsar la creación de startups y emprendimientos. No admiten alumnos menores de 21 años y afirman que evalúan a los candidatos no por sus notas sino por sus “valores y expectativas”.

En Latinoamérica también existe un caso de una institución que busca alternativas a la propuesta tradicional y se enfoca en el diseño y la creatividad. Se trata de Centro, una universidad mexicana en la que los estudiantes pueden diseñar su propio programa de estudios y realizar una gran variedad de prácticas, para así sumergirse en un ambiente de innovación y colaboración.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.