Noticias

Resolución de problemas: la habilidad más demandada en la actualidad y en el futuro

           Autor: Agustina Ciancio
Fuente: Shutterstock

El estudio internacional Preparing students for the future desarrollado por The Economist Intelligence Unit (EIU) con el patrocinio de Google, arrojó que el 50% de los empresarios entrevistados considera la resolución de problemas como la habilidad más demandada para el mercado laboral y se espera que en los próximos 3 años aumente a 70%. A continuación, te explicamos a qué se refiere la habilidad de resolver problemas, qué otras habilidades serán demandadas para conseguir un trabajo según destacó el estudio, qué opinan los jóvenes escolarizados y los docentes al respecto y qué dirección debería tomar el sistema de educación para preparar a los estudiantes en la adquisición de las habilidades que aseguran un empleo ahora y en el futuro.



Lee también 
>La adquisición de nuevas habilidades es lo que te asegurará trabajo en el futuro
>Docentes: cómo potenciar las habilidades digitales en los estudiantes
>7 habilidades que los estudiantes deben adquirir en el aula



Investigación sobre habilidades más demandadas

Con el avance tecnológico, la nueva organización del trabajo y la evolución de las necesidades empresariales, cambiaron las habilidades imprescindibles para desempeñarse laboralmente. Dicho cambio implica repensar y redirigir la educación formal para asegurar el éxito de los estudiantes en su paso por la universidad, así como en su ingreso al mercado de trabajo y el ejercicio de su ciudadanía.

Si bien es difícil predecir el futuro, el estudio de EIU estima que en 3 años la resolución de problemas seguirá puntera en la lista de habilidades más demandadas. Preparing students for the future se basó en una serie de entrevistas en profundidad y encuestas a altos ejecutivos de negocios, docentes y estudiantes divididos en dos grupos: de 11 a 17 años y de 18 a 25 años.

Como resultado, el 50% de los empresarios afirmó que la resolución de problemas es la habilidad que más requieren en su negocio, seguido de un 35% que resaltó la capacidad de trabajar en equipo y el 32% que enfatizó en la comunicación eficaz. Cada encuestado podía elegir hasta 3 habilidades que considerara indispensables. En cuanto a los docentes, el 59% aseguró que se está trabajando sobre el desarrollo de estas capacidades en el aula en los últimos cinco años.


Resolución de problemas es la habilidad más demandada

La resolución de problemas se aprende combinando el plan de estudios con actividades prácticas que se presentan en el mundo real, proponiendo un ejercicio en el cual los estudiantes deban manejar información y aplicar conocimientos de las ciencias, las matemáticas u otras áreas, para solucionar una problemática que podría darse en su cotidianidad.

Todo lo que tradicionalmente se aprendía mediante la teoría, deberá contextualizarse en la actualidad para propiciar el desarrollo de estas habilidades en los estudiantes. La forma de lograrlo es incentivarlos a hallar respuestas que incluyan la aplicación de una abstracción en la práctica, pensando sus consecuencias en lugar de aceptar una explicación pre-establecida.

Es mediante la discusión y la evaluación de soluciones que los estudiantes comprenderán su respuesta, desarrollando la habilidad de resolver problemas que van más allá de aprenderse una fórmula específica para una prueba. La adquisición de capacidades trabaja a largo plazo, pero el aprendizaje de memoria puede fallar si no se lo repasa constantemente.

El 49% de los docentes que participaron en el estudio cree que la rigidez de los planes de estudio actuales impide el desarrollo de las habilidades que actualmente se requieren en el mercado

Las 3 habilidades más demandadas por las empresas

Luego de la resolución de problemas, el trabajo en equipo y la comunicación lograron posicionarse en la cabecera de las capacidades con mayor demanda. La necesidad de trabajar en equipo mencionada por el 50% de los encuestados, se corresponde a la forma cada vez más interconectada en la cual vivimos. Se requiere interactuar con los demás, balancear distintos puntos de vista, ser receptivos frente a las fortalezas y debilidades tanto propias como ajenas y actuar consecuentemente.

Por otra parte, las habilidades de comunicación fueron valoradas por el 32% como una herramienta básica y no complementaria. Comunicarse adecuadamente vía oral y por escrito es necesario para desenvolverse en el mundo laboral, al igual que el manejo de TIC. Esto obliga a los educadores y las instituciones a implementar las TIC como aspecto elemental de su currículo.


Obstáculos al desarrollo de las habilidades demandadas

El 49% de los docentes que participaron en el estudio cree que la rigidez de los planes de estudio actuales impide el desarrollo de las habilidades que actualmente se requieren en el mercado, pues el tiempo para adquirirlas es escaso. La falta de formación adecuada para enfrentar el desafío de educar bajo estos parámetros fue el obstáculo mencionado por el 31% de los encuestados. Asimismo, el 30% opina que las autoridades de la educación se centran en la alfabetización y la aritmética, dejando poco margen al resto de las áreas.

Solo el 28% de los estudiantes en el rango de 11 a 17 años alegaron que su colegio es eficiente en la enseñanza tecnológica, mientras que en los estudiantes de 18 a 25 este porcentaje aumenta a 66%. Esto demuestra que una cantidad considerable de instituciones no ahondan en el aprendizaje tecnológico cuando resulta fundamental mantenerse al día en esta área. De hecho, el 58% de los docentes de secundaria opinó que las instituciones educativas son ineficientes en este aspecto.


Cambios en el sistema educativo para el desarrollo de habilidades demandadas

El 40% de los estudiantes de 11 a 17 años manifestó que las lecciones de clase deberían incluir en mayor medida la utilización de tecnología, el 26% resaltó la importancia de comentar sus propias ideas y el 24% desearía tener tareas domiciliarias más interesantes. Para esta encuesta, cada estudiante podía seleccionar hasta 3 posibles cambios.

Adicionalmente, los docentes deben desarrollar las habilidades por sí mismos para poder enseñarlas, lo cual implica un cambio en la formación pedagógica. La disminución de la brecha entre lo que se aprende en la escuela y lo que se hace en la vida real, es la base para mantener la motivación de los estudiantes y prepararlos para tener un futuro exitoso.

Las habilidades demandadas en el siglo XXI tienen que formar parte del plan de estudios, ya que su aislamiento no garantiza el aprendizaje. Por este motivo, deben enseñarse conjuntamente con la teoría, de modo que sean inseparables del conocimiento y de su aplicación en el mundo real.



Tags:
Agustina Ciancio

Agustina Ciancio

Licenciada en Ciencias de la Comunicación, inclinada hacia la búsqueda de oportunidades para fomentar la ciudadanía informada.

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.