Noticias

Por qué estudiar biología

      
La biología es la ciencia que estudia los seres vivos.
La biología es la ciencia que estudia los seres vivos.  |  Fuente: Universia
Universia Colombia investigó todo lo relacionado con la carrera de biología,y para ello entrevistó a los biólogos Clara Santafé Millán, egresada de la Pontificia Universidad Javeriana, y directora del programa de biología de la Universidad El BosqueDiego Villanueva Mejía (graduado de la Universidad del Tolima (Ibagué), MSc y PhD en biotecnología, y profesor y Jefe del Departamento de Ciencias Biológicas en la  Universidad EAFIT; Adriana Sánchez, bióloga con maestría por la Universidad de los Andes, y doctora por Wake Forest University, y los estudiantes María Laura Muñoz Lora (Universidad EAFIT), Catalina Álvarez Covelli (Universidad El Bosque, Bogotá), y Andrés Camilo Linares Velásquez (Universidad del Rosario).

Visita nuestra serie por qué estudiar

Más info


¿En qué consiste la carrera de biología?


La biología es la ciencia que estudia los seres vivos, sus estructuras, procesos, la relación entre estos y el ambiente, abarcando todo lo que es vida, sus componentes, dinámica y procesos (desde la célula e incluso macromoléculas hasta los ecosistemas, los paisajes y en general la biósfera).

Comprender a profundidad cómo se desarrollan y han evolucionado las diferentes estructuras nos permite crear soluciones o dar respuesta a múltiples problemas y preguntas, respectivamente, que surgen en la cotidianidad.

El biólogo está en capacidad de investigar, desarrollar tecnologías específicas en prospectivas tecnológicas, ciencia pura y aplicada. También de diseñar, gestionar, implementar y administrar proyectos en recursos naturales y sistemas productivos en cualquier área de la biología, así como realizar trabajos de integración e interacción social, que apoyen los procesos de salud y calidad de vida

Por ser una ciencia natural, se deben tener buenas bases en química, cálculo y física. Asimismo se aprende sobre animales, plantas, ecología, evolución, conservación, entre otras. Es una carrera con una gran diversidad de tópicos, en la que se exploran las diferentes formas de vida, su historia, sus interacciones. Para estudiar todo esto se usa una mezcla de clases teóricas, prácticas (laboratorios), salidas de campo, sesiones de discusión, seminarios, entre otros.


¿Por qué estudiar biología?


  • Adriana Sánchez, bióloga con maestría por la Universidad de los Andes, y doctora por Wake Forest University, ve en la biología, la ventana para expresarse, saciar su curiosidad y su deseo de entender y conocer la vida, “hay tanto por hacer, que nunca se acaba la fuente de inspiración”, confiesa la experta, quien supo que quería dedicarse a esta carrera desde que estudiaba primaria.

“Fue una decisión natural para mi. Hacía investigaciones voluntarias sobre animales y plantas. Me encantaba explorar los bosques y estar fuera de la ciudad. Cuando llegó la hora de escoger carrera, investigué varias opciones, pero ninguna me hacía sentir la pasión y curiosidad que me despertaba la biología”.


  • Para cambiar el mundo. Así lo considera Clara Santafé Millán, egresada de la Pontificia Universidad Javeriana, y directora del programa de biología de la Universidad El Bosque, “siempre he pensado en la importancia de aprender para conservar y producir en un país como el nuestro. Nuestros aportes, como profesionales, garantizarán la supervivencia y calidad de vidas de distintas poblaciones incluyendo la humanas”.



  • Diego Villanueva Mejía (Universidad del Tolima, Ibagué), MSc y PhD en biotecnología, y profesor y Jefe del Departamento de Ciencias Biológicas en la Universidad EAFIT, ve en la biología el camino para encontrar soluciones a los grandes problemas y desafíos que tiene la humanidad. Su curiosidad por explorar y conocer en detalle ciertos fenómenos naturales, lo llevó a identificar en esta disciplina, el camino para encontrar respuestas.

“Mi familia quería que yo estudiara medicina, pero rápidamente me di cuenta que en ese campo no encontraría lo que me gusta: La investigación de los fenómenos de los organismos vivos. Una vez ingresé al primer semestre de la carrera, sentí satisfacción total”.


  • Catalina Álvarez Covelli, estudiante de la Universidad El Bosque, considera que la biología es una de las ciencias más apasionantes, “no conozco otra ciencia que estudie la vida desde lo micro hasta lo macro como lo hace la biología, es muy global e involucra aspectos muy diversos de genética, microbiología, entomología, ecología, entre otros”.

Su cercanía con la carrera se dio gracias a sus padres, quienes le inculcaron el ser curiosa, “me gusta lo amplia que es, y su capacidad para explicar la vida, su dinámica y procesos. Podría decirse que dentro de la biología hay para todos los gustos, es decir hay quienes prefieren el laboratorio, otros el campo... la biología es la única que permite involucrarse en ambos”.


  • María Laura Muñoz Lora, estudiante de biología de la Universidad EAFIT, se describe como una persona curiosa, que constantemente se está preguntando el por qué de las cosas, “cuando vi Biología en el colegio me di cuenta que esta ciencia podía responder muchas de las inquietudes que tenía. Desde pequeña soñé con ser científica y contribuir a la investigación. Lo que más me gusta de esta carrera es su amplitud, pues trata temas que van desde la genética humana, la biotecnología, la modelación ambiental, hasta la ecología de los insectos”, confiesa Muñoz, quien sueña con especializarse en ecología urbana, desarrollo sostenible y conservación.



  • “Desde que estaba en el colegio, siempre sentí una fuerte afinidad por las ciencias naturales en particular, y me encantaba la infinidad de temas que se podían explorar desde éste campo. Cuando era más joven había otras temas que me llamaban la atención, cómo la química o la historia, pero fue con la biología que descubrí cuán importante era comprender la organización y la múltiples interacciones que habían entre los organismos entre sí y con su entorno en general. Además para esa época resonaba mucho el calentamiento global y la contaminación ambiental por lo que comprendí que la disciplina que debía guiar hacia un cambio positivo era la biología”, explica el estudiante Andrés Camilo Linares Velásquez (Universidad del Rosario).


“A quien planee estudiar biología, le aconsejo que sea perseverante, que se proyecte siempre por lo alto, que no se deje influenciar ante la posible falta de dinero, eso es una energía que viene y va, lo más importante es el gusto y amar lo que se hace. Además la ciencia siempre es enriquecedora y se puede conducir por múltiples caminos”.


Andrés Camilo Linares Velásquez (Universidad del Rosario).



¿Qué tareas desarrolla un biólogo?


  • Dependiendo en el área que trabaje, puede desarrollar tareas de campo, de laboratorio, o académicas, entre otras.


  • Los biólogos pueden tener muchas tareas, todo depende de la perspectiva que se le quiera dar, dice Andrés Camilo Linares Velásquez, estudiante del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, más conocida como Universidad del Rosario, “tengo colegas que desean trabajar con herramientas moleculares en el laboratorio, y otros que buscan la aplicación de algoritmos de programación para trabajar en la biología computacional. A mi particularmente me llama la atención, y me parece de vital importancia, crear un vínculo con el marco jurídico que maneja el país para tratar problemáticas ambientales, con el fin de ejercer cierta presión mediante la ley para hacer cumplir la reglamentación básica de compañías que están teniendo un impacto negativo en los diversos ecosistemas”.


  • “En mi caso (trabajo en la academia y me he especializado en plantas), escribo y desarrollo proyectos de investigación, escribo artículos científicos, doy clase de Fisiología Vegetal y asesoro a estudiantes de postgrado. Sin embargo, un biólogo en otra profesión que no sea la academia, puede, por ejemplo, hacer consultorías (muchas de éstas requieren trabajo de campo y escribir informes), trabajar en oficinas de sostenibilidad, en laboratorios de investigación, entre otros”, detalla Adriana Sánchez, egresada en pregrado y maestría en la Universidad de los Andes, y titulada como doctora en Wake Forest University.



¿Qué aptitudes considera fundamentales para desempeñarse con éxito en esta carrera?


  • Ser una persona apasionada y resiliente es fundamental.


  • Ser perceptivo, paciente, disciplinado, pero sobre todo abierto al cambio.


  • Como toda carrera se necesita dedicación, y mucho esfuerzo. Más importante que la inteligencia es la perseverancia  y la honestidad lo que hace a un buen biólogo.


  • Ser innovador y saber indagar son elementos cruciales para desempeñar la carrera y perfeccionar las herramientas existentes”.


  • Interés, responsabilidad, sentido de liderazgo, trabajo en equipo, disciplina, constancia, compromiso social.


  • Pasión por la lectura, ser buen observador y el pensamiento crítico.


El mercado laboral para los biólogos en Colombia


  • “Considero que hay bastante competencia puesto que cada vez hay más gente con estudios de postgrado. Sin embargo no creo que esto es exclusivo de la biología, sino que es una constante del mercado laboral en general”, afirma Adriana Sánchez, bióloga con maestría por la Universidad de los Andes, y doctora por Wake Forest University.



  • Diego Villanueva Mejía (Universidad del Tolima, Ibagué), quien además es MSc y PhD en biotecnología, profesor y jefe del departamento de ciencias biológicas en la Universidad EAFIT, ve positivamente el mercado laboral, “hoy todas las empresas requieren que sus productos y/o servicios tengan un bajo impacto ambiental, que sean biodegradables, y para ello, la biodiversidad es un oferente de soluciones. Y es allí donde los biólogos ofrecemos nuestro aporte. Adicionalmente, el escenario de pos-acuerdo ha abierto la opción de conocer y desarrollar nuestras zonas verdes para generar un verdadero desarrollo sostenible para el país”.



  • Catalina Álvarez Covelli, estudiante de la Universidad El Bosque, considera que la biología tiene competencia como cualquier otra carrera, y  que el mercado laboral, aunque no es tan amplio, requiere de biólogos, especialmente en la línea de gestión ambiental.



  • “Puede ser muy relativo, no es una profesión con mucha demanda y eso dificulta la búsqueda de empleo, sin embargo la amplia oferta de posibilidades de enfoque incrementan la posibilidad de conseguir trabajo. En cuanto a la competencia, no lo sé con mucha certeza, pero por lo que sé podría ser poca, puesto que no son muchas las universidades de alta calidad que ofertan biología y eso podría ser un plus para los futuros profesionales, además de que no es una carrera tan apetecida como medicina o alguna ingeniería”, resalta Andrés Camilo Linares Velásquez, estudiante de la Universidad del Rosario.


“Es importante que los estudiantes no escojan una profesión basados en criterios como “no tiene cálculo” o “tiene muchas salidas de campo”. En todas las carreras hay cosas que a uno le gustan y otras que no tanto, así que el primer paso es que uno esté apasionado con alguna área de la biología. Lo segundo es que se necesita perseverancia para sobrepasar las materias que no gustan tanto o las dificultades que se atraviesen en el camino. Por último, ser curiosos y críticos, porque esto siempre va a ayudar a mantener el deseo de investigar y solucionar problemas desde ángulos diferentes”.


Adriana Sánchez, bióloga con maestría por la Universidad de los Andes, y doctora por Wake Forest University, y docente de la Universidad del Rosario.



¿En qué campos puede ejercer un biólogo?


  • Investigación en enfermedades humanas: puede trabajar en un laboratorio en temas que abarcan desde la caracterización genética del Alzheimer, hasta bases moleculares del cáncer.


  • Legislación ambiental.


  • Astrobiología: estudiando organismos extremofilos.


  • En la salud, pecuario, agrícola, docencia, gobierno (control, regulación, vigilancia), industria (cueros, pinturas, minera), gestión ambiental, microbiología, genética, ecología,  entomología, zoología, botánica, ecología funcional, política ambiental, biología molecular, biología computacional, evolución, entre otros.


  • Adriana Sánchez (egresada en la Universidad de los Andes, y en Wake Forest University), considera que los biólogos salen preparados para resolver problemas complejos, “anteriormente se consideraba que las opciones laborales eran limitadas, pero cada vez se necesita más gente que trabaje en áreas como sostenibilidad y conservación, ya sea a nivel privado o público. También hay otras opciones como la academia, consultoría, centros de investigación y laboratorios (como por ejemplo, farmacéuticas o de genética)”.



De acuerdo a la ley

Decreto Número 2531 del 4 de Agosto de 1986

Por el cual se reglamenta la Ley 22 sobre el ejercicio de la profesión de la Biología.

EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA DE COLOMBIA, en ejercicio de las facultades que le confiere el ordinal 3 del artículo 120 de la Constitución Nacional, DECRETA:

ARTÍCULO 1°. – Para todos los efectos legales se entiende por ejercicio de la Profesión de Educación Superior de Biología toda actividad relacionada con la utilización de los principios, conocimientos y técnicas propias de las diferentes disciplinas que conforman la Biología, establecidas en el artículo 2 de la Ley 2 de 1984, dentro de las siguientes áreas de trabajo intelectual y físico:


< Dirección y ejecución de la investigación científica, pura o aplicada, en los campos de la Biología Celular; Biología Molecular; Morfofisiología Vegetal y Animal; Biotecnología, Biofísica, Sistemática Vegetal y Animal; Genética; Microbiología; Ecología; Recursos Naturales Renovables; Recursos Hídricos; Flora; Fauna; Medio Ambiente; Control Biológico; Productos Naturales; Etología; Histología; Embriología; Utilización e Industrialización de Plantas y Animales; Tecnología de Recursos Alimenticio; Mejoramiento Genético; Nuevas Fuentes de Alimentos; Manejo de Recursos Agrosilviculturales; Cuencas Hidrográficas y Fenómenos de Impacto Ambiental.


> Aplicación técnica de los conocimientos y métodos de la Biología en los ensayos, análisis, control y tratamiento de los residuos industriales o domésticos.


> Dirección técnica y científica en laboratorios biológicos, jardines botánicos y zoológicos; Instituto de Manejo de Recursos Naturales Renovables; Museos de Ciencias Naturales.


> Estudio, planeación, proyección, especificación, dirección, fiscalización, contratación, inspección, supervigilancia, ejecución y evaluación de obras materiales que se rijan por la ciencia o técnica biológica en los campos especificados en el literal a).


> Dirección, supervisión y ejecución de labores cuyo resultado final sea un documento técnico o de carácter biológico.


> Ejecución en su propio nombre o en el de otros, de concesiones para la utilización de técnicas basadas en la aplicación de las áreas descritas en el literal a).


> Desempeño de cargos de consejeros y delegados en misiones y comisiones que se designen para representar el país en reuniones internacionales destinadas a estudiar, regular y dirigir las actividades científicas, industriales o técnicas relacionadas con la Biología.


> Desempeño de cargos, funciones o comisiones con denominación de BIÓLOGO en cualquiera de las ramas de la administración pública o privada.


> Asesoría y consultoría a las entidades oficiales y privadas vinculadas al nivel científico y tecnológico con recursos naturales y medio ambiente, en la inspección de la calidad de los trabajos que les sean encargados, en los proyectos de investigación y otros proyectos de carácter técnico que desarrollen dentro del ámbito de la Biología.


> Participación en los peritazgos dentro de los procesos jurídicos y legales relativos a las áreas contempladas en el literal a).



Para un profesional en Biología, ¿qué tan importante es contar con un título de posgrado, o algún otro tipo de formación complementaria?


  • “Depende de lo que uno quiera hacer. Si un estudiante quiere emprender una carrera en investigación es bastante importante; y no es solamente por el simple hecho de tener otro título para que pueda encontrar trabajo más fácilmente. La maestría y el doctorado dan mucha experiencia en el desarrollo de proyectos de investigación, se aprende a publicar artículos científicos, a resolver problemas, se aprende a lidiar con la frustración que ocurre cuando los proyectos no suceden como uno espera, entre otras. Si una persona no quiere seguir en la vida académica o de investigación como tal, considero que hacer una maestría en el área de interés sería muy beneficioso pues aportará conocimiento y preparación para el trabajo que uno quiera desempeñar”, Adriana Sánchez, bióloga con maestría por la Universidad de los Andes, y doctora por Wake Forest University.


  • “Creo que es muy importante, debido a la amplia naturaleza de la biología, la formación complementaria enriquecerá a la persona en temas más específicos, dotándola de habilidades y técnicas que quizás no se aprendan en un pregrado”, María Laura Muñoz Lora, estudiante de biología de la Universidad EAFIT.


  • “Sí, porque además de tener mayor conocimiento en un área específica, te hace también más competitivo en el mercado laboral”, Catalina Álvarez Covelli, estudiante de la Universidad El Bosque.


  • “Es muy relevante, puesto que es una carrera muy amplia que abarca muchas temáticas y será necesario direccionar la carrera a algo en particular, así que no será suficiente salir solo con el pregrado y más en un mercado laboral que cada vez exige más de un título universitario como una maestría o doctorado”, Andrés Camilo Linares Velásquez, estudiante de la Universidad del Rosario.



¿Considera que el manejo de inglés u otro idioma es importante en esta profesión?


  • “Es fundamental y no solamente en esta profesión. En la biología, la mayor parte de la literatura que debe consultarse está escrita en inglés, por lo cual es imperativo aprenderlo. Otros idiomas adicionales, como francés, chino, portugués, siempre serán beneficiosos pues aumentan la posibilidad de buscar un postgrado o un trabajo en otros países”, Adriana Sánchez, bióloga con maestría por la Universidad de los Andes, doctora por Wake Forest University, y docente de la Universidad del Rosario.


  • “Totalmente, el idioma de la ciencia es el inglés, por lo tanto entenderlo y saber leerlo debería ser obligatorio”, María Laura Muñoz Lora, estudiante de biología de la Universidad EAFIT.


  • “Si, la mayor parte de publicaciones son en inglés y los posgrados y maestrías suelen ser igualmente en esta lengua  por lo que su manejo es de vital importancia y abre muchas puertas”, Catalina Álvarez Covelli, estudiante de la Universidad El Bosque.


  • “Por supuesto, particularmente aquellos que se dediquen a la investigación tienen que ser conscientes que el inglés será la lengua que posibilitará el flujo de la información entre los diferentes centros de investigación a nivel mundial. De hecho, todas las profesiones lo necesitan puesto que son vitales para entablar nuevas relaciones laborales y poder ampliar el espectro laboral”, Andrés Camilo Linares Velásquez, estudiante de la Universidad del Rosario.



“La biología no es solo una carrera, sino un estilo de vida, una forma de pensar y actuar, y debe amarse para que pueda ser exitosa. No se necesita genialidad sino esfuerzo, perseverancia y un total compromiso para generar cambios”.


Catalina Álvarez Covelli, estudiante de la Universidad El Bosque.







Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.