Noticias

¿Por qué las universidades están evolucionando fuertemente hacia la digitalización?

      
La digitalización es un hecho al que las universidades deben adaptarse, Pablo Raganato lo explica.
La digitalización es un hecho al que las universidades deben adaptarse, Pablo Raganato lo explica.  |  Fuente: Universia
  • En un evento educativo, el profesional Pablo Raganato indicó algunos aspectos que las universidades deben considerar para adaptarse a las nuevas tecnologías.

  • A través de una serie de claves, se brindan soluciones para modernizar los planes de estudio y la gestión de las instituciones educativas.

  • Estas claves tienen como objetivo brindar una mejor experiencia tanto a estudiantes como docentes, y mejorar su proceso de aprendizaje. 

Pablo Raganato (director Comercial de e-ABC Learning) realizó una serie de reflexiones sobre el futuro de la educación, efectuadas con motivo de la realización del workshop ‘Aprender – Transformarse – Evolucionar’, realizado por Microsoft y e-ABC Learning el pasado 29 de noviembre en el Auditorio de las oficinas de Microsoft Bogotá, en el marco de las MS Partners Sessions. 

El evento, de carácter gratuito, convocó a instituciones educativas y organismos de gobierno, ofreciendo la posibilidad de conocer, analizar y experimentar, tecnologías, soluciones, modelos pedagógicos e integraciones, que facilitan y potencian la experiencia de los alumnos y docentes.

En esta oportunidad, el profesional indicó que el fuerte impacto que está teniendo en la educación superior la incorporación de nuevas tecnologías y la evolución de los modelos pedagógicos, marcan una tendencia muy pronunciada hacia la digitalización.

Esta dinámica obedece a varios factores:

  • La necesidad de extender la base territorial de los programas formativos que imparten las universidades, en el marco de sus políticas de internacionalización, con el objetivo de incrementar la matriculación de estudiantes a escala global.

  • Adaptarse a los criterios y prácticas culturales actuales de consumo de la información, a través de medios digitales y por medio de dispositivos móviles; los cuáles se trasladan a la forma en la que las personas buscan obtener el conocimiento.

  • Responder a los requerimientos de formación continua a lo largo de toda la vida, que hoy demandan profesionales de todas las disciplinas. La formación online permite que se puedan cursar estudios en el momento de la semana en la que se tenga disponibilidad, respetando las obligaciones laborales y el tiempo de calidad con la familia.

  • Mejoramiento en la gestión diaria de una institución educativa, brindando mayor calidad de servicio a sus alumnos y dotando de una dinámica más eficiente a los procesos administrativos internos.

  • Asumir el impacto que está teniendo la Cuarta Revolución Industrial, con la creciente penetración de la inteligencia artificial y el machine learning.

  • Dar respuesta a las nuevas demandas formativas que exige la matriz productiva laboral.


La evolución en la educación implica tomar las ventajas de la tecnología para transformar el modelo de enseñanza y aprendizaje, en un modelo que sea flexible a las características de los estudiantes y trabaje con aspectos motivacionales, evitando distracciones y facilitando la experiencia del usuario.

Esto se logra a través de un diseño inteligente y herramientas que permitan mayor interactividad, con conceptos de gamificación que alienten al logro de objetivos por parte de los alumnos, innovando de esta manera en los aspectos metodológicos.

Para desarrollar proyectos de e-learning o blended learning exitosos, las plataformas que se implementen deben integrarse con los sistemas de gestión académica o de RRHH de cada organización.

Los Sistemas de Gestión Académica (SGA) de las instituciones educativas manejan legajos de los alumnos, planes de carrera, documentación, y muchas otras cuestiones. Básicamente son un ERP educativo. Las plataformas de e-learning, por lo tanto, deben ser parte de estos sistemas de manera análoga a los sistemas de RRHH. Si se dan de alta o baja o modificaciones en alumnos y profesores, esto debe quedar registrado el campus virtual. Si se califican trabajos y evaluaciones en el LMS, estas deben quedar registradas en el SGA. Así, se pueden realizar toda una serie de interacciones entre ambos sistemas. Esta integración permite simplificar tareas, reducir errores y tiempo, e integrar informes y estadísticas.

Es importante tener en cuenta que al momento de adoptar herramientas que colaboren en los procesos de digitalización institucionales, las universidades identifiquen las propuestas que presenten un fuerte compromiso con la independencia tecnológica, para poder identificar la solución más adecuada para cada organización y proyecto pedagógico. De esta manera, tendrán mayores garantías de desarrollar procesos de digitalización exitosos.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.