Noticias

¿Cómo ser un mejor profesor? 7 tips para lograrlo

      
Esto es lo que debes hacer para ser un mejor profesor
Esto es lo que debes hacer para ser un mejor profesor  |  Fuente: Shutterstock
  • Utilizando consejos sencillos, los profesores pueden mejorar su labor e incrementar su efectividad en el aula.

  • Docentes de todos los niveles y asignaturas pueden aplicar estos tips.

  • Lo más importante para ser un buen docente es conectar con los estudiantes de forma sincera.

Ser docente no es tarea sencilla, pues implica la inmensa responsabilidad de transmitir conocimientos a los profesionales del futuro. Lo que se enseñe hoy determinará las formas de actuar mañana, por lo que los docentes deben ser capaces de asegurar una correcta transmisión de conocimientos dentro del aula.

Las generaciones de estudiantes cambian de manera constante, presentando cada una sus propias exigencias y demandas a nivel académico. Dentro del aula, es tarea del profesor satisfacer estas necesidades, acercando a los jóvenes el conocimiento y las herramientas necesarias para comprender la materia que se enseña.

Sin embargo, generalmente el conocimiento del educador es siempre el mismo. Quienes no optan por la formación continua, y no se adaptan a los cambios en las generaciones de estudiantes, mantienen modelos y sistemas educativos que en la actualidad resultan anticuados.

¿Cómo desempeñar de mejor forma la profesión frente a este cambio inevitable  y constante? Lo más importante para ser un mejor profesor es conectar con los estudiantes, conocer y comprender sus necesidades para luego pensar en satisfacerlas.

Pero específicamente ¿qué se puede hacer para ser un mejor profesor? Te damos 7 tips que te serán de utilidad para esta tarea:

1) Habla con tus estudiantes

No es necesario que te conviertas en su mejor amigo, pero sí que tengas la posibilidad de mantener un diálogo sincero y fluido. Que estos tengan la confianza para expresarte sus dudas y tú el espacio necesario para consultarles si realmente comprendieron lo enseñado en el aula.

Un diálogo fluido, además, crea un mejor entorno de aprendizaje y elimina las tensiones típicas que suelen generarse entre una figura de autoridad como el profesor y los receptores de sus conocimientos.


2) Aléjate del poder

Intentar presentarte ante tus estudiantes como una figura de poder no será positivo, sino todo lo contrario.

Ese modelo de docente sabelotodo y castigador ya no funciona. Los jóvenes de hoy en día no te prestarán atención mediante amenazas de expulsarles de clase u obtener malas calificaciones.

Para lograr su respeto y atención debes evitar posturas autoritarias que les impidan dialogar.

¿Te interesa ser Profesor?

Conoce esta profesión


3) Sé creativo

Busca la forma de aportar más creatividad a tus clases, ya sea con los temas a enseñar o la forma de presentarlos. Los estudiantes valorarán este cambio de forma positiva y verás como poco a poco logran mejorar sus resultados académicos.

No tiene ninguna ciencia o truco, las clases más entretenidas sencillamente se comprenden mejor y se recuerdan más.


4) Aporta flexibilidad

Para los estudiantes actuales, la flexibilidad no es un capricho sino una necesidad. Tu tarea como docente es permitir que la tengan.

¿Cómo? Permitiéndoles ocupar el rol de docentes de vez en cuando, estableciendo espacios de intercambio de opiniones, haciendo que estos puedan elegir la forma de presentación de sus tareas, entendiendo cuando los trabajos no pueden ser entregados en la fecha establecida… Existen decenas de formas de transformarte en un docente más flexible y comprensivo, solo debes encontrar la que mejor se adapte a ti y a tus estudiantes.


5) Coherencia ante todo

La flexibilidad mencionada anteriormente no debe ser confundida con la falta de coherencia. Un buen profesor siempre sigue una línea de pensamiento, que une todas sus acciones bajo determinados principios.

Es importante que tus acciones en el aula sean coherentes, tanto para ti como para tus estudiantes. Busca la flexibilidad, sí, pero sin flexibilizar demasiado tus normas hasta el punto de hacerlas desaparecer.


6) Humildad

No lo sabes todo, puedes aprender mucho de tus estudiantes y es importante que lo sepas. Pero más aún, es importante que estos lo sientan.


7) Muestra entusiasmo

Para un buen profesor no hay temáticas aburridas, todas tienen su cuota de entusiasmo. Si muestras que te gusta lo que haces esto se reflejará en tus estudiantes y se contagiarán con las ganas de aprender cada vez más.

 

No existe una fórmula universal para ser mejor profesor. Existen tips, consejos, técnicas y recursos, pero ninguno de ellos puede aplicarse a la totalidad de los docentes o estudiantes.

Tu tarea como profesor es la de encontrar el método que mejor se adapte a tu aula, y buscar que tus estudiantes aprendan cada día más.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.