Noticias

Seis beneficios de desayunar por la mañana

      
Seis beneficios de desayunar por la mañana
Seis beneficios de desayunar por la mañana  |  Autor: Shutterstock (Brasil)
  • Un desayuno equilibrado te aporta la energía que necesitas para comenzar bien el día
  • Evitarás alteraciones en tu organismo
  • Conoce los ingredientes fundamentales para un desayuno completo

Siempre hemos escuchado que el desayuno es la comida más importante del día, sin embargo, no todo el mundo le presta a esta comida la atención que requiere. Quizá recordar los beneficios que nos aporta un desayuno completo y equilibrado para comenzar la jornada nos invite a cambiar nuestros hábitos alimenticios:
  • Un buen desayuno aporta la energía que el cerebro necesita tras una noche de ayuno, es decir, mejora nuestro rendimiento intelectual.
  • Tras el ayuno nocturno, la ingesta de alimentos activa el metabolismo evitando la acumulación de grasas. Un falso mito apunta a que no desayunar ayuda a adelgazar. Los nutricionistas señalan que no comer por la mañana produce en el cuerpo el llamado "modo ahorro", que hace que el organismo acumule calorías ante la falta de nutrientes.
  • Reduce la ansiedad y permite llegar a la hora del almuerzo con menos hambre, evitando el picoteo de alimentos menos saludables y más calóricos y por tanto reducirás el riesgo de  sobrepeso o de obesidad.
  • Evitarás alteraciones en el organismo como hipoglucemias e hipotensión. Omitir esta comida hace que los niveles de glucosa en sangre desciendan, por lo que el organismo se ve obligado a buscar otras fuentes de energía que producen una situación de cetosis (estado metabolico que produce mareos, debilidad y dolores  de cabeza). 
  • El desayuno aporta los nutrientes básicos para que el organismo funcione correctamente. Si el desayuno incluye hidratos, proteínas y grasas le estarás aportando a tu cuerpo la energía y nutrientes necesarios para comenzar la jornada, además de mejorar tu estado de ánimo
Los expertos recomiendan no dedicar a esta comida más de 20 minutos y sobre todo no elegir bollería industrial en nuestro desayuno diario. Un desayuno completo incluiría hidratos de carbono de asimilación lenta (muesli, avena, pan integral), fruta (mucho mejor entera que en zumo) y proteínas bajas en grasa (pavo, queso fresco o yogur).
Quieres ampliar tus conocimientos en Alimentación y Nutrición, apúntate a los cursos de Unviersia




Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.