Noticias

5 formas con las que los profesores pueden prevenir el acoso escolar

      
Detectar las causas del abuso es una de las tareas más complicadas del docente
Detectar las causas del abuso es una de las tareas más complicadas del docente
  • Uno de cada cinco niños es víctima de Bullying en Colombia.
  • El problema se agrava cuando los propios alumnos son tolerantes al matoneo.
  • La situación requiere el compromiso de profesores, personal administrativo padres de familia y de las autoridades locales.

El fenómeno bullying no es ninguna novedad en Colombia. Es cierto que se ha intensificado en los últimos años y que muchos profesores han perdido el control sobre el comportamiento de sus alumnos dentro y fuera de las aulas, por lo que urge detenerlo lo antes posible.

Por su parte, las escuelas estadounidenses ya han activado la alarma social sobre estos actos violentos entre menores de edad, por lo que el Gobierno Federal ha lanzado el portal Stopbullying.gov, en el que ayudan a docentes y a personal administrativo de los colegios a detectar y actuar de la mejor manera para prevenir el abuso escolar.

Tales consejos son aplicables a cualquier aula del mundo, prueba de ello son los siguientes cinco a los que todos deberíamos prestar atención para erradicar el matoneo del sistema educativo colombiano.

1.- Crear un entorno seguro y de apoyo

Educación sobre el respeto y civismo en todo momento. Fomentar el respeto entre todos los presentes en clase es clave para mantener un espacio seguro y que invite a formar parte de un círculo sano y de cuidado mutuo.

2.- Organizar el aula para prevenir la violencia

Los docentes pueden incluir dentro de los objetivos académicos el incrementar el clima de solidaridad y respeto en el aula, a través de solicitudes sencillas, directas pero con gran carácter de importancia.

3.- Detener el Bullying en el acto

Hay que responder al ataque violento de inmediato. Es mejor escuchar a los involucrados por separado, y tampoco hace falta ‘obligarlos’ a que se disculpen o pacten un arreglo cuando aún están excitados por la situación.

Solicita información sobre estudios de educación

Más info

4.- Averiguar por qué ha sucedido

Al escuchar a los alumnos por separados intentemos escuchar la versión de los hechos de cada uno. Tratar de llegar a fondo sin discutir con ellos o acusándolos por su conducta durante la conversación.

5.- Apoyar a los niños implicados

A todos: al atacante, al atacado y a los que han presenciado el hecho. Todos tienen que saber que así no se solucionan las cosas y que ante cualquier otro caso de discusión pueden acudir a los profesores sin pensar en posibles reprimendas o castigos.

Se puede hacer mucho para combatir el matoneo en el colegio mientras se fomenta el respeto y el compañerismo, pero el problema no sólo está en las aulas.

La ciudadanía debe ser partícipe de la lucha para también evitarlo durante la vuelta a casa, en el bus, en la calle o a través de los dispositivos digitales, práctica conocida como cyberbullying.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.