Noticias

Evitar el fracaso escolar a través de una buena orientación académica

      
Si te das cuenta de que te cuesta sentirte motivado con tu carrera, es importante que no te lo guardes para ti
Si te das cuenta de que te cuesta sentirte motivado con tu carrera, es importante que no te lo guardes para ti
  • La mayoría de las instituciones educativas cuentan con una estructura de orientación para estudiantes.
  • Si crees que te has equivocado de carrera, comparte tus preocupaciones y busca consejo profesional.
  • Además de evitar el fracaso, la orientación profesional ofrece otros beneficios para los alumnos.

El principal error cuando pensamos en la orientación académica es creer que consiste solo en programar los estudios, pero lo cierto es que los orientadores son profesionales entrenados no solo en consejos formativos, sino también terapéuticos.

La orientación académica es especialmente útil para estudiantes frustrados a los que les cuesta seguir el ritmo de la clase o no encuentran la motivación necesaria. En muchas ocasiones, los alumnos no se atreven a pedir ayuda por vergüenza sin saber que otros estudiantes se encuentran en la misma situación.

En la universidad es más común de lo que crees elegir una carrera que finalmente no es de tu agrado. Por desgracia, es imposible saberlo hasta que has empezado el curso. A veces te das cuenta de que odias lo que estás estudiando cuando ya estás en el ecuador de la carrera. ¿Qué haces en esa situación? ¿Deberías cambiar de carrera? ¿Es inmaduro dejarlo porque no era exactamente lo que esperabas?

¿No tienes claro qué estudiar o qué universidad elegir?

Visita nuestro portal de orientación

La carrera equivocada

Si te das cuenta de que te cuesta sentirte motivado con tu carrera, es importante que no te lo guardes para ti. Aislar el problema solo empeorará tu desmotivación y las probabilidades de que fracases en los estudios.

Piensa que quizás solo necesitas que alguien te dé a conocer otro punto de vista que te ayude a ser más positivo de cara a tu futuro profesional. En estos casos, la orientación académica es imprescindible.

Las universidades no quieren que sus alumnos dejen la carrera, entre otras cosas, porque no queda bien en las estadísticas. La mayoría de las instituciones cuentan con una estructura de apoyo para orientar a los estudiantes. Puede incluso que ya tengas asignado un tutor u orientador con el que puedes hablar si tienes algún problema.

Si no lo tienes, seguramente habrá alguien con quien puedas comentar tus frustraciones, aunque sea un profesor con el que tienes más confianza. Recuerda que lo fundamental es compartirlo con alguien.

Puede que pienses que no necesitas estos servicios porque tu problema no es lo suficientemente serio o porque les da igual lo que les cuentes. Aunque no podemos garantizarte que solucionarán todos tus dilemas, los orientadores están entrenados para comprender tu situación y proponer los mejores consejos.

El 90% de las veces serán compresivos y cercanos y te guiarán para que, paso a paso, alcances tus objetivos académicos y profesionales. Además, deberían poder ayudarte con consejos financieros, costes de matrícula y becas.

Otras formas de evitar el fracaso

Los orientadores académicos pueden presentarte a personas importantes del ámbito universitario. Por ejemplo, te proporcionarán contactos para tratar temas específicos, los procesos de admisión o los estudios en el extranjero.

También pueden aportarte consejos en base a la experiencia de estudiantes de otros años. Han aconsejado a tantos alumnos que conocerán recomendaciones para tener éxito con los diferentes profesores. Además, pueden darte a conocer ofertas de becas desconocidas para la mayoría de los alumnos pero que se adaptan perfectamente a tu perfil.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.