Noticias

Cómo estudiar música mejorará tu cerebro

      
Aprender a tocar un instrumento y crear melodías despierta ciertas habilidades creativas en nuestro cerebro
Aprender a tocar un instrumento y crear melodías despierta ciertas habilidades creativas en nuestro cerebro
  • Desde 2012, se realiza el estudio “Cerebro y Música” en niños de Primaria de Los Ángeles.
  • Estudiar música cambia la estructura del cerebro y la ciencia se ha encargado de demostrarlo.
  • La conectividad de materia blanca se hace más robusta, mejorando la comunicación entre los dos hemisferios cerebrales.

Desde 2012, el Dr. Assal Habibi y su equipo llevan a cabo una investigación sobre cómo estudiar música afecta a nuestro cerebro, su estructura y actividad, gestionado por el Instituto de Cerebro y Creatividad de la USC.

La Orquesta Filarmónica para Jóvenes de Los Ángeles colabora en el proyecto, impartiendo formación musical a niños entre 6 a 18 años, que asisten cuatro veces a la semana a clase y realizan diversos conciertos.

Los jóvenes entre 6 y 7 años son el objeto de estudio, ya que se sitúan en una edad crucial en el desarrollo cerebral y donde se puede estudiar mejor la evolución de las percepciones y comportamientos.

Esta orquesta no funciona como un conservatorio, sino que intenta ser como un equipo que busca crear melodías, aprender cosas nuevas y crecer como grupo.

Los años de investigación y los resultados obtenidos por diferentes pruebas, como las resonancias magnéticas, avalan la afirmación de que la música mejora el cerebro.

Usa la formación musical para desarrollar tus capacidades

Infórmate aquí

Datos sobre la investigación

Para llevar a cabo este estudio, se comenzó fijando tres grupos de muestra:

  • Un grupo que estudia música con la orquesta de forma regular.
  • Otro grupo realiza alguna actividad extraescolar con la misma regularidad, como fútbol, natación o atletismo.
  • El tercer grupo es un grupo de control que no realiza ninguna de las anteriores actividades.

El experimento comenzó realizando una resonancia magnética y una electroencefalografía para detectar la actividad eléctrica en el cerebro de estos jóvenes, así como otros indicadores cognitivos en relación a su comportamiento e interacciones sociales.

Desde 2012, las pruebas se repetían anualmente para ir recogiendo resultados durante un periodo de 5 años.

Con todos estos datos el grupo de investigación está preparando el informe final, analizando todos los datos respecto a unas variables determinadas y los cambios que han sufrido los grupos de muestra con el paso del tiempo.

Un adelanto de los resultados

Con el tiempo, los niños que seguían la formación de música regularmente, presentaban mayor activación cerebral, lo que suponía un mejor proceso de razonamiento y una toma de decisiones más acertada.

La estructura de su cerebro también se modificó, con un crecimiento del grosor vertical, del volumen y de las áreas por las que se conecta la materia blanca.

Con este estudio, también se quiere demostrar que los niños que tienen acceso a actividades extracurriculares de calidad, tienen más oportunidades de mejorar su cerebro y estar mejor capacitados para los retos de formación de la Secundaria y sus futuros estudios.

Estudiar música demuestra que los cerebros de estos jóvenes desarrollan más sus habilidades cognitivas, lo que implica mejor adquisición de competencias y de aprendizaje en su entorno social y académico.

El hecho es que uno de los mejores científicos de la historia -Einstein- también era un prodigioso violinista...



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.