Aviso de cookies

Universia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para recopilar información estadística sobre su navegación y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación, pudiendo deshabilitarlas desde su navegador. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.

text.compare.title

text.compare.empty.header

Actualidad universitaria

Contratos: estudia qué tipo de contrato se adapta más a tus necesidades. Foto: Universia Colombia.
 
 
 
Uno de los aspectos más difíciles a la hora de ingresar al mercado laboral por primera vez, es entender cuáles son las modalidades de contratación que ofrecen las empresas de nuestro país. Al saberlo de antemano, contarás con gran ventaja a la hora de enfrentarte con tu futuro empleador para negociar tus condiciones de trabajo. Te proponemos detallar las características principales de los 4 principales tipos de contratos laborales que existen en Colombia, publicados por el portal finanzaspersonales.com.co.
 

1. Contrato a Término Fijo.

Este tipo tiene un tiempo límite estipulado en el documento. Sin embargo, puede ser prorrogado indefinidamente, salvo en los casos en los cuales el plazo pactado sea inferior a un año. El contrato debe ser fijado por escrito y representa una vinculación con la empresa que indica que el empleado recibirá un pago mensual con las prestaciones sociales establecidas en la ley. Además, tendrá derecho a indemnización si el contrato es cancelado antes de la fecha estipulada.
 

2. Contrato a Término Indefinido.

Este contrato no tiene estipulada una fecha de terminación de obligaciones mutuas. Puede pactarse por escrito o de forma verbal y el empleado también tendrá derecho a todos los pagos de prestaciones sociales.
 

3. Contrato Civil por Prestación de Servicios.

Se trata de un contrato de naturaleza civil que no genera ningún tipo de dependencia ni subordinación. No tiene vinculación laboral y sólo implica el pago por los servicios prestados. La remuneración se acuerda entre las partes y no genera relación laboral ni obliga a la empresa a pagar prestaciones sociales.
 

4. Contrato por Obra.

Bajo este tipo de contrato, el período de pago puede ser diario, semanal, quincenal o como máximo mensual. No se puede pactar el pago cuando se termine la obra, a no ser que el trabajo se termine en un tiempo inferior a un mes. En este caso, el empleador tampoco tiene obligación de pago de prestaciones sociales.


Tags:
Comentar

Comentarios

    Ver 20 más

    AÑADE TU COMENTARIO

    Ver más