Noticias

6 razones para hacer un voluntariado internacional

      
Viajar al extranjero como voluntario es una oportunidad fantástica para conocer otras partes del mundo
Viajar al extranjero como voluntario es una oportunidad fantástica para conocer otras partes del mundo
  • Ser voluntario en otro país es una de las maneras más gratificantes de conocer otras culturas.
  • En países como Sudáfrica establecerás lazos personales con comunidades locales como nunca lo habías hecho.
  • Elige un proyecto que te apasione y que conecte contigo emocionalmente para una experiencia aún mejor.

¿Tienes ganas de conocer otras culturas? ¿Necesitas una experiencia enriquecedora? ¿Quieres que las empresas te valoren mejor? ¿Quieres hacer algo fuera de lo habitual? Lo que necesitas es un voluntariado.

Ser voluntario es una plataforma para todo esto y más. Facilita el intercambio cultural entre las comunidades locales y el voluntario y le ayuda a crecer como persona -y como profesional- al mismo tiempo que ayuda a otras personas.

Si estas razones no son suficientes, en este artículo detallamos otros 6 motivos por los que deberías plantearte hacer un voluntariadointernacional.

Conoce otras culturas

Ir al extranjero como voluntario es una oportunidad fantástica para conocer otra parte del mundo: su cultura, sus paisajes, sus costumbres y tradiciones…

Los países africanos como Sudáfrica son destinos populares para programas de voluntariado internacional. Allí podrás disfrutar de ciudades como Ciudad del Cabo o Johannesburgo y disfrutar de deportes extremos en la naturaleza.

¿Interesado en estudiar en el extranjero?

Más información

Amplia tus horizontes

Ser voluntario en una comunidad africana, por ejemplo, hará que tomes prestada su perspectiva del mundo. De pronto, el estrés de tu trabajo, tu familia y tus relaciones te parecerá lejano e insignificante. Los voluntarios vuelven a sus países con un aprecio renovado hacia su propio modo de vida, ya que la distancia ayuda a ver las cosas de forma más clara.

Forma parte de una comunidad

Una parte importante del voluntariado consiste en formar parte de una comunidad, algo en ocasiones difícil de lograr en el mundo occidental. En países africanos es mucho más sencillo establecer una conexión personal con los miembros de comunidades pequeñas. Al final, estas personas se convertirán en parte de tu familia.

Haz amigos para siempre

No es extraño que los voluntarios internacionales formen una amistad de por vida con compañeros de viaje. La pasión compartida por ayudar a los más desfavorecidos contribuye a que la amistad sea más profunda y duradera.

Tras unos meses de buenos y malos momentos, te darás cuenta de que tienes un grupo de nuevos amigos de todas las partes del mundo.

Marca la diferencia

¿Has sentido alguna vez que no haces nada que tenga un impacto real en la sociedad? El voluntariado se trata precisamente de eso: verás cómo tu trabajo y tus actos ayudan a otras personas y, en consecuencia, te sentirás bien. Un voluntariado internacional es una experiencia renovadora que impacta positivamente tanto en las comunidades con las que trabajas como con ti mismo.

Encuentra tu proyecto

Antes de lanzarte a la aventura del voluntariado busca un proyecto que te apasione y que te llene emocionalmente. Por ejemplo, si has superado una enfermedad complicada, probablemente te interesará llevar a cabo un voluntariado médico. O si tuviste una infancia difícil, puedes ayudar a llevar un poco de felicidad a los niños que han sufrido demasiado.

En definitiva, ser voluntario en el extranjero es una experiencia que puede cambiarte la vida en muchos aspectos. Todo el mundo debería planteárselo al menos una vez.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.