Noticias

Qué es el trabajo híbrido

      
Fuente: Shutterstock

¿Alguna vez has escuchado hablar del “trabajo híbrido”? Quizás este término no es muy conocido aún, pero sin duda se trata de una tendencia que marca la pauta en el mundo laboral. Tal como su nombre lo indica, el “trabajo híbrido” corresponde a la preferencia por parte de los empleadores a buscar personas versátiles, capaces de dominar dos ramos profesionales. De esta manera, logran maximizar sus ganancias y conseguir a los mejores talentos del mercado.
 

Lee también
Las 3 ofertas de empleo para psicólogos más destacadas de la última semana
Aprende a “venderte” en una entrevista laboral
Entrevistas de trabajo: qué hacer si preguntan si estarías dispuesto a trabajar fuera de horario

 

Expertos en tecnologías de la información con conocimientos en Recursos Humanos, diseñadores expertos en marketing, enfermeros con experiencia en consultoría legal son algunos de los ejemplos que de esta nueva búsqueda en lo laboral. Una persona capaz de hacer dos trabajos a la vez es lo que buscan las empresas, de acuerdo con la consultora británica AdvancedResourcing.

Según la organización, esta nueva modalidad de empleo responde a que hoy en día las personas no buscan especializarse en una sola área sino que desean adquirir experiencia y formación en varias. Por su parte, las empresas buscan reducir la cantidad de personal calificado que deben contratar, por lo que el trabajo híbrido resulta muy rentable.

¿Sus desventajas? La exigencia y los desafíos de este tipo de empleos pueden ser muy demandantes para los trabajadores, quienes llegan a sentirse abrumados por la cantidad y diversidad de responsabilidades. Además, quienes desempeñan dos roles profesionales a la vez corren el riesgo de sentir que una de sus competencias es poco aprovechada en detrimento de las otras.

Ante todo, la responsabilidad de los empleadores es ofrecer una compensación acorde a las responsabilidades que se le asignan a estos valiosos trabajadores “híbridos”. De otro modo, es muy probable que estos se inclinen a buscar un empleo en donde su labor sea mejor valorado.

A su vez, es necesario ajustar las expectativas de la empresa. Si una persona ocupa un puesto que otrora estaba repartido entre dos empleados, no se puede esperar que su productividad sea equivalente a la que pueden alcanzar dos personas. 



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.