Noticias

¿Cómo rechazar una oferta de trabajo?

      
Sé sincero y cortés a la hora de rechazar una oferta que no encaje contigo
Sé sincero y cortés a la hora de rechazar una oferta que no encaje contigo
  • Responder a una oferta de empleo también puede llevarte a la situación de tener que rechazar el trabajo por diversas razones.
  • Te damos algunas claves para que valores la oferta, manejes la situación y rechaces el empleo de forma profesional y respetuosa.
  • Si crees que la empresa puede estar interesada en negociar condiciones, antes de declinar el trabajo, apuesta por reunirte con ellos y hacerles una propuesta.

Buscar empleo es una tarea que, bien realizada, puede sernos de gran utilidad para configurar y completar nuestro perfil profesional.

Realizando una búsqueda de empleo efectiva y consultando diferentes tipos de portales y ofertas podemos conseguir información relevante que nos ayude profesionalmente, como por ejemplo:

  • Conocer las empresas que generan más contrataciones.
  • Los requisitos más comunes en nuestra área profesional.
  • Las tareas a realizar en los puestos de trabajo ofertados.
  • Los años de experiencia requeridos para ocupar ciertos puestos.
  • El numero de personas que responden a las ofertas de empleo y, por tanto, la competitividad laboral a la que nos enfrentamos.
  • Los portales de empleo mejor enfocados al tipo de empleo que aspiramos y los que recogen las ofertas más atractivas.

Todo este bagaje nos ayudará a ir optimizando la búsqueda de empleo, mejorar nuestro CV y también nos dará mejores herramientas para cuando decidamos evolucionar en nuestra carrera y buscar un nuevo empleo.

A pesar de realizar una búsqueda efectiva, puedes verte en la situación de tener que rechazar una oferta de trabajo, por diversas razones:

  • No se adecua a tu perfil profesional.
  • No reúne tus expectativas salariales.
  • No te convencen las condiciones del empleo.
  • Te han ofrecido una oferta mejor en otra empresa.

¿Estás buscando empleo?

Registra tu hoja de vida

Si te ves en la obligación de rechazar una oferta de trabajo, te damos algunos consejos para que lo hagas de manera profesional:

Durante el proceso de selección…

Durante el proceso de selección, los reclutadores irán dándote más detalles sobre el puesto de trabajo que, quizás, no estaban incluidos en la oferta publicada.

Puede que a medida que te vayan desvelando más información, sientas que ese trabajo no se adapta a lo que buscas o que no te interesa.

Si tienes muy claro que no quieres invertir más tiempo en ese proceso de selección, ya sea porque no encajas en la oferta, o porque no es lo que estás buscando, es un buen momento para parar el proceso.

La mejor manera de hacerlo es siendo sincero y respetuoso a la hora de exponer las razones por las que no te interesa continuar. Tu explicación puede ser de gran utilidad para el reclutador y la empresa y también puede ser una futura oportunidad, si la razón es porque tu perfil no es el adecuado para el puesto.

De todos modos, si tienes dudas, no te precipites y recuerda que aún están es el proceso de selección. Medita bien tu decisión y analiza todos los pros y contra del empleo y la empresa.

Si crees que puedes negociar las condiciones con la empresa o plantearles alguna alternativa beneficiosa para ambos, no rechaces la oferta y reúnete con los responsables para transmitirles tu idea. Puede que no acepten y la rechacen, pero lo habrás intentado y habrás aprendido mucho durante ese proceso de selección y negociación.

Tras el proceso de selección…

Por otro lado, puede que superes el proceso y seas el elegido entre todos los candidatos para cubrir el puesto.

Pero puede que durante este tiempo hayas estado inmerso en otras entrevistas, solicitando puestos de trabajo y también hayas obtenido una una respuesta positiva.

Cuando te veas en esta situación, con honestidad, explica las razones que te llevan a declinar el empleo y, si es el caso, explica que has recibido una oferta que se adapta mejor a tu perfil y expectativas.

Si la empresa está muy interesada en ti, puede que valoren la posibilidad de mejorar la oferta o, al menos, serán conscientes de por qué tu has elegido a otros, antes que a ellos.

Decidas lo que decidas, lo importante es que te sientas seguro de tu decisión y que asumas riesgos, de este modo crecerás de forma personal y profesional.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.