Noticias

Las mejores empresas no contratan superestrellas: las construyen

      
El ambiente de trabajo influye mucho al igual que tener un buen equipo
El ambiente de trabajo influye mucho al igual que tener un buen equipo
  • La sociedad y el mundo empresarial son cada vez más exigentes y esto se refleja en el plano laboral.
  • Parece que tener los mejores trabajadores de forma inmediata es la única preocupación de algunas empresas.
  • Contratar trabajadores estrella puede parecer una gran solución pero también entraña un riesgo.

Acabas de terminar tus estudios y comienzas a buscar trabajo. Cada oferta que encuentras te desanima un poco más, todas las empresas parecen querer al trabajador ideal, a uno que probablemente no exista porque es imposible reunir tantas competencias en una única persona... O al menos si existen trabajadores así son muy pocos.

El desánimo sube cuando esto parece ser algo generalizado. ¿Qué ocurre con las empresas? ¿Cómo van a conseguir los recién incorporados al mercado de trabajo una oportunidad de empleo?

Todos hemos visto alguna de esas ofertas. ¿Es que pretenden hacer un equipo de superestrellas? ¿Son un equipo de fútbol de élite? Nada más lejos de eso. Lo que sucede es que las empresas, en su búsqueda por una excelencia casi irreal, prefieren buscar trabajadores muy formados y de gran experiencia en vez de dar nuevas oportunidades.

¿Y si creas tú esos trabajadores superestrella? No queda tan lejos la época en la que se comenzaba a trabajar en una empresa y era su entorno donde uno crecía y se convertía en un trabajador competente.

¿Por qué sólo se quieren los empleados ajenos en vez de mimar a los propios? Puede parecerte sorprendente pero las empresas que contratan a uno de esos empleados estrella están corriendo más riesgos de los que creen. Pongámonos en situación. Eres un gran profesional y las empresas de tu sector te hacen continuas ofertas, todo el mundo te quiere en su equipo y tú tienes la oportunidad de elegir la que más te apetezca o incluso exigir alguna mejora en alguna par poder decidirte.

Suena estupendo, ¿verdad? Ahora piensa como empresa, este posible empleado tiene muchas ofertas, tantas como quiera... ¿Qué garantía tengo de poder conservarlo si en un momento dado dejo de ofrecerle los mismos beneficios que ahora? ¿Se comprometerá e implicará en mi empresa lo suficiente como para mantenerse si la situación se tuerce?

¿Buscas una oportunidad?

Ingresa tu CV

Otro gran error que suelen comenter estas empresas es pensar que al ser buen trabajador en un lugar puede serlo en todos. ¿Realmente crees que puede ser así? El ambiente de trabajo influye mucho al igual que tener un buen equipo. Quizás ese trabajador que te parecía tan infalible ya no lo sea cuando esté en tu plantilla.

Y ya que mencionamos tu plantilla... ¿Has pensado en ella? Aspirar a un ascenso dentro de la empresa suele ser uno de los factores que más motivan a los trabajadores y el contratar a una persona de fuera de la empresa para una vacante si hay gente dentro que puede tomar ese puesto... Puede que sea algo que se vuelva en tu contra. La desmotivación puede llevar a gente de tu equipo a buscar otro empleo.

Vaya, esto de los trabajadores estrella empieza a no sonar tan bien, ¿verdad? Entonces, ¿por qué no apuestas por tus propios empleados? Darles una oportunidad os beneficiará a ambos, tus trabajadores estarán contentos porque sabrán que crees en ellos.

Además podrás ayudarles a mejorar como profesionales y a ajustarse a las necesidades de la empresa. Han demostrado ser trabajadores comprometidos y fieles, y compensándolos de esta manera conseguirás que quieran permanecer en la empresa durante mucho más tiempo. Promociónalos y convierte a tus trabajadores en superestrellas.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.