Noticias

Preguntas que NO pueden hacerte en una entrevista de trabajo

      
Recuerda que todo tipo de preguntas personales están fuera de lugar en una entrevista de trabajo
Recuerda que todo tipo de preguntas personales están fuera de lugar en una entrevista de trabajo
  • Preparar una entrevista de trabajo a conciencia es fundamental para conseguir tener éxito.
  • No deben hacerlo, pero en muchas entrevistas pueden hacerte preguntas que no tienes por qué responder.
  • Aprender cuáles son las posibles preguntas incómodas puede ayudarte a evitarlas y a poder salir de ese compromiso de forma más fácil.

Las entrevistas de trabajo ponen nervioso a todo el mundo en mayor o menor medida. Pero es algo que puedes evitar si te dedicas a preparar ese momento crucial a conciencia. Preguntas habituales, preguntas trampa... Ya sabes que muchos entrevistadores suelen intercalar entre las preguntas más profesionales algunas de tipo personal. ¿Sabías que eso es algo que no puede hacer? La próxima vez que te encuentres en una situación así ya lo sabes, no tienes por qué responderlas.

Hasta el momento se han hecho preguntas difíciles, preguntas con trampa para examinar tus reacciones o para estar seguros de si tú eres el tipo de empleado que están buscando. Sin embargo, algunos entrevistadores cruzan la delgada línea que separa estas preguntas de algunas un tanto más comprometidas y personales... Y como ya te hemos dicho, es algo ilegal.

¿Estás buscando una oportunidad?

Ingresa tu CV

Es cierto que se siguen haciendo y que al ser un adulto puedes decidir si las respondes o no, pero eso no las hace menos ilegales. Muchas van más allá de la mera curiosidad profesional. Preguntas sobe la edad, las creencias o la orientación sexual no tienen cabida en una entrevista para un puesto de trabajo.

Los entrevistadores suelen aprovechar esos momentos en los que has bajado la guardia. Cuando acabas de responder una pregunta profesional muy importante o has hablado sobre lo que puedes aportar a la empresa. Es entonces cuando formulan este tipo de cuestiones que la mayoría de las veces respondes porque te toman totalmente por sorpresa.

¿Te han preguntado alguna vez si estás soltero? ¿Si tienes pareja? ¿O si piensas tener hijos? Si lo han hecho es algo que no tiene remedio ahora, pero lo cierto es que en su momento podrías haberte negado a responderla. La empresa debe interesarse por ti como profesional.

Otra de las cuestiones más comprometidas que pueden hacerte es acerca de la edad. Cuando se trata de alguien joven lo preguntan muchas veces como señal de duda respecto a sus capacidades. Algo parecido ocurre cuando esta pregunta se le hace una persona de más edad. ¿Tendrá demasiadas cargas familiares? ¿Tendrá problemas de salud dada la edad que tiene? 

Lo mejor que puedes hacer es intentar desviar el tema hacia tu perfil profesional. Plantear ejemplos de tus experiencias previas o hablar de lo que puedes aportar a la empresa. Podrán hacerte esas preguntas incómodas e ilegales, pero tú estás en tu derecho de no responderlas.

También suelen hacerse preguntas sobre la fe de los empleados e incluso sobre la etnia y su género. Al igual que las anteriores son claros ejemplos de preguntas que es ilegal hacer. ¿Por qué? Por el simple motivo de profesar o no una fe, ser o no de una etnia o identificarte con un género u otro no deberían suponer un motivo de discriminación.

¿Puede que parte de la culpa la tengamos nosotros por haber tolerado hasta ahora estas preguntas? Es posible. Pero la presión y la necesidad de obtener un empleo nos ha vuelto más permisivos en este tipo de aspectos. Sin embargo, es una práctica que debe acabar y por ese motivo si en tu próxima entrevista de trabajo te plantean alguna de estas preguntas deberías negarte.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.