Noticias

¿En qué apartados debo dividir mi CV?

      
Un curriculum bien redactado puede ser la clave para conseguir tu próximo trabajo
Un curriculum bien redactado puede ser la clave para conseguir tu próximo trabajo
  • Tener un currículum bien estructurado es algo fundamental para que sea tomado en cuenta.
  • Tu currículum puede decir mucho de ti a las empresas que lo reciban.
  • Redactar un buen CV es uno de los pasos más importantes para conseguir un empleo.

El momento ha llegado. Es la hora de ponerse a buscar empleo de forma seria. Necesitas encontrar un trabajo y por eso necesitas que tu búsqueda pueda ser lo más provechosa posible. Pero antes de empezar tienes que redactar tu curriculum. Y tal vez no has escrito nunca uno... O quizás sí. Sin importar cuál es el caso, lo que tú quieres es conseguir que esté bien escrito y que sea tomado en cuenta en las empresas a las que lo envíes. Al fin y al cabo ese curriculum va a ser la primera impresión que tengan de ti.

Y tienes razón, un curriculum bien redactado es imprescindible. Huye de esos curriculums que aún redacta mucha gente. Esos cv en los que la gente incluye absolutamente toda la información que se le ocurre. Cursos de idiomas, cursillos de cocina, experiencias que no tienen nada que ver con el puesto al que se pretende conseguir... Hace tiempo que los reclutadores huyen de los de ese tipo así que toca adaptarse a los tiempos.

Accede a las últimas ofertas de trabajo

Ingresa tu CV

No hay un buen curriculum sin una buena estructura, así podrás situar bien la información más relevante para esa oferta de trabajo a la que quieres optar. Eso sí, antes tendrás que tener en cuenta una advertencia. Menos es más, así que procura que tu curriculum ocupe una única página. Destaca tus habilidades y competencias más fuertes y apropiadas para ese puesto.

Como verás ahora la estructura es sencilla, pero te detallaremos lo que debes poner en cada uno de los apartados para que tu curriculum sea todo un éxito.

Datos personales

En este apartado deberás incluir tus datos principales y de contacto. Nombre, apellidos, correo electrónico y teléfonos de contacto principalmente. En contra de lo que puedas creer no tienes por qué incluir una fotografía tuya ni tampoco tu edad. Además puedes incluir también tu profesión y enlaces a webs que amplien tu perfil personal (LinkedIn, portfolio online, blog...).

Experiencia

Ya sabrás que tener experiencia suele ser un punto fundamental en todo curriculum. En este apartado deberás incluir la experiencia profesional que hayas tenido hasta ahora en el campo del trabajo al que quieras optar. Resalta las funciones que has desempeñado y las responsabilidades que tenías en esa anterior empresa. Especifica también cuando comenzó y acabó esa experiencia.

Formación

En este apartado lo mejor que puedes hacer es dividirla entre la formación oficial, con la que has obtenido titulaciones, y formación complementaria. Recuerda escribir el nombre del título obtenido, el nombre del centro y la fecha en la que realizaste los estudios. Recuerda empezar siempre por la formación más elevada que tengas e ir en orden descendente. Después de los títulos oficiales podrás incluir la formación complementaria.

Idiomas

Recuerda que este apartado es muy importante actualmente. Especifica aquellos de los que tienes experiencia demostrable con títulos o diplomas y también el nivel en el que dominas cada uno de estos ámbitos: leído, hablado, escrito y traducción.

Informática

Este es otro apartado fundamental hoy en día. Deberás especificar tus habilidades y aptitudes informáticas. Recuerda dejar clara la aplicación o el lenguaje de programación que dominas, el nivel en el que lo haces y si tienes algún certificado de ello. Las familias de conocimientos más habituales son: ofimática, bases de datos, comunicación, diseño, herramientas de gestión, lenguajes de programación, paquetes integrados y sistemas operativos.

Otros datos de interés

Este es el último apartado a incluir en tu nuevo curriculum. Con él puedes finalizar tu curriculum incluyendo datos adicionales que creas que pueden ser de interés para la candidatura a la que optas. Algunos datos que puedes incluir son premios, becas, publicaciones, aficiones, voluntariados o referencias.

Ahora que la estructura que debería seguir tu curriculum está clara es tu turno. Es el momento de trabajar y comenzar a redactarlo. No olvides que la brevedad y la claridad son muy valoradas por los reclutadores. Y prioriza la información que sea más relevante para el puesto al que quieres acceder por encima de lo demás. ¡Buena suerte en tu búsqueda!



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.