Noticias

 
En caso de que falle en las pruebas y no pueda entrar a Ingeniería Mecánica, tal como quiere, Khaterine Acuña tiene un as bajo la manga. Esta estudiante del Inem sabe que de no pasar a la U aprenderá un oficio en el Sena. Luego volverá a intentarlo.

Cursar inglés y alemán son las opciones que contempla Jéssica Oñate, del Cefa, si "no tiene la suerte" de alcanzar un cupo en la carrera de Química Farmacéutica.

Estos tres jóvenes junto a otros 39.768 aspirantes, mañana y el martes, llenarán las aulas de la Universidad de Antioquia para presentar el examen de admisión que definirá a los 4.297 estudiantes nuevos (solo el 10,8 por ciento) que podrán iniciar su pregrado en el primer semestre de 2008.

Pero las pruebas no son solo en la U. de A. En la Universidad Nacional, sede Medellín, 7.664 personas ya las presentaron y pasaron 1.705, es decir el 22,2 por ciento.

En otras instituciones de educación superior también avanzan los procesos de admisión a través de exámenes, entrevistas, resultados del Icfes u otras modalidades, aunque por lo general, como mínimo, ingresa el 50 por ciento.

Por estos días algunos jóvenes estarán felices porque podrán iniciar su etapa en la universidad. Pero... ¿qué pasa con los que no pasan?

Yo opino Plan B
Juliana Cortés Villa, estudiante del Inem José Félix de Restrepo
"Quiero ingresar a la Universidad de Antioquia, pero si no paso lo importante es no parar y seguir estudiando y capacitándome. Por eso me gustaría entrar a algún curso en el Sena y en seis meses volver a insistir en la Universidad de Antioquia"

Luis Gabriel Curiel Quintero, alumno del Centro Educacional Don Bosco
"Mi plan B si en principio no paso a la U es aprender inglés porque todas las carreras ya lo están exigiendo. Mientras uno se vuelve a presentar tiene que seguir estudiando para no perder la agilidad ni la rutina de estudio".

Juan Camilo Atehortúa, estudiante del Centro Educacional Don Bosco
"No pasar de inmediato a la universidad no es el fin del mundo. Hay que volver a intentar y aprovechar el tiempo para aprender otros conocimientos de lo que se está necesitando y podría necesitar en la carrera".

Yéssica Zuluaga, estudiante de la institución educativa Cefa
"Los jóvenes no podemos echarnos a la pena porque en un primer intento no logremos un cupo de educación superior y más si es en una universidad pública donde se presentan tantos. Es solo un obstáculo que hay que superar".

Marcela Mena, alumna de la institución educativa Cefa
"Muchos dicen que cuando una puerta se cierra otras se abren. Lo mismo pasa con el ingreso a la U. Hay que tener paciencia y buscar otras opciones. A mí me gustaría aprovechar ese tiempo para estudiar inglés y francés".


Consejos para los que no pasan a la U.
1. Adiós a la frustración y a la inseguridad… vale la pena volver a intentar Ni sentirse bruto o que no saben nada. Son muchos los factores del entorno que influyen al momento de alcanzar un cupo en la universidad y más cuando el volumen de aspirantes es mayor, expresa Glenny María González Ruiz, profesora del Politécnico Jaime Isaza Cadavid. "Es importante sentir seguridad de sí mismos. No pasar no significa que no son inteligentes, tienen que saber que son capaces de lograr lo que quieren", dice Ana Milena Gaviria, coordinadora de primer semestre de Sicología de la Universidad San Buenaventura, quien cree que la clave está en insistir. Lo fundamental, entonces, es poder llegar al objetivo que se trazó y asumirlo como un reto.

2. Es una oportunidad para revisar y evaluar una vez más la vocación profesional Volver a preguntarse: ¿y yo para qué soy bueno? Es otra recomendación. Es una evaluación interna, pero que también se puede apoyar en los consejos de padres de familia, amigos o profesores.

Ana Milena Gaviria señala que en un segundo intento por entrar a la educación superior es aún más importante la claridad sobre cuál es la carrera que se quiere seguir así como el perfil que ésta tiene. Para eso es importante explorar todas las opciones posibles y clasificarlas en escala de importancia.

Son muchas las instituciones de educación superior que ofrecen programas y talleres de orientación profesional.

3 No se quede quieto: aproveche los tiempos muertos para capacitarse y aprender Lo dicen los expertos: los llamados tiempos muertos son una oportunidad para capacitarse en temas para los que antes no tenían tiempo y que son importantes para ser más competitivos. Ahí entran, por ejemplo, los cursos de idiomas, computadores, digitación, internet, ortografía y redacción, y algunas ofertas técnicas.

Para Jeannette Lerner, jefe de Desarrollo Estudiantil de Eafit, este espacio es además una posibilidad para nivelarse en las asignaturas base de todas las carreras como ciencias básicas y lenguaje materno. "Realizar estas actividades evita que se pierda la rutina del estudio y muchas conexiones neurales que se desarrollan en lo intelectual".

4 Seguir en la jugada y no alejarse del ambiente universitario
Como se dice en antioqueño y aunque suene popular nada más cierto que cuando alguien está casado es que le aparecen los novios. El ejemplo es de Glenny González para recomendarles a los jóvenes que en principio no pasan a una carrera que tienen que seguir en caliente, continuar mostrándose y no alejarse del ambiente universitario para que los demás vean su interés. "Hay que participar de las inducciones que tienen las instituciones, visitar con frecuencia la facultad en la que se soñó que quería estar". Ana Milena Gaviria agrega que en los procesos de entrevista causa muy buena impresión que el estudiante conozca la universidad a la que aspira ingresar.

5 ¿Y qué tal la opción de empezar a trabajar antes de intentar otra vez pasar a la U? Optar por trabajar no es una mala idea, cree Glenny González, pero siempre y cuando no se pierda la idea de que hay que sacar tiempo para estudiar y tampoco se abandone el objetivo de ingresar a la educación superior.

Jeannette Lerner, de Eafit, ve en esta opción una gran ventaja para que el estudiante madure e incluso llegue con más seguridad a estudiar su programa académico.

"Si el joven tiene la posibilidad de trabajar que lo haga, pero teniendo en cuenta que lo que está buscando es ingresar a su carrera", expone Isabel Cristina Cano, sicóloga de la San Buenaventura.


Alternativas para estar más cerca de un cupo
Semestre básico en el Colegio Mayor de Antioquia
Además de los programas de idiomas, semilleros y cursos de extensión, algunas instituciones de educación superior tienen en marcha iniciativas que les permiten a los aspirantes que no lograron cupo estar más cerca de ingresar al plantel en una nueva oportunidad.

El Colegio Mayor de Antioquia, por ejemplo, inició desde el primer semestre de 2007 la estrategia denominada Semestre Básico con asignaturas comunes a todos los programas de pregrado que ofrece la institución, como alternativa de ingreso inmediato a la educación superior cuando un estudiante se presentó, pero no fue seleccionado.

La experiencia le permite al aspirante informarse mejor acerca de los programas, perfil profesional, plan de estudios, prácticas profesionales, entre otros y si gana el semestre pasar al segundo nivel del mismo u otra carrera diferente a la que había escogido. Cada programa académico ofrece 25 cupos a quienes cursen, aprueben todas las asignaturas y obtengan los mejores promedios académicos.

Sillas vacías en el Poli y en el ITM
Otra alternativa que opera en algunos planteles es el programa de Silla Vacía. En el Politécnico Jaime Isaza Cadavid esta propuesta les permite a bachilleres y otras personas que quieran actualizarse en temas específicos, ver asignaturas ofrecidas por el plantel y que, terminada la matrícula de sus estudiantes, quedan con cupos disponibles.

Desde el 2002, fecha en que fue creado Silla Vacía, se han tenido más de 4.000 usuarios del programa que han cursado cerca de 2.700 asignaturas que se ofrecen cada semestre.

En el ITM este programa del Centro de Extensión Académica ofrece educación permanente y continua, a través de educación no formal, de actualización o asignaturas de programas formales, susceptibles de ser acreditadas como parte de un programa formal en el campo de las tecnologías. El programa tiene dos modalidades: para aspirantes a un pregrado o como educación continuada. Sólo se pueden cursar en el programa de Sillas Vacías hasta un número máximo de cinco asignaturas.

Educación flexible-cursos semipresenciales en Universidad de Antioquia
Los aspirantes a la Universidad de Antioquia que presentarán el examen de admisión y obtengan un puntaje igual o superior a 53 y no sean admitidos tienen la posibilidad de inscribirse en el programa Educación Flexible. La coordinadora, Margarita Posada, explicó que la selección se realiza de acuerdo con el resultado obtenido en la prueba de admisión en orden decreciente de puntaje. Esta modalidad permite cursar asignaturas de los dos primeros semestres de 22 programas con la posibilidad de ser reconocidos como créditos válidos del plan de estudios cuando el alumno sea admitido como estudiante. Además, entre quienes aprueben 16 o más créditos y obtengan los mejores promedios créditos en cada programa, se escogerán los que serán promovidos a estudiantes regulares. Los cursos semipresenciales son otra alternativa en la U. de A. Fueron diseñados para ofrecerles a los aspirantes que no presentaron la prueba de admisión o no la aprobó la posibilidad de acumular créditos y prepararse para el próximo examen.

  • Fuente:


Tags:
Comentar

Comentarios

    Ver 20 más

    AÑADE TU COMENTARIO

    Ver más

    Entrevistas a profesores

    Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.