text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

 
Cocida en salmuera, enlatada o en envases de vidrio, este bulbo americano base de la gastronomia popular colombiana, se podría empezar a exportar a partir del próximo año.

Este proyecto, que lleva más de tres años, busca una variedad que no se brote y ni se raje, además de que tenga un buen color que sea atractiva para los futuros consumidores.

Según explicó Orlando Carmona Villa, jefe de investigación de mercados y publicidad de Holasa, compañía que se dedica a los enlatados, hace tres años se hizo un envío de este producto a Europa y gustó bastante, pero el mercado colombiano estuvo en incapacidad de responder porque la producción no era suficiente, no cumplía con todos los requerimientos fitosanitarios y algunas papas no llegaban en buenas condiciones al consumidor final, debido a que se rajaban o le salían tallos.

Fue así como los investigadores emprendieron un proyecto desde el punto de vista agronómico, para identificar la mejor variedad, el mejor clon y el suelo adecuado, así como las mejores condiciones ambientales, incluyendo temperatura, régimen de vientos, lluvia, riego y sol.

El jefe del departamento técnico de la Federación Colombiana de Productores de Papa, Fedepapa, Pedro David Porras, explicó que trabajan en cuatro variedades que son de fácil manejo, las cuales no se tallan ni se brotan. Dos de ellas están en Antioquia: la criolla latina y la criolla paisa, que se utilizarían para el enlatado. Las otras variedades se encuentran en el departamento de Nariño: la guanera y las galeras.

Para Sonia Jaramillo, docente de la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la UN en Medellín y líder de varias investigaciones sobre la papa, el programa con la criolla tiene mucha preponderancia.

"El Consejo Nacional de la Papa propone el desarrollo e implementación de sistemas eficientes de manejo integral del cultivo, conocido como MIC, además del incremento de los niveles de aprovechamiento industrial, apertura y posicionamiento de la papa criolla en diferentes presentaciones en los mercados internacionales-, explicó.

Tanto para los investigadores como para el gremio papero, cualquier cosa que entre a mejorar la oferta de alimentos y a mantener al productor en el renglón productivo primario, contribuye al favorecimiento de la seguridad alimentaria.

Según resaltó Sonia Jaramillo, el proyecto de la papa criolla busca ser una alternativa en Colombia, toda vez que en promedio anual se siembran 155 mil hectáreas y de esas la papa criolla sólo representa el 10%.

  • Fuente:


Tags:
Comentar

Comentarios

    Ver 20 más

    AÑADE TU COMENTARIO

    Ver más

    Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continua navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.