Aviso de cookies

Universia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para recopilar información estadística sobre su navegación y para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación, pudiendo deshabilitarlas desde su navegador. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.

text.compare.title

text.compare.empty.header

Actualidad universitaria

 
Basándose en los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y en el Marco de Asistencia al Desarrollo de Naciones Unidas (Undaf) para el periodo 2008-2012, la Declaratoria Regional de Compromiso para la Seguridad Alimentaria y Nutricional firmada por los mandatarios locales en la Feria sobre Seguridad Alimentaria, se convierte en un instrumento de políticas públicas como son, entre otras, la inclusión de los ODM en los planes de desarrollo y de gobierno; la meta de reducir el porcentaje de niños y niñas menores de cinco con peso inferior a la edad, así como la mortalidad infantil; lograr y mantener las coberturas de vacunación por encima del 95%; establecer controles prenatales permanentes y la atención institucional del parto así como las coberturas de acueducto y alcantarillado (o soluciones alternativas) especialmente en la zona rural donde están más rezagadas.

"Nos hemos aliado con instituciones muy importantes para llevar a cabo esta Feria como un espacio de análisis, pero sobre todo como un encuentro fundante que ayude a quienes determinan las políticas públicas en la región Caribe a encontrar soluciones y acciones concretas para la seguridad alimentaria de los habitantes de estos territorios", afirmó Bárbara Pesce-Monteiro, directora de País del Pnud Colombia.

"Hemos querido construir esta Feria como un escenario para consolidar alianzas y aprendizajes, pero también para hacer un llamado a la dirigencia regional sobre la urgencia de atender deficiencias estructurales que han vuelto crónica la inseguridad alimentaria y nutricional; es el caso, por ejemplo, de una débil política de desarrollo rural caracterizada por baja productividad, escasa inversión pública, poco o ningún uso de la tecnología y la investigación, a lo cual se suman los impactos del cambio climático", añadió la Directora de País durante la instalación del evento.

No fue casual la selección de Cartagena como sede de esta Feria de Conocimiento que duró dos días. El Caribe es la región con mayor desnutrición crónica en Colombia al presentar una tasa de 14% mientras que cinco de los siete departamentos continentales del Caribe colombiano tienen una tasa de mortalidad infantil superior al promedio nacional. Es, adicionalmente, la región donde más hogares padecen inseguridad alimentaria (52%) en el país.



Resultados de este encuentro por el Primer Objetivo de Desarrollo del Milenio


La Feria de Conocimiento Compromiso Caribe Contra el Hambre, en cuanto metodología para llevar el mensaje de la seguridad alimentaria como una meta clave para el logro del desarrollo económico, social y la competitividad regional, propició el intercambio de saberes y la toma de decisiones prácticas para impulsar la adopción de políticas territoriales orientadas a cumplir los ODM. Por ello la Feria incluyó actividades académicas, muestras de experiencias, acuerdos de cooperación y políticos, en particular la Declaración de compromisos de los actores regionales.

El principal logro fue el acuerdo político Declaratoria Regional de Compromiso para la Seguridad Alimentaria y Nutricional en el cual los Gobernadores del Caribe colombiano asumieron compromisos concretos con los Objetivos de Desarrollo del Milenio frente a la opinión pública.

A este respecto, por ejemplo, el pasado 9 de diciembre de 2008 el Editorial de El Heraldo, principal diario regional señalaba: "Los gobernadores de la región Caribe abordaron esta semana en Cartagena uno de los temas más graves y sensibles de sus departamentos: la desnutrición de sus habitantes. Y hablar de desnutrición es hablar llanamente de pobreza y, en concreto, de su dimensión más dramática y dolorosa, el hambre.

Los mandatarios seccionales trataron, entonces, el problema más agudo que enfrenta la región: la creciente pobreza de su población. Y los informes son dramáticos: la región Caribe pasó a ser en los últimos años la de mayor porcentaje de habitantes con altos niveles de desnutrición, al superar a la Costa Pacífica. No podemos, por consiguiente, seguir minimizando el problema básico que tenemos: la pobreza le está robando las esperanzas de futuro a cientos de miles de niños y adultos".

Este compromiso se vio fuertemente estimulado con el anuncio hecho por el BID sobre su decisión de apoyar con 1 millón de dólares el programa Caribe sin Hambre, cuya puesta en marcha contará con el apoyo del Sistema de las Naciones Unidas en Colombia.

En su dinámico accionar, la Feria convocó a mandatarios de la región Caribe Colombiana, una zona con muy altos niveles de desnutrición e inequidad, así como a expertos nacionales y experiencias de otros territorios del país consideradas ya buenas prácticas. Fue el caso de programas como Bogotá Bien Alimentada (de la Alcaldía de Bogotá); Maná (de la Gobernación de Antioquia), Red de Seguridad Alimentaria y Programa Juntos (de la Presidencia de la República), la Fundación Éxito, Plan Internacional, la Fundación Montemariana y experiencias del PMA, la FAO y Acción contra el Hambre, entre otros.

Para el logro de los compromisos pactados en la declaratoria, los gobernadores seguirán trabajando con el acompañamiento de las Agencias del Sistema de Naciones Unidas en Colombia y se definirá un mecanismo de seguimiento que de cuenta de los avances en esta materia.

  • Fuente:


Tags:
Comentar

Comentarios

    Ver 20 más

    AÑADE TU COMENTARIO

    Ver más