Noticias

Niños con leucemia mejoran su calidad de vida jugando, señala estudio de la U. Nacional

      
En Colombia, según la IARC (International Agency for Research on Cancer), las tasas anuales de incidencia en niñas y niños colombianos son de 56 y 60 casos nuevos por millón, respectivamente, lo que convierte al país en uno de los de mayor incidencia del mundo.

Anemia, vómito, diarrea, dolor óseo y articular, pérdida del cabello y las uñas son solo algunas de las secuelas que por el tratamiento del cáncer los menores deben enfrentar, y que los obligan a permanecer por largos espacios de tiempo en cama.

El reposo prolongado al que se ve sometido cualquier paciente que tenga una enfermedad que le impida moverse trae como consecuencia que todos los sistemas del cuerpo terminen en una condición que se conoce clínicamente como "Síndrome de desacondicionamiento físico".

Muchos no lo saben, pero luego de 48 horas de que el cuerpo humano permanece inmóvil en una cama, todos los sistemas (respiratorio, cardiaco, digestivo, renal, endocrino e inmunológico) entran en desacondicionamiento. En niños con leucemia, es una situación relativamente frecuente.

En la línea de profundización de Kinesiterapia, del Departamento de Movimiento Corporal de la Universidad Nacional, y bajo la tutela del profesor Égar Cortés e investigadores del Instituto Nacional de Cancerología, se han estudiado varios aspectos de la leucemia linfocítica aguda en niños, con el fin de identificar las alteraciones en su estado funcional. Posteriormente, se ha propuesto la implementación de pruebas que evalúan las cualidades físicas del movimiento.

Lo anterior permitió a tres fisioterapeutas de la UN contar con las herramientas para formular, como parte de su trabajo de grado, un programa de fisioterapia basado en el juego para niños que presenten síndrome de desacondicionamiento, manifestación secundaria al cáncer hematológico y/o a la quimioterapia, con el que se busca mantener la integridad de todos los sistemas y contribuir así a mejorar la calidad de vida de los infantes.

A punta de juegos
"Desde la fisioterapia hemos visto que, como todos los sistemas están afectados, se van perdiendo las cualidades físicas (flexibilidad, fuerza, capacidad aeróbica), y el síntoma que más se observa en los niños con leucemia es la fatiga crónica. Llegan al punto de que cualquier movimiento, por más simple que sea, como hablar o cambiar de posición cuando están acostados, los deja cansados", expresa Luz Andrea Cortés, una de las autoras del programa.

El síndrome de desacondicionamiento puede desencadenar incluso en problemas óseos debido a la falta de movimiento. "Como el hueso está quieto, no recibe un estímulo de carga (como el que sucede cuando la persona está de pie, camina y corre, lo que permite al hueso crecer y formarse), y por tanto la calidad ósea de estos niños comienza a disminuir, lo que los expone a sufrir fracturas más fácilmente", explica la fisioterapeuta Andrea Caimán.

El programa está basado en una categoría lúdica denominada "juego estructurado", donde el niño no juega libremente, según sus propias determinaciones. "Aquí el fisioterapeuta propone una actividad específica y atractiva, como jugar, pintar, dar volteretas, jugar con balón, bailar, etc., en un tiempo limitado, que el menor debe cumplir. Ello nos permite tener control sobre las variables que estamos evaluando, por ejemplo la flexibilidad", expresa la fisioterapeuta Vanesa Melo.

Los niños a quienes va dirigida esta propuesta se encuentran entre los 7 y 13 años y son clasificados en tres grupos: de 7 a 9, de 10 a 12 y los de 13 años. Cada grupo puede encontrarse en cualquiera de los tres estadios. El programa en cada categoría tarda seis semanas en ser completado, debido a que en la literatura existente sobre el tema se reporta que hay que hacer una fase de iniciación, una central y otra de mantenimiento. Los cambios fisiológicos aparecen luego de seis semanas de iniciada la actividad física.

La intensidad y frecuencia horaria dependen del estadio en el que se encuentre cada paciente. Los niños con leucemia no alcanzan el desarrollo de sus patrones motores de la misma forma que un niño sano. Por eso todas las actividades planteadas en la propuesta de la Universidad Nacional de Colombia tienen como finalidad recuperar la capacidad física del niño y estimular su capacidad cognitiva.

"Si bien en la literatura se reportan programas de acondicionamiento en cáncer, éstos no tienen adecuada adherencia por parte de la población infantil, pues son prácticas que resultan pesadas y aburridas para ellos. Este programa es interesante porque el ejercicio se pone en función de los niños y éstos en esencia juegan. Por eso esperamos una mayor adhesión con la aplicación de esta propuesta", concluye el profesor Édgar Cortés.

  • Fuente:


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.