text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Ser padre en el siglo XXI: ¿fácil o difícil?

      
Ser padre en el siglo XXI: ¿fácil o difícil?
La crianza de los hijos se convierte en un reto. Fuente: Flickr.
Lee también:
 
 
Cómo ser una persona que toma riesgos

7 consejos para resolver conflictos en el trabajo

Familias transnacionales: choque de sentimientos

Consejos para aprovechar el fin de semana

Buen padre, buen jefe: Cmo triunfar en la vida personal y profesional sin morir en el intento


 
Ser padre en pleno siglo XXI no es tarea fácil, menos cuando se debe responder con obligaciones laborales, económicas y familiares. Para Elvis Castro, profesor del programa en Terapia Ocupacional de la Universidad del Rosario, las jornadas de trabajo largas y extenuantes reducen el tiempo de interacción con los hijos en términos de intensidad y calidad.

Según el experto, el punto de partida para no caer en conflictos originados por la ausencia durante el día en el hogar y por las limitaciones en el tiempo para compartir con los hijos, es hacer una reflexión frente a qué se está haciendo para mejorar la crianza de los hijos.

Para los padres trabajadores la crianza de los hijos se convierte en un reto, un dilema que recorre un camino entre la culpa y el establecimiento de límites”, dijo el académico.

Esta dualidad es semejante a las dos caras de la moneda: culpa, por no poder dedicar tiempo a sus hijos; límites, por querer mostrarse con autoridad y tratar de ganarse el respeto; culpa, porque algunos beneficios se convierten en una forma de compensación de la ausencia, muchas veces los regalos inmerecidos son una estrategia para ganar la aceptación; límites, porque existe el compromiso de asignarles una responsabilidad y ganarse el respeto.

La compensación o el premio sin merecerlo puede ser una de las alternativas más inapropiadas, puesto que se está enseñando que las ausencias prolongadas pueden ser retribuidas con premios injustificados, explicó Castro.

El establecimiento de límites se hace necesario para el desarrollo de una personalidad estructurada. Sin embargo, establecer límites no significa imponer puntos de vista o formas de vivir la vida. La imposición de normas es uno de los aspectos que más estructuran el carácter y que permiten una sana convivencia social.

Es una obligación que depende en gran parte de la comunicación asertiva, del propósito de ofrecer lo mejor a los hijos, de la necesidad de orientar el proceso de aprendizaje y de informar que a pesar de no mantenerse durante el día en casa, los hijos son lo más importante para los padres, dijo.
 
 

Algunas recomendaciones para padres trabajadores

 
  • Informe a sus hijos sobre la importancia de su trabajo.

 

  • Establezca un horario para compartir en actividades educativas, de juego y familiares, que debe ser cumplido por todos los miembros.

  • Reconozca mediante palabras cordiales los logros de sus hijos.

  • Evite ofrecer premios permanentemente.

  • Cree nuevas formas de interacción y juego a pesar de la distancia, la tecnología ayuda mucho en ese propósito

  • Interésese por cuanto sucede con ellos, no solo el desempeño escolar debe ser la única pregunta de cada día, sus sentimientos son aún más importantes.

  • Encuentre intereses comunes que les ayuden a tener nuevos temas de conversación.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.