text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Pérdida de motricidad en los jóvenes

      
perdida-motricidad-jovenes-universia-colombia
Los infantes por esencia no son creativos sino curiosos. Fuente: U. Rosario
El problema que ha traído la falta de hacer las cosas en el mundo de hoy se ve reflejado en los jóvenes, quienes están perdiendo la motricidad fina. Todo el día están con dos dedos en el computador y ya no usan la práctica de la finura.

En su intervención, dijo que ha visto cómo a los jóvenes les tiembla la mano para dejar caer una gota en un tubo de ensayo. Esto es preocupante porque cuando se pierde la finura de lo motriz se pierde también el detalle para escuchar, comprender, comunicar y sentir, en detrimento de la comunicación.


Cómo ser creativos

Recomendó exponer a los niños desde muy temprana edad a diferentes ambientes físicos rodeados de humanos y de animales para fomentar la creatividad.

Los infantes por esencia no son creativos sino curiosos. Por eso es importante que interactúen con la naturaleza, donde aparece todo lo que se quiere crear y donde se puede tener identidad con la parte intrínseca, comentó.


Mujer, sinónimo de riesgo

Resaltó el papel preponderante de la mujer en la sociedad actual. Los laboratorios del mundo, por ejemplo, en su mayoría están integrados por mujeres. Esto se explica porque el riesgo es feminizado y el poder masculinizado.

La mujer es seducida por lo desconocido y el hombre por lo conocido. Él cree que tiene la responsabilidad del mundo y por eso no toma el riesgo de crear cosas nuevas sino de mantener el statu quo. Por el contrario, cuando se habla de ciencia nueva, las mujeres son las que toman el riesgo, explicó.


Potencial intelectual y diversidad de pensamiento

La armonía del hombre es el balance entre su sentimiento interno con una actividad externa. Esto se logra permitiendo que las personas encuentren o identifiquen un medio o afinidad natural: el campo, los animales, etc.

La parte de la ecuación en donde falla el mundo, especialmente la sociedad latina, está en la posibilidad de que los individuos se sientan útiles y que tengan la oportunidad de ejercitar su capacidad y su potencial.

Es decir, “la oportunidad de ejercitar su potencial intelectual como homo sapiens. Esto le da armonía a la persona cuando se reconcilia como tal y no como un homo simplemente vulgar, haciendo las cosas y tomando acción en lo que hace”, señaló Cuero.

Indicó que la diversidad no es vestir o comer diferente. Aquí es donde se peca y es donde se debe ser sofisticado para entender el concepto de diversidad de pensamiento y no diversidad étnica, ecológica o geográfica. Eso no se aprovecha en Colombia.


El reto para las universidades

Pidió a las universidades mantener el equilibrio entre la ciencia y las humanidades.

Las tecnologías de la comunicación han ecualizado la cultura del mundo, la han hecho frívola. Ya no hay variedad en la cultura, porque todos usan la misma cultura que es la de la comunicación.

Las universidades tienen el reto de volver a los sistemas naturales orgánicos de enseñanza. En su opinión, los estudiantes de ciencia deben tomar más de cinco horas de ciencias humanísticas o de arte humanístico.

Por eso tenemos una sociedad llena de orfandad, porque los sistemas educativos perdieron esa habilidad de unir los cursos humanísticos con los de ciencia, agregó.

Sin embargo, dijo que “no hay que confundir ciencia con tecnología. La ciencia tiene que ver con lo desconocido, con el proceso, y la tecnología con lo conocido, con lo inmediato. La que media las cosas, los sentidos humanísticos”.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.