text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Estudio comprueba que en un beso se comparten 80 millones de bacterias

      
<p style=text-align: justify;><strong>80 millones</strong> es la cantidad de bacterias que se trasmiten en un beso de <strong>10 segundos</strong>. Esta es la conclusión de un estudio de investigadores de la <strong><a title=Universidad de Amsterdam - Estudios Universia href=https://internacional.universia.net/europa/unis/paisesbajos/amsterdam/index.htm>Universidad de Amsterdam</a></strong> en conjunto con el <strong>Instituto Micropia</strong>.</p><p style=text-align: justify;> </p><p><strong>Lee también</strong><br/><a style=color: #ff0000; text-decoration: none; title=Parejas que se conocen por Internet tienden al fracaso afirma un estudio href=https://noticias.universia.net.co/ciencia-nn-tt/noticia/2014/09/30/1112300/parejas-conocen-internet-tienden-fracaso-afirma-estudio.html>» <strong>Parejas que se conocen por Internet tienden al fracaso afirma un estudio</strong></a><br/><a style=color: #ff0000; text-decoration: none; title=Estudio afirma que parejas sin hijos son más felices href=https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2014/01/20/1076112/estudio-afirma-parejas-hijos-son-mas-felices.html>» <strong>Estudio afirma que parejas sin hijos son más felices</strong></a></p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>De acuerdo con el estudio, en la boca de un ser humano sano hay <strong>700 tipos de bacterias diferente</strong><strong>s</strong> dado que son esenciales para realizar los procesos digestivos con éxito.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Para llegar a estas conclusiones, los investigadores realizaron un largo estudio. En primer lugar seleccionar una muestra de <strong>21 parejas de entre 17 y 45 años</strong> a quienes se les hizo un cuestionario sobre sus hábitos de besar y sus costumbres en cuanto a las comidas.  Luego, les tomaron <strong>dos muestras</strong> de su lengua y saliva: una antes de besarse y otra después.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Luego de analizar los resultados, los investigadores encontraron <strong>que la cantidad de bacterias probióticas en la saliva del receptor se triplicaron, </strong>lo que derivó en una transmisión de un total de <strong>80 millones de microorganismos</strong> durante diez segundos.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Lo curioso se debe a que las bacterias en la saliva parecían cambiar rápidamente en respuesta a un beso, mientras que en la lengua permanecían más estables.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>De acuerdo con <strong>Remco Kort</strong>, uno de los principales autores del estudio, esto se debe a que “la saliva es un entorno muy dinámico” y, al tragar constantemente, apenas pudieron identificar similitudes. Es por ello la ciencia aún no tiene claro si la saliva cuenta con su flora bacteriana propia o si las bacterias que se encuentran en ella proceden de otras zonas de la boca.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Según <strong>Kort</strong>, de continuar trabajando en este tipo de estudios,  podría ayudarse a diseñar futuras terapias y ayudar a personas con problemas bacterianos.</p>
Fuente: Universia

80 millones es la cantidad de bacterias que se trasmiten en un beso de 10 segundos. Esta es la conclusión de un estudio de investigadores de la Universidad de Amsterdam en conjunto con el Instituto Micropia.

 

Lee también
» Parejas que se conocen por Internet tienden al fracaso afirma un estudio
» Estudio afirma que parejas sin hijos son más felices

 

De acuerdo con el estudio, en la boca de un ser humano sano hay 700 tipos de bacterias diferentes dado que son esenciales para realizar los procesos digestivos con éxito.

 

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores realizaron un largo estudio. En primer lugar seleccionar una muestra de 21 parejas de entre 17 y 45 años a quienes se les hizo un cuestionario sobre sus hábitos de besar y sus costumbres en cuanto a las comidas.  Luego, les tomaron dos muestras de su lengua y saliva: una antes de besarse y otra después.

 

Luego de analizar los resultados, los investigadores encontraron que la cantidad de bacterias probióticas en la saliva del receptor se triplicaron, lo que derivó en una transmisión de un total de 80 millones de microorganismos durante diez segundos.

 

Lo curioso se debe a que las bacterias en la saliva parecían cambiar rápidamente en respuesta a un beso, mientras que en la lengua permanecían más estables.

 

De acuerdo con Remco Kort, uno de los principales autores del estudio, esto se debe a que “la saliva es un entorno muy dinámico” y, al tragar constantemente, apenas pudieron identificar similitudes. Es por ello la ciencia aún no tiene claro si la saliva cuenta con su flora bacteriana propia o si las bacterias que se encuentran en ella proceden de otras zonas de la boca.

 

Según Kort, de continuar trabajando en este tipo de estudios,  podría ayudarse a diseñar futuras terapias y ayudar a personas con problemas bacterianos.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.