text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cáscara de banano purificaría el agua, según científicos

      
<p><a href=https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2011/02/11/789976/brasil-oportunidad-cientificos-america-latina.html target=_blank><strong>Los investigadores del Instituto de Biociencias de Botacatu</strong></a>, Brasil, dijeron que las cáscaras pueden funcionar incluso mejor que los purificadores convencionales como el óxido de aluminio, celulosa y sílice. Estos materiales tienen efectos secundarios potencialmente tóxicos y son costosos. El método creado por el equipo de científicos sigue la línea de trabajos anteriores que han mostrado que ciertas partes de plantas, como desechos de manzana y de caña de azúcar, fibras de coco y cáscaras de maní, pueden extraer<a href=https://noticias.universia.net.co/en-portada/noticia/2011/03/22/803650/celebra-dia-mundial-agua.html target=_blank><strong> toxinas del agua</strong></a>. <br/><br/> Estos <strong><a href=https://noticias.universia.net.co/tag/recursos-naturales/ target=_blank>elementos naturales</a></strong> contienen químicos que tienen afinidad por los metales. “Estaba en casa comiendo bananos cuando tuve la idea: ‘¿Por qué no hacer algo con esto?’”, dijo a SciDev.Net Gustavo Rocha de Castro, investigador del instituto y coautor del estudio. De Castro y sus colegas secaron cáscaras de banano al sol durante una semana, las molieron y agregaron este polvo al agua de río contaminada con cobre y plomo en concentraciones conocidas. Así hallaron que las cáscaras absorbieron 97 por ciento de los metales después de sólo una hora. <br/><br/> “Probamos las cáscaras en el<a href=https://noticias.universia.net.co/tag/laboratorio/ target=_blank><strong> laboratorio</strong></a> y funcionaron perfectamente”. Con el tiempo su eficiencia se reduce, y en ese punto los metales deben extraerse de la cáscara para que puedan ser desechadas de forma segura. Castro dijo que, a pesar de que las cáscaras fueron probadas sólo con cobre y plomo, pueden funcionar también con cadmio, níquel y zinc. <br/><br/> Pero el experto advirtió que este tipo de filtro es más adecuado para usos industriales y no puede ser usado para purificar el agua en los hogares, pues la capacidad de extracción de las cáscaras de banano depende del tamaño de las partículas de metales pesados, y esto es difícil de medir. Dimitris Kalderis, experto en el tratamiento de agua residual del Departamento de Ingeniería Ambiental de la Universidad Tecnológica de Creta, Grecia, dijo que “los resultados son muy prometedores, y el proceso con la cáscara de banano ha probado ser costo-efectivo y una alternativa rápida a métodos convencionales”. <br/><br/> “Pienso que puede desarrollarse un sistema pequeño y automatizado para usar en los hogares o en un punto central para múltiples familias. El conocimiento está allí, lo que necesitamos ahora es innovación y construcción”. </p><p> El estudio fue publicado en Industrial & Engineering Chemistry Research el pasado 16 de febrero. </p>

Los investigadores del Instituto de Biociencias de Botacatu, Brasil, dijeron que las cáscaras pueden funcionar incluso mejor que los purificadores convencionales como el óxido de aluminio, celulosa y sílice. Estos materiales tienen efectos secundarios potencialmente tóxicos y son costosos. El método creado por el equipo de científicos sigue la línea de trabajos anteriores que han mostrado que ciertas partes de plantas, como desechos de manzana y de caña de azúcar, fibras de coco y cáscaras de maní, pueden extraer toxinas del agua.

Estos elementos naturales contienen químicos que tienen afinidad por los metales. “Estaba en casa comiendo bananos cuando tuve la idea: ‘¿Por qué no hacer algo con esto?’”, dijo a SciDev.Net Gustavo Rocha de Castro, investigador del instituto y coautor del estudio. De Castro y sus colegas secaron cáscaras de banano al sol durante una semana, las molieron y agregaron este polvo al agua de río contaminada con cobre y plomo en concentraciones conocidas. Así hallaron que las cáscaras absorbieron 97 por ciento de los metales después de sólo una hora.

“Probamos las cáscaras en el laboratorio y funcionaron perfectamente”. Con el tiempo su eficiencia se reduce, y en ese punto los metales deben extraerse de la cáscara para que puedan ser desechadas de forma segura. Castro dijo que, a pesar de que las cáscaras fueron probadas sólo con cobre y plomo, pueden funcionar también con cadmio, níquel y zinc.

Pero el experto advirtió que este tipo de filtro es más adecuado para usos industriales y no puede ser usado para purificar el agua en los hogares, pues la capacidad de extracción de las cáscaras de banano depende del tamaño de las partículas de metales pesados, y esto es difícil de medir. Dimitris Kalderis, experto en el tratamiento de agua residual del Departamento de Ingeniería Ambiental de la Universidad Tecnológica de Creta, Grecia, dijo que “los resultados son muy prometedores, y el proceso con la cáscara de banano ha probado ser costo-efectivo y una alternativa rápida a métodos convencionales”.

“Pienso que puede desarrollarse un sistema pequeño y automatizado para usar en los hogares o en un punto central para múltiples familias. El conocimiento está allí, lo que necesitamos ahora es innovación y construcción”.

El estudio fue publicado en Industrial & Engineering Chemistry Research el pasado 16 de febrero.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.