text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Precisión del 90% en detección de cáncer de seno

      
Foto: Agencia de Noticias UN - Unimedios
La plataforma podrá ser usada por radiólogos y personal no experto, con el fin de que accedan al programa, envíen su radiografía y el sistema arroje un resultado.
Con mayor exactitud que los métodos convencionales en la detección de masas cancerígenas, ingenieros biomédicos de la Universidad Nacional lanzaron el Sistema para Apoyo al Diagnóstico de Cáncer de Seno, una enfermedad que cada año afecta a siete mil colombianas (según la Encuesta Nacional de Demografía y Salud 2010) y que puede ser curada siempre que se descubra a tiempo.

Este sistema, explica el ingeniero biomédico Fabián Narváez, “puede detectar las masas en un 80,3% de los casos y determinar la clasificación de patología o severidad, es decir, si es benigno o maligno, con 85,3% de precisión”.  Aclara que el sistema se basa en mamografías de una sola proyección, o sea que el examen de tamizaje se les practica a mujeres que no presentan síntomas, pero que sintieron alguna anomalía en el autoexamen. “Por medio de rayos X se hacen dos proyecciones de cada seno con el fin de tener dos perspectivas”.

Con esas mamografías, los radiólogos visualizan cada seno y los comparan entre sí. “La idea es enfrentar las imágenes y hacer una inspección. Se supone que, por naturaleza, deben tener una simetría y una distribución similar de tejidos”, especifica Narváez.  Con la aproximación arrojada por el examen, los expertos comienzan a buscar zonas afectadas o que muestren indicios de tener masas. Esa es la razón de ser del sistema implementado por la UN: a través de la sobreposición de imágenes se logran resultados contundentes.

Menor margen de error

Las masas son un constante dolor de cabeza para los expertos, porque los métodos existentes no son del todo eficaces dado que detectan fácilmente las microcalcificaciones (los tumores más avanzados), pero no las masas que muchas veces se confunden con otro tipo de dolencias. Además, este no es el único problema. Los implantes mamarios, de gran auge, en ocasiones pueden llegar a alterar los resultados.

Por el contrario, la plataforma permitirá a los médicos, especializados o no, contar con una técnica mucho más acertada de un mal que si no se detecta a tiempo puede causar la muerte. Incluso, explica Narváez, el objetivo del Sistema para Apoyo al Diagnóstico de Cáncer de Seno es brindar una herramienta eficaz en las zonas más apartadas del país, donde es prácticamente imposible contar con un experto.

Diferencias entre los CADS y el Sistema de Apoyo
El nuevo método fue creado bajo el Protocolo Bi-rads, utilizado por los radiólogos para identificar y comparar masas mamográficas. Según el ingeniero biomédico, dependiendo de la forma y el tamaño de la masa, se puede establecer si es benigna o maligna y sugerir un tratamiento oportuno.

“Esto nos llevó a analizar el funcionamiento general de los sistemas. En la actualidad existen varias plataformas que tienen como nombre CADS o Diagnóstico Asistido por Computador (por sus siglas en inglés), que sirven como herramientas automáticas para detectar o segmentar las regiones de interés. Se trata de una guía con la que el radiólogo puede identificar fácilmente si hay alguna anormalidad en los senos”. El problema en los CADS es que, al usar algoritmos matemáticos, se corre el riesgo de que la detección no sea exacta. “Dependiendo del volumen de casos, se puede crear un sesgo y arrojar varios errores”, dice el ingeniero de la UN.

Esto ocurre porque se utiliza únicamente información de una proyección, mientras que la plataforma de apoyo permite la sobreposición de dos imágenes a la vez. Además, el sistema CADS no hace anotaciones, pues solamente ubica la región donde se puede encontrar la masa. “Nuestro sistema arroja las características de las masas, su tamaño, forma y ubicación. Eso es algo completamente nuevo”, enfatiza Fabián Narváez.

Según estudios realizados por el Grupo de Telemedicina de la UN, en la detección de microcalcificaciones los CADS tienen un 85% de sensibilidad, pero en la detección de masas solo logran un 65%, porcentaje relativamente bajo que hace que estas herramientas no sean muy aceptadas en escenarios clínicos reales. Además de describir la región en términos radiológicos, “el objetivo es sugerir un diagnóstico, aunque finalmente es el radiólogo quien toma la decisión”, advierte el ingeniero.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.