text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Con nanopartículas se pueden detectar células cancerígenas

      
Imagen relacionada
Detección temprana de cáncer con nanopartículas.
Los académicos hacen una síntesis de estas nanopartículas de sílice y, posteriormente, las programan para actuar como agentes luminiscentes que, al contacto con células de cáncer, se activan. Así, a través de un análisis de imágenes, se puede detectar tempranamente este mal.

Carlos Paucar, docente de la UN, explica el proceso: "comienza con la obtención de nanopartículas en un rango de tamaños específicos, luego se hacen unos procesos para acoplar moléculas orgánicas en la superficie de estas estructuras y, por último, se hacen pruebas in vitro con sistemas receptores para hacer una simulación y la posterior detección temprana”.

La diferencia con un sistema de detección de cáncer tradicional (es decir, una biopsia) es que, gracias a las propiedades físicas en el nivel nano, el grado de sensibilidad de este método es mucho mayor.Y es esto lo que hace posible efectuar un descubrimiento más temprano de la enfermedad.

Natalia Jaramillo
, investigadora, cuenta: “las nanopartículas se programan y modifican superficialmente para dirigirse hacia la célula que está transformada. Solamente las células cancerígenas identifican las nanopartículas, mientras que las células normales no se inmutan con su presencia”.

Las nanopartículas tiene unos ligandos de ácido fólico (ciertos grupos funcionales que son afines con esas células cancerígenas) que hacen que la célula afectada la apetezca y se la “coma”. Como esta tiene un pH demasiado alto, el sílice de las nanopartículas se degrada completamente. De esa manera se identifica la enfermedad.

La ventaja de este sistema es que las nanopartículas se pueden programar para cualquier tipo de cáncer. Sin embargo, los investigadores se enfocaron en el cáncer de colon y en los fibroblastos porque descubrieron que estas células tenían más receptores de folato, que es un ion con carga eléctrica negativa que se relaciona con el ácido fólico, sustancia con la cual se diseñan las nanopartículas.

Jaramillo concluye que se espera “pasar a la etapa de prueba en humanos, para que haya certeza de que no hay toxicidad, pues hay que garantizar que estas nanopartículas no van a causar un perjuicio en el ser humano”.

El método se convertiría en sistema ideal para la detección del cáncer porque con solo una célula afectada se puede detectar hasta la propensión de la persona a la enfermedad. Los investigadores dijeron que de esta manera se evitaría el arribo de una metástasis y más aún los daños irreversibles de los órganos vitales.
 
 

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.