text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Palmas, una especie que abunda en el país que serviría, entre otras cosas, para la produccion de biodísel

      
palma-especie-serviria-produccion-biodisel
En Colombia se han talado múltiples especies y se han sustituido por la africana. Foto:Unimedios.
Las Arecaceae son plantas que abundan en países como Colombia. De hecho, el país es el más rico en Latinoamérica y el segundo a nivel mundial en esta familia de palmas. Se pueden encontrar a lo largo y ancho de todo el territorio nacional, lo que da cuenta de su permanencia en el imaginario popular y el uso cotidiano que hacen de estas los habitantes de diferentes zonas rurales.

Son 240 las especies nativas que sirven para dotar a estas comunidades de alimento, diferentes utensilios para la casa, maderas, semillas para artesanías, hamacas, techos, paredes, y aceites. Este último se ha convertido en uno de los motores económicos que crece en el país, pero a partir de una especie extranjera domesticada, con lo cual se han dejado de lado algunas de las nativas, como la palma milpesos.

Para dar un ejemplo, Rodrigo Bernal, investigador del Instituto de Ciencias Naturales (ICN) de la UN en Bogotá, dice: “nosotros importamos miles de toneladas de aceite de oliva todos los años por millones de dólares, pero resulta que tenemos una especie silvestre que crece en los bosques de Colombia y produce un aceite que en propiedades físicas, químicas y organolépticas es comparable al aceite de oliva”.

Son más de cinco millones de dólares los que se podrían invertir, en vez de en el aceite de oliva, en investigar las múltiples propiedades de las palmas nativas y explotarlas en beneficio de la economía nacional.

A escala mundial estas son el tercer conjunto de plantas más importantes después de las hortalizas y los pastos. De hecho, diferentes industrias —como la farmacéutica, la cosmética y la alimenticia— se nutren de esta materia prima.

Otro de los campos promisorios poco explorados es la utilización de esta planta en la generación de energía. La palma milpesos serviría también para la producción de biodiésel, partiendo de la refinación de su aceite natural. Este, además, sería más eficiente que el obtenido de la africana.

En Colombia se han talado múltiples especies nativas y se han sustituido por la palma africana, a tal punto que algunas se han perdido para siempre.

“Pero lo que se tiene que hacer es desarrollar investigación de estas plantas en niveles detallados. Muchas de ellas tienen usos que podrían desempeñar un papel importante en la economía colombiana si nos diéramos a la tarea de desarrollar las perspectivas y de domesticarlas. Además, no nos podemos encasillar en una sola especie. Hay mucha variedad de usos en las plantas nativas que hay que explotar”, asegura el académico.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.