text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Hallan nuevas familias de "falsos escorpiones" en Colombia

      
Falsos escorpines-nuevas especies-unimedios
La investigación lleva tres años y se ha desarrollado en el Instituto de Ciencias Naturales de la UN. Foto: Unimedios.
 
Según Luna, el objetivo de este trabajo es hacer un reconocimiento taxonómico del grupo, a fin de conocer cuáles son las especies presentes en el país y su distribución geográfica, toda vez que los “falsos escorpiones” son uno de los grupos de arácnidos menos conocidos y estudiados en Colombia.

Se les conoce de este modo porque tienen dos apéndices frontales en forma de pinza, como los escorpiones, pero carecen de cola. Y, al igual que estos, presentan glándulas de veneno en las pinzas. Pese a esto, no representan peligro alguno para el ser humano.

E
n 2007, se conocían 7 familias, 18 géneros y 21 especies de pseudoescorpiones. Y, según el investigador, con el trabajo adelantado hasta la fecha, el número de familias reportadas para Colombia se ha elevado a doce, mediante el registro de cinco familias: Lechytiidae, Tridenchthoniidae, Chthoniidae, Bochicidae, Ideoroncidae y Geogarypidae.

El número de géneros y de especies presentes en el país se ha elevado a 31 y 45, respectivamente. Sin embargo, a nivel específico, falta mayor investigación. “Con los datos obtenidos, se pudo establecer que este grupo está distribuido en todo el territorio colombiano”, asegura.

Con respecto a la distribución geográfica, las regiones Orinoquia, Caribe y Pacífica presentan una gran riqueza. Información que antes era desconocida, pero que refleja la amplia distribución del grupo en términos geográficos y de altitud.

“Estos pequeños arácnidos se encuentran en casi todos los ecosistemas del mundo. Habitan la hojarasca de bosques, los troncos en descomposición, bajo rocas, bajo las cortezas de árboles y en cuevas”, cuenta.

Además, dice que el estudio ha contado con un trabajo de revisiones de colecciones biológicas en Bogotá (Instituto de Ciencias Naturales, ICN) y en Villa de Leyva (Instituto Alexander von Humboldt), con el fin de identificar el material de pseudoescorpiones depositados en dichos lugares. “Adicionalmente, se han llevado a cabo colectas focalizadas en diferentes regiones del país”, señala.


Características de los “falsos escorpiones”


Según el investigador, estos animales presentan características típicas de un arácnido, como los quelíceros y pedipalpos (apéndices anteriores, generalmente utilizados para agarrar el alimento), cuatro pares de patas caminadoras y dos regiones corporales diferenciadas (el cefalotórax y el abdomen).

Asimismo, explica que se distinguen de los otros diez órdenes de arácnidos (arañas, escorpiones, ácaros, opiliones o arañas patonas, solifugos o arañas sol, uropigidos o vinagrillos, amblipigidos o arañas látigo, esquizoides, ricinúleos y palpígrados) por poseer glándulas productoras de seda en los quelíceros, glándulas de veneno en las pinzas de los pedipalpos, no poseer ojos medios y su reducido tamaño (0,8-12 mm).

Finalmente, dice que es poco lo que se ha estudiado sobre su papel en los ecosistemas. Sin embargo, podrían cumplir funciones de control de la micro- y mesofauna del suelo.

También se han encontrado algunas especies de “falsos escorpiones” que habitan en librerías y bibliotecas, en donde se alimentan de psocopteros y pececitos de plata, plagas comunes en dichos sitios.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.