text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Universidad Nacional establece proyecto para preservar palma del Caribe colombiano

      
El estudio se realizó en conjunto con los habitantes de Chimichagua (Cesar) y El Banco (Magdalena) Fuente: Gloria Galeano
El estudio se realizó en conjunto con los habitantes de Chimichagua (Cesar) y El Banco (Magdalena) Fuente: Gloria Galeano
El Grupo de Investigación en Palmas Silvestres Neotropicales del Instituto de Ciencias Naturales (ICN)de laUniversidad Nacional de Colombia, en el que se encuentran los investigadores Néstor García, Gloria Galeano y Rodrigo Bernal, adelantó una investigación para generar lineamientos de uso sostenible y preservación a partir de las prácticas tradicionales para el manejo de la palma.


“La palma estera se considera en peligro de extinción en Colombia. Por lo tanto, es muy importante la conservación de los bosques que rodean las cañadas donde todavía crece”, manifiestan los investigadores.


El estudio se realizó en conjunto con los habitantes de Chimichagua (Cesar) y El Banco (Magdalena). “Se ha comprobado que allí las poblaciones naturales de la palma estera pueden regenerarse y crecer adecuadamente; por eso es necesario que la comunidad conozca las principales recomendaciones para una cosecha sostenible y un manejo agroforestal sano”.
 
 
Con apoyo de la Unión Europea y Colciencias, el grupo del ICN elaboró una cartilla como herramienta didáctica para las comunidades que usan la palma estera. Con el documento, las comunidades locales contarán con la información necesaria para el manejo apropiado de la especie.

Sostenibilidad

De acuerdo con los investigadores, “la sostenibilidad puede definirse como el uso adecuado y respetuoso de los recursos que nos brinda la naturaleza, de tal manera que los podamos aprovechar hoy y que las futuras generaciones también los puedan usar”.

La fibra de la palma estera es utilizada en la elaboración de artesanías, una actividad económica y cultural del Caribe.

“El uso más reconocido de esta planta es la elaboración de esteras con la fibra que se obtiene de sus cogollos. Con las venas de las hojas que sobran del procesamiento se elaboran escobas y, ocasionalmente, se consumen sus frutos”.

Para hacer un aprovechamiento sostenible (obtener la fibra sin deteriorar la planta) se deben localizar las palmas apropiadas para la cosecha de los cogollos, de los cuales se obtiene el material.


“Las palmas se reconocen porque son grandes y robustas; los cogollos adecuados para cosechar deben medir más de 2,5 metros de largo, las puntas deben estar abriéndose y sus foliolos deben ser de color amarillo”.


Es importante tener en cuenta que la palma estera produce un cogollo nuevo cada cuatro meses, “por lo que se puede cosechar de cada palma un cogollo o máximo dos en el año, teniendo cuidado de nunca cosechar dos cogollos seguidos”.

Agroforestería

La agroforestería es la siembra intencional de árboles y palmas mezclados con otros cultivos como la yuca, el plátano o el ñame.

Para conseguirlo, entre otras acciones, se hace una propagación de las semillas que requiere, primero, buscar plantas adultas. “Se busca una palma estera que tenga racimos de frutos maduros y se recolectan; se les quita la cáscara, la pulpa, se extraen las semillas y se dispone para la siembra”.

Las semillas de la palma de estera sirven de alimento para los animales del bosque y estos se convierten en sembradores porque “las entierran para comérselas dejando algunas que con el tiempo pueden germinar y producir una nueva palma”.

Datos

El origen del oficio de tejer esteras con la fibra de palma se remonta a los indígenas Chimilas que habitaban la región Caribe

La palma estera tiene un solo tallo, generalmente subterráneo o algunas veces aéreo, hasta de tres metros de alto y veinte centímetros de diámetro. Toda la palma está cubierta de abundantes espinas pardo-oscuras a negras.

“Esta especie es una palma que solo crece en Colombia: en los bosques húmedos a medianamente secos de tierras bajas, en la cuenca del río Magdalena desde Mariquita (Tolima) hasta Cesar y Sucre, a través de Córdoba hasta Urabá y el extremo norte de la Costa Pacífica, a unos siete kilómetros de la frontera con Panamá”.

Con la fibra que se extrae de la palma estera se elaboran las famosas “esteras” que cientos de colombianos usan.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.