text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Jóvenes colombianas apuestan a la innovación social en medio ambiente y salud

      

Las dos jóvenes representaron a Colombia en el Gran Foro de Innovación Social de la Juventud Andina (Ecuador), organizado por Bayer en alianza con Yachay, “la Ciudad del Conocimiento”.

 

 

Lee también
» Colombia camina por la senda de la innovación social
» Dos estudiantes colombianos podrán representar al país en un foro de innovación social

 

 

Ambas participaron en la convocatoria Bayer Young Community Innovators (BYCI), que impulsa a los jóvenes a dar respuesta a las necesidades más esenciales de la población en Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.

 

Luz Aida Perilla y Laura Mejía son las dos ganadoras de la convocatoria Bayer Young Community Innovators (BYCI) o Innovadores Sociales Juveniles, iniciativa que convocó a jóvenes universitarios de todos los lugares de Colombia para que presentaran ideas y proyectos de innovación social basados en el concepto “ciencia para una vida mejor”.

 

En total participaron 150 proyectos de los cuales 9 fueron seleccionados como finalistas por un destacado jurado interinstitucional y multidisciplinario compuesto por el programa presidencial Colombia Joven, la Asociación Colombiana de Universidades (ASCUN) y la Corporación Ambiental Empresarial (CAEM).

 

Luz Aida Perilla, estudiante de la Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca y Laura Viviana Mejía Miranda de la Universidad Santo Tomás Bucaramanga fueron seleccionadas como las ganadoras de la convocatoria por sus proyectos: huertas urbanas en Usme (Bogotá) y un software para diagnosticar problemas visuales en niños.

 

 

Primer puesto:Luz Aida Perilla Jiménez, la amiga de las huertas

 

Luz Aida se define como una joven alegre de 23 años, apasionada por el cine, la lectura y el trabajo social, pregrado que cursa actualmente en la Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca y escenario donde afianza día a día su compromiso con las comunidades y el cuidado del medio ambiente.

 

El amor de Luz Aida por la naturaleza inició gracias al legado de sus abuelos provenientes del campo. Ellos inculcaron en Luz, valores medio ambientales según lo explica la joven: “vengo de una familia de materos, esto significa que nos encantan las plantas. Además,  mi hermano Adolfo estudió Gestión Medio Ambiental y junto a él comenzó mi pasión por el cuidado de la naturaleza”.

 

De esta manera es que Luz Aida se motivó a dar vida a la iniciativa ganadora de la convocatoria de Bayer junto a la Asociación de Jóvenes en Movimiento, grupo del cual hace parte. Su proyecto busca la construcción colectiva de aulas ambientales a través de la elaboración de dos huertas urbanas en la localidad de San Cristóbal de Bogotá. Dichas soluciones serán construidas por jóvenes en tres líneas básicas: la sostenibilidad ambiental,  recuperación de espacios urbanos y el intercambio de saberes intergeneracionales.

 

“Todo surge por las prácticas académicas que realicé en el jardín botánico, allí conocí cómo las huertas pueden beneficiar a las comunidades aumentando su calidad de vida”. Esto afirma Luz Aida al asegurar, “mi proyecto crea un espacio de construcción colectivo entre diferentes culturas y generaciones, además, considero que trabajar en las huertas urbanas permite preservar el medio ambiente y la seguridad alimentaria de las comunidades, e inclusive,  podría alejar a los jóvenes de problemas como la delincuencia y las drogas.”

 

La ejecución del plan de Huertas sociales se lleva a cabo mediante algo que Luz Aida denomina “prácticas amigables”, definido como la invitación a los jóvenes para trabajar de manera colectiva para educar a las poblaciones sobre las problemáticas ambientales actuales.

 

“La ciudad es comúnmente vista como un escenario ajeno a la producción agrícola, olvidando que es ella la gran despensa de alimentos y el escenario de mayor consumo en el territorio nacional. En la localidad de San Cristóbal las situaciones de marginalidad y pobreza son evidentes, es por ello que las huertas urbanas se presentan como herramienta para dar sentido a espacios urbanos perdidos, aportando a la cohesión social del barrio al poner en marcha proyectos colectivos e integradores, que no solo contribuyan de forma social sino también económica a dicho espacio”, asegura Luz Aida.

 

Según Luz, trabajar en el proyecto de las huertas le permite identificar cómo personas de diferentes edades y estratos, se unen en pro del medio ambiente sin esperar alguna retribución adicional al bienestar de la naturaleza. ”Ver a personas de mi edad sembrando y arreglando la tierra me permite saber que no soy la única con el sueño de preservar nuestro entorno”

 

El programa de Huertas Sociales obtuvo el primer lugar en la convocatoria de Bayer,  entidad que otorgará 10 millones de pesos para impulsar su ejecución.

 

 

 

Segundo puesto:Laura Viviana Mejía, la geek de la salud visual

 

A sus 22 años Laura Viviana, mujer universitaria proveniente de Lebrija Santander obtuvo el segundo puesto de la convocatoria de Bayer por el diseño de un software pre-diagnóstico de alteraciones visuales en niños.

 

Laura cursa último semestre de optometría de la Universidad Santo Tomás Bucaramanga y actualmente realiza sus prácticas profesionales en la ciudad de Cartagena. En los ratos libres le gusta ver series y documentales de salud puesto que se describe como una apasionada por la  investigación.

 

“Mis dos hermanos son ingenieros químicos y crecer con ellos me acercó a la investigación, además, mis padres siempre apoyan las iniciativas académicas que surgen en el hogar” esto afirmó Laura al hablar sobre cómo inició el diseño del software “Una tarde de domingo, mi cuñada docente me contó cuales eran las dificultades que tenían las instituciones educativas para identificar problemas visuales en niños y  de ahí surgió mi curiosidad por trabajar el tema, luego me apoyé de un ingeniero de sistemas y mis familiares me ayudaron a financiar toda esta tarea”

 

Laura pretende beneficiar a todos los niños que se encuentran entre los 3 y los 12 años de edad y que viven en precarias condiciones. Esto con el fin de darles un pre-diagnóstico que les permita encontrar alteraciones en su condición visual. La idea es que con el software la población infantil cuente con la opción de desarrollar sus actividades académicas  de forma íntegra dentro de sus instituciones educativas.

 

“El software es importante para los niños con discapacidad y para la prevención de futuras enfermedades. Con esta idea, la población infantil podría desarrollar sus actividades académicas de una mejor manera.”  aseguró Laura Mejía.

 

Laura tiene el objetivo de evitar las discapacidades visuales en los niños por causas que pueden ser prevenibles gracias a su proyecto. “Ser finalista de la convocatoria de Bayer me abrió las puertas para ser invitada a varios foros en importantes universidades de Cartagena  y ahora trabajaré  para lograr aliarme con la secretarias de salud y educación de la región para poder implementar mi proyecto en todas las regiones de Colombia” mencionó Laura Mejía.

 

Tanto Laura como Luz Aída representaron a Colombia en el Gran Foro de Innovación Social de la Juventud Andina (Ecuador), organizado por Bayer en alianza con Yachay, “la Ciudad del conocimiento”. Allí presentaron sus proyectos frente a otros líderes juveniles de países de Latinoamérica como Venezuela, Ecuador y Perú. 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.