text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Colombianos estudian la evolución del color de los colibríes

      

Científicos del Instituto de Biología de la  Universidad de Antioquia decidieron estudiar a qué se debe el tamaño y la vistosidad exagerada de las colas de muchas aves  dado que estos rasgos las convierten en  presas fáciles para los depredadores. Para ello, se detuvieron a estudiar el color del plumaje del grupo Coeligena dada su riqueza en cuanto a coloraciones y ornamentos en su plumaje.

 

Lee también
» ONU crea Fondo Verde para detener el deterioro ambiental
» Educación: vital para enfrentar el calentamiento global

 

De acuerdo con el profesor de ese centro de estudios, Nicolás Jaramillo, es la selección sexual la responsable de las aves cuenten con esos ornamentos, colores, formas, comportamientos y fisiología. Dijo que es muy común que sean las hembras las que exhiban estos elementos dado que son considerados "buenos genes" o simplemente pueden auto-reforzarse en las generaciones sucesivas. De todos modos, estas características no serían las únicas de gran importancia ya que otro elemento es también vital para la selección sexual. Se trata de la iridiscencia, un  fenómeno visual que consiste en que ciertos colores se vean de forma distinta dependiendo del ángulo en que se esté mirando.

 

Los colibríes “llegaron a tener una forma de controlar muy bien a quién dirigen el color y a quién no. Si mi pluma es como si fuera un espejo, si yo no quiero que veas mi color, muevo las plumas y tú ya no ves que soy verde. La mayoría de veces uno ve los colibríes en verde o negro, pero no les ve el morado o azul brillante. Los ve en un ángulo y en un momento específico”, explicó Parra, el docente a cargo del estudio.

 

Estos elementos permitieron concluir al investigador Juan Luis Parra que la selección sexual puede promover la variación entre poblaciones de una misma especie, pero son inconsistentes con la hipótesis de que estas diferencias en ciertos rasgos sexuales son las que distinguen especies estrechamente relacionadas. Es decir, que a pesar de lo que sostiene la teoría darwiniana, se encontró que -para este grupo de colibríes- ésta solo opera en ciertos niveles de organización biológica, pero otros mecanismos (como el aislamiento geográfico, por ejemplo) pueden cumplir un rol más importante al que se creía anteriormente.

 

“A nivel de poblaciones dentro de una misma especie puede que la selección sexual esté generando diversidad en esas señales de comunicación pero no necesariamente eso quiere decir que sea lo que determine las especies”, puntualizó el investigador.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.