text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Universidad de los Andes: arqueólogos revelan secretos de la población muisca

      
Fuente: Universia

Un grupo de investigadores de la Universidad de los Andes, liderados por el antropólogo y Vicerrector de asuntos académicos Carl Langebaek, están sometiendo a estudio en un laboratorio la información genética de 743 esqueletos encontrados hace siete años en Tibanica, una zona de interés arqueológico localizada al suroeste de Bogotá. Este análisis ha arrojado interesantes datos sobre el estilo de vida, cultura y organización de la población muisca.  

 

Los huesos encontrados estaban allí antes de que los españoles pisaran suelo americano, hace más de 500 años. Aunque el material genético alojado en ellos está dañado, ha permitido a los científicos comprender cómo se organizaba esta sociedad, y contrastar esta información con la que se manejaba popularmente a partir de relatos de cronistas españoles y estudios de restos de cerámica y fauna.

 

 

Principales descubrimientos

 

Uno de los hallazgos recientes que se consideran contrarios a la creencia popular, es que el sistema de jerarquías de la sociedad muisca no estaba tan determinado por la sangre. En tanto las crónicas españolas asumían que las élites dominaban al resto y el poder se heredaba de generación en generación, la presente investigación muestra, con bases arqueológicas y bioantropológicas, que en la sociedad muisca había indicios de equidad y meritocracia.

 

Tal como Langebaek explica a  BBC mundo, “en la sociedad muisca sí existían jerarquías, había individuos enterrados con ajuares muchos más ricos que los demás y, en algunos casos, los individuos enterrados con los ajuares más ricos son al mismo tiempo los que tenían una dieta más completa".

 

Sin embargo, al cruzar la información genética de los individuos entre sí, se encontró que la posesión de riquezas o la mejor nutrición no guardaban relación directa con el parentesco o linaje. Hasta la fecha se ha establecido el parentesco de 66 individuos.

 

 

Sociedad pacífica

 

Mediante el estudio de sus huesos y dientes, ha sido posible determinar distintas enfermedades que sufría esta población, así como su dieta (a base de maíz y papa) y las principales causas de muerte.

 

Por más que se encuentran patologías que afectan a gran parte de la población, los científicos opinan que los niveles de enfermedad y problemas de nutrición no estaban evidentemente vinculados a diferencias sociales. En cuanto a muertes violentas, se hallaron muy pocos casos probables, por lo que parece que la violencia no era un rasgo característico de esta población indígena.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.