text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

10 cosas para hacer si odias tu trabajo

      
Fuente: Universia

Si no estás conforme con tu trabajo, existen ciertos pasos que puedes seguir para mejorar tu situación antes de presentar una renuncia definitiva y encontrarte sin empleo o en un escenario aún peor. Conócelos a continuación.

 

Lee también
» Conoce las competencias más buscadas por las empresas para el 2015
» Las empresas no ven con buenos ojos a los que trabajan en exceso 

 

1. Realiza una autoevaluación

Antes de tomar cualquier decisión, lo mejor es preguntarse a uno mismo lo siguiente: ¿Por qué odio mi trabajo? ¿Es un sentimiento reciente o en realidad nunca me ha gustado? Además cuestiónate qué es exactamente lo que te hace sentir incómodo: ¿son tus colegas, las tareas, la cultura organizacional? Elabora una lista de los pros y contras de tu puesto y determina si existen maneras posibles de modificar tu situación dentro de la misma empresa o si es momento de buscar otro trabajo. De cualquier manera, haz lo posible por no marcharte de la organización hasta tener otro empleo asegurado.

 

2. Descubre si el problema es el trabajo o tú mismo

Luego de llevar a cabo la autoevaluación, quizás puedas darte cuenta de si lo que te provoca insatisfacción tiene que ver contigo o con el trabajo. Por ejemplo, si cambias de empleo para disminuir el estrés, podría suceder que te ocurra lo mismo en el trabajo siguiente porque ser una persona propensa a sufrirlo. Si eres infeliz en tu trabajo porque eres infeliz en la vida, la solución podría encontrarse buscando ayuda fuera de la oficina.

 

3. Habla con tu supervisor

Si no estás conforme con el horario, remuneración, o las tareas que te son asignadas, deberías conversarlo con tu superior. Podrían encontrarse maneras de mejorar la situación que quizás nunca te hubieras imaginado.

 

4. No renuncies inmediatamente

Si tu empleo actual ofrece una remuneración aceptable y la situación no es intolerable, considera no irte de inmediato. Recuerda que “el césped no siempre crece más verde al otro lado de la cerca”, por lo que antes de presentar tu renuncia deberías investigar el mercado laboral y así asegurarte de estar lo suficientemente preparado para realizar cambios drásticos.

 

5. Cambia tu actitud

Si tuviste una mala experiencia en el trabajo que dejó un gusto amargo, trata de seguir adelante. Mantén una actitud positiva y concéntrate en los aspectos de tu trabajo que te resultan disfrutables. Si no puedes encontrar ninguno, es momento de que consideres empezar a enviar hojas de vida.

 

6. Mantén tu profesionalismo

Aunque tu intención sea renunciar más temprano que tarde, continúa haciendo tu trabajo de la mejor manera. De esta forma, en el momento que decidas irte, estarás en posición de solicitar buenas referencias. A su vez, en caso de que decidas quedarte, no tendrás que avergonzarte por tu comportamiento previo: recuerda que nunca siempre es conveniente tender puentes, sin importar lo desconforme que estés con tu trabajo o tu jefe.

 

7. Fíjate objetivos laborales

Plantéate cómo te gustaría estar laboralmente dentro de cinco años, y luego pregúntate si tu trabajo actual te posiciona en la dirección correcta para alcanzar tus objetivos. En caso de que no lo esté haciendo, trata de descubrir qué podrías hacer al respecto, cómo podrías estar mejor orientado hacia tus metas profesionales. Una vez que sepas qué es lo que quieres y a dónde quieres llegar, será más fácil saber si estás en el camino correcto.

 

8. Busca nuevas oportunidades dentro de tu empresa

Investiga acerca de otras oportunidades que puedan existir dentro de tu empresa, como formar parte de un nuevo comité, proyecto o iniciativa. Ofrécete para asistir a alguien que admires o que pueda orientarte. Involucrarte en actividades que te motiven podría hacer de tu trabajo una experiencia más disfrutable.

 

9. No te desquites con los demás

No maltrates a tus clientes o colegas porque estás infeliz con tu trabajo, y aléjate de los chismes o las quejas por detrás de sus espaldas. Una cosa es discutir con tus colegas lo que te tiene desconforme, pero otra muy distinta es faltarles el respeto.

 

10. Cambia de trabajo sin cambiar de empresa

Si estás contento con la organización en la que trabajas pero no con tu cargo o tu supervisor, considera solicitar una transferencia o un cambio de puesto que se adapte mejor a tus objetivos o necesidades.  


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.