text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Los 7 errores más comunes al aprender un nuevo idioma

      

Equivocarse de palabra en una oración, conjugar mal un verbo o pronunciar de manera incorrecta son errores que comete toda persona que comienza a hablar un nuevo idioma. Según Benny Lewis, políglota y creador del blog Fluent in 3 Months, en el que ofrece tips y técnicas de aprendizaje de lenguas, estos errores son normales y hasta deseables, ya que reconocerlos permite seguir avanzando y mejorando. Sin embargo, existen otros errores que sí obstaculizan el camino hacia la fluidez en el idioma que quieres dominar. A continuación, te compartimos cuáles son:

 

Lee también
» Descubre cómo utilizar Skype para aprender un nuevo idioma
» 10 consejos de un políglota para aprender idiomas con rapidez 

 

1. Tener miedo a equivocarse

Cometer errores es inherente a cualquier proceso de aprendizaje, en especial cuando se trata de hablar un nuevo idioma. Por ende, tratar de evitar a toda costa las equivocaciones, o castigarse por ellas, es inútil y contraproducente, ya que si no te animas a hablar por miedo a no hacerlo perfectamente, jamás podrás dominar la lengua.

Como manera de enfrentar este miedo, Lewis propone un cambio de mentalidad: aprender a “amar tus errores”. Registra los errores que has cometido en el día y qué has aprendido de ellos, de forma de mejorar la próxima vez. Eventualmente, dejarás de sentir estrés y remordimiento ante los errores y los empezarás a verlos como oportunidades de aprendizaje.

 

2. Pensar que nunca se alcanzará una buena pronunciación

Lewis reconoce que es muy fácil sentirse abrumado al reconocer la cantidad de sonidos distintos a los de nuestra lengua nativa, que nos pueden resultar extraños e inabarcables.

Por esta razón, recomienda identificar las reglas fonéticas del nuevo idioma que te dan más trabajo. Luego, elabora una lista de palabras que sean relevantes para ti y trata de pronunciarlas. Compara tu forma de enunciarlas con grabaciones de estas palabras pronunciadas por hablantes nativos en diccionarios de pronunciación como Forvo. Repite este proceso una y otra vez hasta que tu mente y tus músculos se acostumbren a crear estos nuevos sonidos.

 

3. Paralizarse ante las dificultades de gramática

Seguramente el lenguaje que estés aprendiendo te traerá dificultades a nivel de gramática. Sin embargo, también existirán aspectos de la gramática que te resultarán menos complicados.  

Para el políglota irlandés, es importante identificar estos puntos difíciles de la gramática e intentar simplificarlos, generar “atajos” para la comprensión de estas estructuras. Por otro lado, debes aprender a disfrutar de aquellos aspectos de la lengua que son más sencillos. Lewis nombra, a modo de ejemplo, que en el idioma chino no se deben conjugar los verbos.

 

4. Aprender el vocabulario incorrecto

Uno de los errores más comunes a nivel principiante es enfocarse en aprender palabras que no son las más relevantes para mantener una conversación real en la vida diaria. Lewis sugiere, en lugar de tratar de memorizar palabras que probablemente nunca utilices, dedicarte a aquellas expresiones y palabras que de hecho sean relevantes para ti (tus hobbies, miembros de la familia, ocupación, alimentos, etc.). Esto hará que recordarlas y mantener una charla con ellas sea mucho más sencillo.

 

5. Creer que la inmersión cultural solo se logra con viajar al extranjero

Muchas personas están convencidas de que para realmente entrar en contacto con un idioma es imprescindible pasar unos meses viviendo en otro país. No obstante, con la ayuda de las herramientas que ofrece Internet, este no es el caso.

Se trata, en cambio, de modificar tu rutina diaria para que se produzca una exposición a este idioma, ya sea a través de películas, música, radio, series de tv, audiolibros o aplicaciones. Además, puedes establecer conversaciones con nativos a través de Skype y cambiar el idioma de aplicaciones como Facebook o Twitter para continuar sumergiéndote en la nueva lengua.

 

6. Frustrarse al escuchar hablar a los nativos

Es muy probable que al empezar a hablar una lengua te estremezcas ante la velocidad con la que hablan los nativos, por más que puedas entender el lenguaje escrito.

En lugar de sucumbir a la frustración, Lewis sugiere entrenar el oído para asociar los sonidos del lenguaje con su forma escrita, algo que se logra solo con práctica. Mirar películas o series con subtítulos en la lengua que estás aprendiendo y luego verlas otra vez sin subtítulos es una estrategia que recomienda.

 

7. Creer que el estudio es lo esencial

A la hora de aprender a dominar una lengua, el políglota irlandés recomienda estudiar menos en lugar de más. Esto se debe a que aprender un nuevo idioma no se trata de adquirir conocimientos, sino de conseguir una nueva habilidad de comunicación. Para mejorar una habilidad, es más necesario el uso y la práctica en la conversación que el sentarse a estudiar por largas horas.

En lugar de enterrar tu cabeza en los libros, lo mejor es entablar conversaciones con hablantes nativos y así adquirir más soltura a nivel oral y escrito.

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.