text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Conoce la tendencia del “talento disruptivo”

      

Los “talentos disruptivos” se caracterizan por un desapego a las normas convencionales y una fuerte personalidad que contribuye al éxito de la empresa. Son brillantes, pero un poco molestos. Según informó la cadena BBC, contratar a este tipo de profesionales se ha convertido en una de las últimas tendencias en el mundo laboral. Te invitamos a conocer por qué.  

 

Lee también
» 10 errores que pueden dañar la relación con tu jefe

 

El término “disruptivo” refiere a aquello que causa una ruptura abrupta con el status quo. En el ambiente laboral, los empleados disruptivos son aquellos que piensan de una manera que juega con los límites de lo convencional, por lo que demuestran una gran capacidad para la generación de ideas innovadoras. Sin embargo, esta cualidad también puede ser acompañada de una personalidad “difícil”, que incomoda al resto del personal y crea un ambiente de tensión.

Expertos de la consultora británica OE Cam llevaron a cabo un estudio en el que pidieron a varios directores de empresas que hicieran una lista de las personas más talentosas a su cargo, así como otra lista de los empleados más disruptivos. No se sorprendieron al ver que la mayoría de los nombres de ambas listas coincidían.

Esta capacidad para visualizar oportunidades de negocio y añadir valor a la organización está relacionada con su falta de respeto por las reglas. Por este motivo, las compañías están cada vez más propensas a contratar personas que otrora podrían haber sido rechazadas por su actitud desafiante.

 

¿Cómo lidiar con ellos?

Según comentó a la BBC Richard Branson, dueño de la aerolínea Virgin y uno de los emprendedores más exitosos del mundo, él mismo se considera un “talento disruptivo”. El magnate expresó que si trabajara para un jefe, este “tendría que ser amable conmigo, cuidarme, respetarme. Porque, si no, yo podría crear mi propio negocio, y mi compañía quizás termine compitiendo con la suya".

Para Helen Pybus, de OE Cam, la gerencia solo debería mantener y adaptarse a empleados de esta clase solamente si su comportamiento tuviera como fin “la búsqueda de la excelencia”. Para ello, deben realizar pruebas psicométricas y chequear a fondo su historial laboral, de manera de comprobar que se trata de un talento valioso para la empresa y no simplemente una persona insolente.

Igualmente, contratar a estas personas sigue siendo un riesgo, aunque los beneficios pueden ser inmensos.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.