text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Hoja de vida: redacción, errores a evitar y ejemplos

      
Hoja de vida: redacción, errores a evitar y ejemplos
Hoja de vida: redacción, errores a evitar y ejemplos  |  Fuente: iStock
  • Un buen currículum vitae es imprescindible a la hora de buscar empleo.
  • Los reclutadores se fijarán en tu hoja de vida y te citarán para una entrevista si cuidas todos los detalles.
  • Tener conocimientos informáticos es esencial en la era digital para optar a un buen puesto de trabajo.

Aunque la hoja de vida no lo es todo a la hora de conseguir un trabajo, sí representa la primera impresión que causas en un potencial empleador, por lo que es importante saber qué incluir en ella y qué no.

Cómo hacer una hoja de vida: datos mínimos

Quienes quieren saber cómo hacer una hoja de vida en Colombia suelen recurrir a dos fuentes:

  • La Norma Técnica Colombiana NTC4228.
  • Las reglas publicadas por el ICONTEC.

Tras consultar esta información, se concluye que, aunque en la práctica existen diferentes ejemplos de hoja de vida, todos deben incluir unos datos de partida, como los siguientes:

  • Nombre y apellidos del autor.
  • Edad y fecha de nacimiento.                 
  • Dirección postal.
  • Teléfono (también el número celular) e email.
  • Formación académica oficial y cursos de extensión.
  • Experiencia profesional, solo la relevante.
  • Idiomas y manejo de programas.

Una hoja de vida atractiva también indica que se pueden aportar referencias según solicitud. Además, teniendo en cuenta que la brevedad y concisión son una virtud, se aconseja no acompañarla de carta de presentación, aunque siempre puedes añadir un enlace a tu blog personal.

¿Qué habilidades reflejan mejor el perfil profesional para una hoja de vida?

Al detallar tus destrezas y competencias personales, debes asegurarte incluir habilidades que sean relevantes para la empresa y te distingan del resto de los interesados en el puesto. Para orientarte, te compartimos una lista de las 7 competencias que no pueden faltar en el perfil profesional para una hoja de vida:

Encuentra las mejores ofertas de empleo

Más info

1. Trabajo en equipo

Si el puesto que deseas obtener requiere trabajar en proyectos comunes a varios empleados, la empresa necesita asegurarse de que estás abierto a escuchar distintas ideas y a recibir críticas constructivas en beneficio de los objetivos de la organización.

2. Comunicación interpersonal

Saber comunicarte con los demás, tanto de manera interna como externa a la empresa, es esencial para casi cualquier trabajo. Lidiar con clientes, empleados y superiores de manera correcta es una habilidad que no todo el mundo posee.

3. Liderazgo

Aunque el puesto al que te postulas no corresponda a un cargo de liderazgo, esta capacidad no deja de ser deseable para los empleadores. Es importante remarcar que sabes tomar decisiones, resolver problemas y motivar a otros de manera efectiva.

4. Organización

La mayoría de los trabajos exigen que el empleado cumpla una variedad de tareas que debe priorizar de acuerdo a su importancia. Saber administrar el tiempo y organizar las tareas en consecuencia te presentará como un empleado confiable y eficiente.

5. Análisis

Poseer una buena capacidad de análisis de los números y las estadísticas es esencial para obtener mejores resultados de negocio.

6. Habilidades técnicas y de software

Toda la información relevante respecto a tu relación con la tecnología debe estar incluida en tu hoja de vida, ya que los empleadores son cada vez más exigentes en este aspecto. Aunque no es necesario que indiques que sabes “Navegar por Internet” o utilizar Microsoft Word, sí debes incluir el manejo de otros programas informáticos, ya que esto demostrará que sabes desenvolverte en el ámbito digital y tecnológico.

7. Expresión escrita

Aunque no tengas intención de postularte a un trabajo directamente relacionado con la escritura, saber expresarte de forma escrita es una virtud extremadamente importante. Esta habilidad debe ser demostrada de forma implícita en tu hoja de vida, asegurándote de que cada línea carezca de errores sintácticos u ortográficos.

¡Lo que debes evitar!

Bajo ningún concepto te describas a ti mismo como “hábil”, “detallista”, “inteligente” o “creativo”. Estas son palabras que quieres que otros digan sobre tu persona, pero si tú mismo las incluyes en tu hoja de vida resultarán demasiado genéricas y hasta vacías de significado. Otros fallos que pueden restar valor a tu hoja de vida son los datos desactualizados, mencionar tus hobbies o el acompañarla de una fotografía, cuando incluir imagen no sea uno de los requisitos solicitados por la empresa a la que aplicas.

Ejemplos de hojas de vida

Podría decirse que existe un tipo de hoja de vida por cada candidato. Hay hojas de vida creativas, hojas de vida más o menos completas, extensas o concisas, con gancho o más lineales… el modelo elegido refleja, en parte, la personalidad del candidato y el punto de su carrera en el que se encuentra.

A la hora de escoger el más apropiado, lo más habitual es decantarse por uno de estos tres:

  • Hoja de vida cronológica inversa: un modelo adecuado para profesionales con experiencia y una trayectoria académica con potencial para aportar valor agregado al puesto al que se aspira. Se trata de un formato lógico y ordenado en orden cronológico inverso, que permite concretar la historia profesional y principales logros del candidato por fechas, comenzando siempre por lo más recientes y terminando por los más antiguos.
  • Hoja de vida funcional. Es el tipo de hoja de vida más utilizado por quienes acceden por primera vez al mercado laboral, ya que agrupa la información por temáticas, en vez de ordenarla cronológicamente. Se centra en destacar las habilidades personales y, de esta forma, en vez de ponerse el foco en la experiencia profesional, que no es tan extensa, se hace énfasis en los logros y académicos, profesionales o de voluntariado.
  • Hoja de vida mixta. Es la opción más aconsejable para personas con una sólida formación superior (maestrías,doctorados, posgrados,especializaciones) y que, además, han acumulado ya una amplia experiencia profesional. Se trata del tipo de hoja de vida más extenso y, por ello, el más desafiante para su autor, que tendrá que conseguir mantener el interés del reclutador durante un tiempo de lectura más prolongado. ¿Has pensado mencionar tus publicaciones? ¿Tienes experiencia investigativa o docente? No te olvides de nada que sea relevante y pueda ayudarte a conseguir ese puesto directivo al que aspiras.

Por último, antes de darle al botón de imprimir, piensa en la calidad del papel, revisa los márgenes y espacios y da un último repaso a la ortografía, gramática y estilo. Asegúrate de que ese texto te represente, que cuente una historia que hable de ti al reclutador. ¿Has conseguido hacer una hoja de vida con gancho?

Descubre cómo afrontar una entrevista de trabajo

Dispara tus probabilidades de contratación con estos consejos para afrontar cualquier proceso de selección.

Descárgate el ebook y prepárate para tener éxito


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.