text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo detectar mentiras en una hoja de vida

      
<p>Existe una delgada línea entre “inflar” o adornar un poco los títulos, puestos de trabajo o habilidades en una hoja de vida y simplemente faltar a la verdad. Es bastante común, por ejemplo, que las personas busquen títulos más altisonantes ––y hasta algo graciosos–– para sus trabajos: “Distribuidor de servicios gastronómicos” en lugar de “Repartidor de pizzas” o “Asesoría y comercialización de moda” en vez de “Vendedor de ropa”. No obstante,<strong> incluir diplomas, trabajos o experiencia que en realidad no se han obtenido</strong> constituye una falta grave. Si estás buscando personal, es recomendable que estés atento a lo siguiente: </p><p> </p><p><span style=color: #ff0000;><strong>Lee también</strong></span><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=Por qué la oficina no es el mejor lugar para trabajar href=https://noticias.universia.net.co/consejos-profesionales/noticia/2015/08/06/1129414/oficina-mejor-lugar-trabajar.html>» <strong>Por qué la oficina no es el mejor lugar para trabajar</strong></a><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=7 competencias que no pueden faltar en tu hoja de vida href=https://noticias.universia.net.co/consejos-profesionales/noticia/2015/09/11/1131088/7-competencias-pueden-faltar-hoja-vida.html>» <strong>7 competencias que no pueden faltar en tu hoja de vida</strong></a>  <br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=Conoce la tendencia del “talento disruptivo” href=https://noticias.universia.net.co/consejos-profesionales/noticia/2015/07/31/1129144/conoce-tendencia-talento-disruptivo.html>» <strong>Conoce la tendencia del “talento disruptivo”</strong></a> </p><p> </p><p><strong>Diplomas falsos </strong></p><p>Si un diploma te suena a patrañas o no conoces la universidad que lo emitió, confía en tu instinto y realiza una búsqueda. Asegúrate de que el programa académico que figura en la hoja de vida esté acreditado. Si aún tienes dudas, <strong>pídele un certificado de estudios o una escolaridad al postulante. </strong></p><p> </p><p><strong>Pasados empleos</strong></p><p>Es muy probable que no conozcas a uno de los ex empleadores de quien se postula para el puesto, ya que es imposible que puedas conocer todos los negocios y empresas de Colombia y del mundo. No obstante, sí deberías investigar que de hecho exista antes de contratar a la persona.</p><p>Busca que la información que figura en la hoja de vida coincida con la realidad. Si la empresa ya no funciona, esto no quiere decir que el aplicante te esté mintiendo, pero sí debes asegurarte de que haya funcionado alguna vez.</p><p><strong> </strong></p><p><strong>Referencias profesionales</strong></p><p>Si tienes la intención de llamar a alguno de los contactos que figuran como referencias profesionales, jamás llames directamente al número de teléfono que digitó el candidato. En su lugar, llama a la compañía y pide por esta persona. De esta manera, evitarás contactarte con amigos del postulante que se hacen pasar por ex empleadores.</p><p><strong> </strong></p><p><strong>Puestos demasiado altisonantes </strong></p><p>Si uno de los puestos de trabajo del postulante te genera dudas (suena demasiado importante para su edad o educación) deberías ponerte en contacto con el ex empleador. Es preferible tomar esta precaución antes que contratar a una persona deshonesta o poco calificada para el puesto. Sin embargo, evita llamar a su actual empleador, ya que esto podría costarle el trabajo y quizás ni siquiera te estaba mintiendo.</p><p> </p><p><strong>Autoproclamaciones exageradas </strong></p><p>Frases como “La persona más joven en...”, “Líder en...” o “pionero en...” deberían alarmarte.</p><p><strong> </strong></p><p><strong>Vacíos que no son explicados </strong></p><p>Si existe una laguna o un período de tiempo vacío en la hoja de vida que el interesado no explica, es probable que haya algo que no te quiera contar. Lo mismo sucede con las afirmaciones demasiado vagas. Recuerda: es mejor descubrir una mentira ahora que luego de contratar a la persona.</p><p> </p>
Fuente: Shutterstock

Existe una delgada línea entre “inflar” o adornar un poco los títulos, puestos de trabajo o habilidades en una hoja de vida y simplemente faltar a la verdad. Es bastante común, por ejemplo, que las personas busquen títulos más altisonantes ––y hasta algo graciosos–– para sus trabajos: “Distribuidor de servicios gastronómicos” en lugar de “Repartidor de pizzas” o “Asesoría y comercialización de moda” en vez de “Vendedor de ropa”. No obstante, incluir diplomas, trabajos o experiencia que en realidad no se han obtenido constituye una falta grave. Si estás buscando personal, es recomendable que estés atento a lo siguiente: 

 

Lee también
» Por qué la oficina no es el mejor lugar para trabajar
» 7 competencias que no pueden faltar en tu hoja de vida 
» Conoce la tendencia del “talento disruptivo” 

 

Diplomas falsos

Si un diploma te suena a patrañas o no conoces la universidad que lo emitió, confía en tu instinto y realiza una búsqueda. Asegúrate de que el programa académico que figura en la hoja de vida esté acreditado. Si aún tienes dudas, pídele un certificado de estudios o una escolaridad al postulante.

 

Pasados empleos

Es muy probable que no conozcas a uno de los ex empleadores de quien se postula para el puesto, ya que es imposible que puedas conocer todos los negocios y empresas de Colombia y del mundo. No obstante, sí deberías investigar que de hecho exista antes de contratar a la persona.

Busca que la información que figura en la hoja de vida coincida con la realidad. Si la empresa ya no funciona, esto no quiere decir que el aplicante te esté mintiendo, pero sí debes asegurarte de que haya funcionado alguna vez.

 

Referencias profesionales

Si tienes la intención de llamar a alguno de los contactos que figuran como referencias profesionales, jamás llames directamente al número de teléfono que digitó el candidato. En su lugar, llama a la compañía y pide por esta persona. De esta manera, evitarás contactarte con amigos del postulante que se hacen pasar por ex empleadores.

 

Puestos demasiado altisonantes

Si uno de los puestos de trabajo del postulante te genera dudas (suena demasiado importante para su edad o educación) deberías ponerte en contacto con el ex empleador. Es preferible tomar esta precaución antes que contratar a una persona deshonesta o poco calificada para el puesto. Sin embargo, evita llamar a su actual empleador, ya que esto podría costarle el trabajo y quizás ni siquiera te estaba mintiendo.

 

Autoproclamaciones exageradas

Frases como “La persona más joven en...”, “Líder en...” o “pionero en...” deberían alarmarte.

 

Vacíos que no son explicados

Si existe una laguna o un período de tiempo vacío en la hoja de vida que el interesado no explica, es probable que haya algo que no te quiera contar. Lo mismo sucede con las afirmaciones demasiado vagas. Recuerda: es mejor descubrir una mentira ahora que luego de contratar a la persona.

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.