Noticias

3 técnicas que te ayudarán en la toma de decisiones

      
Fuente: Shutterstock

A partir de que nos levantamos por la mañana, nuestro día está plagado de decisiones. Desde las más pequeñas –“¿desayuno café o té?”, “¿tomo el bus o camino al trabajo?”­­– hasta las que pueden afectar el rumbo de tu vida o la de otros ­­–"¿invertimos en este producto o en este otro?", “¿Lo contrato o lo despido?”– el tiempo que lleva tomar estas decisiones puede consumir valioso tiempo y energía.

 

Lee también
» 3 ejercicios mentales para estimular tu creatividad
» Cómo estudiar y trabajar a la vez sin fracasar en el intento 

 

Según escribió el CEO de una compañía consultora en liderazgo, Peter Bregman, para la revista Harvard Business Review, existen ciertos métodos que puedes aplicar para ahorrarte, o por lo menos aplacar, este sufrimiento. A continuación, te compartimos sus 3 técnicas para facilitar la toma de decisiones:

 

1. Establecer hábitos para evitar las decisiones predecibles

Existen decisiones que debemos tomar todos los días, son tan predecibles que forman parte de nuestra rutina, desde qué tomarás para el almuerzo o qué ejercicios realizarás en el gimnasio. Para Bregman, establecer hábitos es una manera eficiente de reducir la fatiga que conlleva tomar estas decisiones.

Por ejemplo, si te determinas a siempre comer ensalada en el almuerzo o ir al gimnasio los lunes, miércoles y jueves, te ahorrarás unos cuantos minutos que de otra manera pasarías pensando en qué hacer. 

 

2. Emplear la técnica “si/entonces” para las decisiones impredecibles

A pesar de que el último método es muy útil para las decisiones más cotidianas, a menudo se plantean otras que resultan más impredecibles. En estas ocasiones, el experto recomienda establecer reglas para nuestra conducta a las que denomina “si/entonces”. Por ejemplo, si un colega tuyo te interrumpe constantemente mientras trabajas, plantéate lo siguiente “Si la persona me interrumpe dos veces en una hora, entonces le diré algo”.

 

3. Delimita el tiempo para las decisiones más difíciles

Lo de los hábitos y las reglas está muy bien, pero ¿qué sucede con esas decisiones realmente difíciles, que son impredecibles y no presentan una respuesta correcta? En relación a este tipo de disyuntivas, Bregman primero destaca el tiempo que las personas invierten en deliberar y considerar todos los caminos y consecuencias posibles.

En este sentido, el experto considera que lo mejor es dejar de perder tiempo: “si ambas opciones son igualmente atractivas y no existe una respuesta clara, debes admitir que no existe una manera inequívoca de proceder y simplemente decidir”. Bregman considera que el tiempo que las personas dedican a deliberar antes de tomar una decision puede significar un importante descenso en la productividad. 

Por este motivo, recomienda establecer un límite reducido de tiempo, incluso de unos minutos, para llegar a esa decisión a la que le vienes dando vueltas hace días, meses o años. Esto te permitirá terminar con la ansiedad y seguir adelante.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.