text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Síndrome del impostor: descubre qué es y cómo superarlo

      
Fuente: Shutterstock

Si al escuchar un cumplido inmediatamente sientes la necesidad de excusarte o quitarte méritos, si no entiendes cómo has conseguido el puesto que tienes o no te crees merecedor de tus logros académicos y profesionales, posiblemente sufras el “Síndrome del impostor”.


Lee también

» Conoce la técnica “Pomodoro” para hacer más en menos tiempo
» Descubre cuál es la mejor forma de despejar la mente mientras estudias 
» 3 técnicas que te ayudarán en la toma de decisiones 

La universidad estadounidense Caltech define este problema como “un conjunto de sentimientos de insuficiencia que persisten incluso ante la presencia de información que indica lo contrario”, lo que se vive a través de una constante falta de confianza en uno mismo y de “sensaciones de fraudulencia intelectual”. 

De acuerdo con este instituto –que no es ajeno a la presencia de grandes talentos– este síndrome está asociado a las personas exitosas o de grandes logros académicos, laborales o personales. En lugar de realmente creer que son talentosas, competentes o inteligentes, creen que están simplemente pretendiendo serlo. Algunos pensamientos que suelen cruzar sus mentes son: “mis colegas/compañeros/profesores se darán cuenta que no pertenezco aquí” y “cometieron un error en aceptarme aquí”. Por más que los frutos de su esfuerzo sean plenamente visibles, realmente no creen que sean merecedores de ellos, y que solo los han obtenido a costa de la buena suerte.

Algunas de las causas que Caltech atribuye a este problema están relacionadas con ciertas dinámicas familiares: “los niños pueden ser identificados o etiquetados de forma diferente por sus familias. Por ejemplo, algunas familias tienen un niño ‘inteligente’ y otro ‘sensible’ y esta percepción no cambia, sin importar lo que el niño haga”. Por este motivo, el niño que no ha sido calificado como el “inteligente” puede dudar de sí mismo a la hora de obtener buenas calificaciones.

Por otra parte, si la familia le brinda mucho apoyo a su hijo, y constantemente le remarca su inteligencia o talento, el individuo puede comenzar a “dudar de sus propias capacidades al encontrarse con desafíos a lo largo de su vida, así como a sentir la necesidad de esconder sus dificultades para no interferir con la imagen creada por su familia”.

 

Cómo superar el Síndrome del impostor:

Según expresó Aida Baida, una experta consultada por la BBC, este síndrome puede afectar la carrera profesional de quienes lo padecen, ya que sus ante sus dudas “No corren riesgos ni se atreven a pedir un ascenso porque tienen miedo de no estar a la altura, así que trabajan por debajo de su potencial".

Si te sientes identificado con este problema, sigue los pasos que recomienda Caltech a sus estudiantes:

  • Identifica esos sentimientos: sé consciente de las veces en que te sientes un impostor. Reconocer estos pensamientos o emociones es el primer paso para cambiarlos.
  • Entiende la diferencia entre tus sentimientos y la realidad: Algunas personas creen que si experimentan una sensación lo suficientemente fuerte, esta debe sí o sí estar acorde con la realidad: “si me siento muy incompetente, entonces soy incompetente”, por ejemplo. Se trata de pensamientos automáticos que realmente pueden afectar tu percepción de las cosas. Al reconocer que tus pensamientos automáticos pueden ser diferentes de lo que realmente sucede, puedes cambiar esta mentalidad por un pensamiento como “el hecho de que me sienta incompetente no quiere decir que realmente lo sea”.
  • Busca apoyo: poder discutir estas emociones con otros puede hacerte sentir menos solo y ponerte en contacto con la realidad.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.