text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

3 razones para ser más flexibles con el manejo del tiempo

      
Fuente: Shutterstock

Durante la Revolución Industrial, tener el tiempo estrictamente controlado y cumplir las tareas en el minuto preciso y con la máxima eficiencia posible era la norma. Desde esta época, los relojes se han vuelto una pieza clave de nuestra rutina y el día parece no tener horas suficientes para cumplir con todas las tareas pendientes. Frente a esta realidad, han surgido muchas técnicas que buscan optimizar la organización del tiempo para aumentar la productividad.

No obstante, aunque estas estrategias pueden ser útiles, es importante no ser demasiado estrictos con el control del tiempo, y en lugar de ello priorizar la atención que dedicamos a cada tarea. A continuación te compartimos las 3 razones para ser flexibles con el manejo del tiempo:

Lee también
» 8 hábitos que afectan tu reputación laboral
» Cómo aumentar tu creatividad  

 

1. Se reduce tu capacidad de concentración

Intentar hacer muchas cosas en poco tiempo, algo facilitado especialmente por las posibilidades que nos brindan los smartphones, hace que nuestra atención se disperse y se fragmente en pequeñas tareas, en lugar de permitirnos concentrarnos verdaderamente en la tarea.

Echar un vistazo a tu bandeja de entrada mientras conversas con tu familia no te hace más productivo, hace que no puedas prestarle la atención debida a ninguna de las dos acciones. Si intentas “maximizar” tu tiempo haciendo muchas cosas a la vez, lo más probable es que solo obtengas peores resultados. Y esto lleva al segundo punto:

 

2. Eres menos efectivo

Estar obsesionado con realizar muchas tareas en poco tiempo puede hacer que priorices lo urgente por encima de lo importante, lo inmediato por encima de lo que es más conveniente a largo plazo. Ser productivo o eficiente no se trata de haber tachado todos los items de una lista de cosas para hacer ni de finalizar el día con la bandeja de entrada limpia y ordenada. En lugar de tratar cumplir con metas absurdas, procura dedica tu atención plena a lo importante.

 

3. Acumulas más tareas

Es cierto que cuando sentimos que el tiempo apremia hacemos mucho más que lo que haríamos en caso de disponer de todo el día para realizar las tareas pendientes. No obstante, es necesario aceptar que nunca podremos hacer todo lo que tenemos o queremos hacer. Aquí está el problema: cuantas más tareas introduces en determinado tiempo, más hacemos, y al final lo único que logramos es estar más ocupados.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.