text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

7 habilidades indispensables para alcanzar un cargo gerencial

      
Fuente: Shutterstock

Alcanzar un cargo gerencial requiere de más que ser un experto en el área de trabajo o poseer sólidas capacidades de liderazgo. Para asegurarse de que todo se cumpla en tiempo en forma –y mantener un buen clima de trabajo al mismo tiempo– todo gerente debe desarrollar y mantener estas 7 habilidades:

 

Lee también 
8 habilidades que no aprendes en la universidad y son claves para el éxito
7 errores más comunes en la organización del tiempo 
8 indicios de que precisas vacaciones

 

1. Delegar de forma eficaz

Ser un experto o estar al frente de un equipo no quiere decir que debas recargarte con todas las actividades, sino todo lo contrario. Un buen gerente sabe exactamente qué tareas debe realizar y cuáles debe delegar. De esta manera, logrará que el trabajo se realice en tiempo y forma, de la manera más eficiente posible. No obstante, para poder delegar, es necesario haber conformado un equipo de confiable y eficiente previamente, lo que lleva al siguiente punto:

2. Saber elegir a las personas adecuadas

Saber seleccionar a los nuevos miembros del equipo, así como capacitarlos, es una habilidad indispensable para todo líder.

3. Motivar a los demás

Inspirar a los miembros del equipo para dar lo mejor de sí es una de las cualidades más importantes para un líder, y quizás una de las más difíciles de desarrollar. Como todas las personas nos vemos motivadas por distintas cosas, el gerente debe tomarse el tiempo necesario para conocer a cada miembro del equipo y saber cómo empoderarlo. Brindar evaluaciones periódicas puede ser una manera eficaz de motivar al equipo a dar lo mejor.

4. Entender las dinámicas de equipo y estimular el buen relacionamiento

Un buen gerente sabe cómo los equipos se conforman, operan y se relacionan de la mejor manera; y no solamente acompaña sino que apoya este proceso. Al formar un equipo, sabe cuáles son los tipos de personalidades y las habilidades que congeniarán mejor entre sí. De esta manera, logra formar un grupo humano equilibrado y eficiente, con diferentes puntos de vista que enriquezcan el trabajo.

5. Tomar decisiones

Planificar, desarrollar estrategias y resolver problemas son el pan de cada día de un gerente, quien debe estar continuamente tomando decisiones, algunas más apremiantes que otras. Es importante no ser demasiado dubitativo ni tampoco muy impulsivo a la hora de decidir.

6. Lidiar con los conflictos

El conflicto y las diferencias son inevitables en todo grupo humano, sin importar la buena fe o los esfuerzos de su líder. No obstante, es el gerente quien tiene mayor responsabilidad a la hora de lidiar con estas situaciones. Para ello, es muy importante saber ser firme y aplicar medidas disciplinarias de ser necesario, ya que no hacerlo –quizá por miedo a ofender o caer mal– puede traer consecuencias negativas para el equipo y la organización.

7. Comunicación

Comunicarse de forma efectiva es una habilidad valiosa para cualquier profesional, pero cuando se trata de alguien en un cargo gerencial, se convierte en algo crítico. Un buen gerente debe saber transmitirle a su equipo el conocimiento, las expectativas y las novedades de la organización de la manera más transparente, clara y actualizada posible. Además, debe saber escuchar y mediar entre dos partes para facilitar el proceso de trabajo.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.