Noticias

Consejos para prevenir el sueño en el trabajo

      

A todos nos pasa: la mañana viene bien, pero una vez que terminamos de almorzar nos sentimos pesados y poco eficientes. Los ojos se empiezan a cerrar y hasta las tareas más sencillas se convierten en una carga. ¿Te sientes identificado? En esta nota te acercamos unos consejos para evitar esta situación:

 

Lee también
7 tips para eliminar las distracciones

 

1. Desayuna bien

Desayunar de forma saludable no es solo uno de los mejores favores que le puedes hacer a tu cuerpo, sino que también te ayudará a estar más alerta a lo largo del día. Esto no quiere decir atiborrarte de cereales azucarados, sino ingerir sustancias que aseguren que la energía se mantendrá a lo largo del día: carbohidratos complejos y proteínas son tu mejor opción.

2. Almuerza ligero

Este quizás sea el punto más importante: comer pesado en el almuerzo hará que no puedas rendir el 100% hasta entrada la tarde. No obstante, comer ligero también implica llegar al almuerzo sin estar muriéndote de hambre, por lo que volvemos a la cuestión de la importancia del desayuno. Además, es importante contar con snacks saludables para controlar el apetito a lo largo del día.

3. Bebe mucha agua

Mantenerte hidratado te ayudará a mantener tu cuerpo funcionando adecuadamente, lo que puede prevenir la fatiga y el cansancio excesivo. Si tomar agua sola te resulta insulso, prueba añadirle limón, menta, pepino o saborizarla de otras maneras naturales.

4. Escucha música

Si tu trabajo lo permite, escuchar música o la radio te será de gran utilidad para prevenir una siesta involuntaria.

5. Toma aire

Dar una vuelta por la manzana, aunque sea con la excusa de ir a comprar algo, es una excelente estrategia para combatir el sueño, ya que el aire fresco y el movimiento te dará una dosis de vitalidad. 

7. Aléjate del azúcar

Consumir golosinas o gaseosas azucaradas provoca un subidón de energía instantáneo y plancentero, pero este siempre vendrá seguido por un descenso abrupto y estrepitoso. Por esto, los alimentos como el pan integral, el yogurt, las frutas y el queso magro, alimentos con carbohidratos complejos y proteínas, son tus mejores aliados.

8. Regálate una dosis de cafeína

A veces es el sueño es tal que una alimentación saludable no basta. Una buena dosis de café te permitirá mantenerte alerta en una situación desesperada, pero procura que no se convierta en un hábito excesivo, ya que puedes volverte dependiente y simplemente no funcionar sin esta bebida.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.